La vivienda en Canarias sigue al alza

El mercado inmobiliario supone uno de los activos más importantes en cualquier economía, por ello, las noticias que hablan del alza en la demanda- y su correspondiente repercusión en los precios- son siempre positivas en términos macro económicos.

El pasado mes de julio se observó un aumento del 4,5% en el precio de la vivienda, tanto nueva como usada. Lo que supone una recuperación del 15,6% respecto al punto más bajo registrado en 2015, según la estadística Tinsa IMIE General y Grandes Mercados.

¿Significa que estamos ante una nueva burbuja inmobiliaria? No hay que alarmarse, según este estudio, aún estamos un 33,7% del punto más alto registrado en 2007, justo antes de que comenzaran a notarse los efectos de la crisis.

La nueva Ley Hipotecaria y el descenso del Euribor, claves
Como todo factor económico, a más demanda, mayores precios. La demanda se ha acelerado, entre otras, por la mayor protección que la nueva Ley Hipotecaria da al comprador de viviendas. A mayor seguridad, mayor es el número de compradores.

Además, el descenso que está experimentando el Euríbor, también está ayudando a que la demanda se incremente. Para el comprador es una buena época.

¿Es una buena época también para el vendedor?
Sin duda. Nos encontramos en un escenario en el que aparecen nuevos compradores, por lo que la rentabilidad de la venta ahora es mayor. Si seguirá esa tendencia no lo podemos saber pero sí, ahora es un buen momento para vender.