Javier Molowny: "Sería deseable que todos los trámites se agilicen y que la burocracia sea facilitadora"

No cabe duda que el sector de la construcción se enfrenta a nuevos retos del futuro. La preocupación por el medioambiente, la aplicación de las tecnologías llevadas a las obras y las preferencias de los clientes en cuanto al uso de los espacios hacen que los estudios de arquitectura se enfrenten a grandes desafíos. ¿Y sobre la ya conocida  lenta burocracia? El arquitecto Javier Molowly reconoce que la Administración debería tener más celeridad, algo que las patronales del sector de la construcción en Canarias han alertado en muchas ocasiones sin respuestas a corto plazo. 
El mayor hándicap es, sin duda, la lenta burocracia que frena los tiempos y lleva en muchas ocasiones al desánimo del inversor inmobiliario. 
Nuestro entrevistado es socio de Makin Molowny Portela y además fundador de Arquideas, una plataforma que aglutina los mejores concursos de arquitectura para estudiantes y jóvenes arquitectos a nivel internacional. 
Makin Molowny Portela es un estudio técnico multidisciplinar de arquitectura, ingeniería e interiorismo de Santa Cruz de Tenerife. Asegura que en cuanto a la materia de sostenibilidad energética de las edificaciones "Canarias tiene unas características bioclimáticas y orográficas excepcionales". La conexión de la arquitectura bioclimática con los parajes del archipiélago genera diversas soluciones a los profesionales afincados aquí. A continuación conocemos la visión de Javier Molowny y los retos de  reconocido estudio.

Javier Molowny en un instante de la entrevista | ATLÁNTICOHOY

¿Cuál es el valor diferencial de Makin Molowny Portela?
Nosotros desde que comenzamos nuestra trayectoria profesional creemos prioritario entender las necesidades del cliente cuando nos hacen un encargo. Es importante para nosotros que vayamos de la mano para el desarrollo del concepto del proyecto y para que el resultado final sea satisfactorio, no sólo para el cliente sino para los intereses del estudio como arquitectos. Así funcionamos cuando el encargo es privado. Y si luego nos presentamos a un concurso público, pues allí tenemos más libertad para estudiar y ser más libres a la hora de plantear una propuesta arquitectónica.

¿Qué tipo de obras y reformas realizan?

Realmente abarcamos un campo amplio, no estamos enfocados en un tipo de proyecto determinado. Actualmente estamos desarrollando residenciales de cierto tamaño, de 122 viviendas y ahora comenzará uno de 74. Pero también abarcamos proyectos deportivos, ahora mismo tenemos dos proyectos en ejecución de campos de fútbol en el municipio de Arona y acabamos de terminar un pabellón polideportivo. Se comenzará ahora en La Gomera un parque que es un proyecto fruto de ganar un concurso público en el municipio de Hermigua. Y también abarcamos naves industriales. De todo un poco. Y, por supuesto, reformas de viviendas y proyectos de interiorismo de locales comerciales nos parece interesante.

¿Qué aspectos son claves para conseguir un resultado óptimo de un proyecto?
Primero es entender las necesidades del cliente o de los clientes y luego hacer un análisis crítico del emplazamiento donde se va a ubicar el proyecto. Yo creo que Canarias tiene unas características bioclimáticas y orográficas excepcionales, y dependiendo de la ubicación del proyecto, pues la propuesta arquitectónica debe responder de una manera o de otra. El sitio nos da muchas pautas y muchas claves de cómo se debe desarrollar nuestra propuesta arquitectónica.

"No sólo el resultado final tiene que ser sostenible o 'bioclimáticamente' eficiente sino también todos los procesos de producción de materiales que se incorporan en un futuro a la obra deben de hacerse de manera responsable con el medio ambiente".

nivaria

Residencial Nivaria Beach, formado por 122 viviendas, en el sur de Tenerife | MAKIN MOLOWNY PORTELA



¿Hoy por hoy qué opina sobre los trámites con los organismos y las normas a cumplir en una obra? ¿Cómo ha evolucionado todo esto?
Ha evolucionado, y bastante. Cada vez más la normativa urbanística como técnica en general en España es mucho más exigente a la hora de redactar los proyectos por distintos aspectos como, por ejemplo, bioclimáticos. La sostenibilidad, que está muy en boga, es una realidad que tenemos que ser conscientes de eso para nuestro planeta. No sólo el resultado final tiene que ser sostenible o "bioclimáticamente" eficiente sino también todos los procesos de producción de materiales que se incorporan en un futuro a la obra deben de hacerse de manera responsable con el medio ambiente.
Administrativamente sí que debería tener más celeridad. Sí que es cierto que en algunos municipios las licencias se dilatan, no sé si por falta de técnicos, juristas o no sé qué es lo que hace falta, pero eso provoca muchas veces a los promotores inmobiliarios un hándicap. Porque tienen un suelo que no pueden empezar a desarrollar y recuperar una inversión previa que han hecho. Entonces sí que es cierto que sería deseable que todos los trámites se agilicen y que la burocracia sea facilitadora. Esto es algo deseable y también para el propio ayuntamiento.

"Si que es cierto que en algunos municipios las licencias se dilatan, no sé si por falta de técnicos, juristas o no sé qué es lo que hace falta, pero eso provoca muchas veces a los promotores inmobiliarios un hándicap"


¿La innovación cómo ha llegado al sector? ¿Cómo ha calado? ¿Y el aspecto medioambiental?
Con el avance tecnológico contamos con la aparición de nuevos materiales, con nuevas características, nuevas exigencias y normativas que luego afectan a las características de los materiales, pues ha permitido incorporar elementos novedosos a la arquitectura y "bioclimáticamente" más eficientes. El problema que nos encontramos es que muchas veces por el desarrollo y por la “ciudad moderna”- entendida como tal- tienen a esas fábricas, necesarias para la producción de esos materiales (sostenibles y eficientes) que se incorporan a las obras, localizadas en las periferias o en otras ciudades; entonces los traslados se hacen por carreteras, por barcos y eso genera CO2 y otros gases contaminantes y también deberíamos tenerlo en cuenta. Pero bueno, las ciudades tienen la organización que tienen y la industria está en el exterior.

Retos del presente y futuro
Nosotros pretendemos ser responsables con los proyectos que desarrollamos, independientemente de la escala, e intentar seguir haciendo una arquitectura de calidad en la medida de nuestras posibilidades. Presentarnos a concursos públicos que nos permitan desarrollar y “poner en crisis” todas esas inquietudes que tenemos dentro del estudio, toda esa labor de investigación que nos gusta plantear en el estudio porque ponemos en crisis todo, la verdad. Y es muy gratificante. Pretendemos seguir por esa línea, coger proyectos interesantes y colaborar e incluso con otras disciplinas. Creemos mucho en la multidisciplinariedad y en las tangencias entre la arquitectura, el arte e incluso la literatura