¿Se puede desinfectar la mascarilla que usas para el coronavirus?

Otra pregunta del millón. ¿Se puede desinfectar la mascarilla que estás usando?
Como sabes existen diferentes tipos de mascarillas: que si quirúrgicas, higiénicas, filtrantes ffp1, ffp2 o ffp3; vamos... que te has vuelto un experto de la protección frente al coronavirus.
Que si plancho la mascarilla, que si la meto en la lavadora o en el microondas, que si la pongo en la terraza a coger sol y con eso se desinfecta... Pues tengo que decirte un par de cosas: 
Según el Ministerio de Sanidad, la población sana debe usar mascarilla higiénica (esas mascarillas que se repartían como quien reparte una carta de una baraja).
Desinfectar la mascarilla tiene un problema: dañamos el material filtrante.

Hay algunas universidades americanas que han estado estudiando como eliminar y reutilizar las mascarillas. Sin embargo, no han llegado a encontrar un método que desinfecte y que mantenga en buenas condiciones tu mascarilla. Han estudiado el calor, UV y el agua oxigenada.
Por norma general, las mascarillas médicas deben ser desechadas y a día de hoy no existe ningún procedimiento válido para desinfectarlas.
Según el ministerio, la reutilización de equipos de protección es desaconsejable, pero la situación actual está haciendo que se usen más tiempo.
Las mascarillas quirúrgicas no se pueden lavar ni desinfectar puesto que pierden su capacidad de filtrado y tienen que desecharse tras cada uso. Estas mascarillas protegen al resto de personas de quien la lleva puesta. Evitan la transición del coronavirus. No se considera un EPI (ese nombre que se refiere a equipo de protección individual) y es desechable. Estas mascarillas no tienen posibilidad de limpieza ni de desinfección.
Ejemplo de mascarilla quirúrgica.
Las mascarillas filtrantes o autofiltrantes (FFP1, FFP2, FFP3) protegen más a la persona que la lleva puesta y usándola bien tienes un nivel aceptable de protección. Estas de forma general se tienen que desechar a no ser que aparezca la marca R de reutilizable (puedes reutilizarla varias veces) y, en cualquier caso, SOLO puedes limpiar y desinfectar las asas para ajustártela a la cara y NO el material que filtra.
Según la universidad de Stanford tienes dos formas caseras de desinfectar tu mascarilla FFP2 o N95:
1. Mete la mascarilla en el horno a 70 grados durante 30 minutos.
2. Caliéntala al vapor sobre agua hirviendo durante 10 minutos.
Aunque sea una opción casera, como farmacéutico es mi deber advertirte que se puede dañar la filtración y el ajuste de la mascarilla y por consiguiente su efectividad.
Ejemplo de mascarilla FFP2

Las mascarillas higiénicas que reparten en las principales estaciones de nuestras islas no están consideradas productos de protección y no se pueden reutilizar. Para aquellos modelos higiénicos que sí se pueden reutilizar, el gobierno ha establecido unas recomendaciones:
1. Lavado y desinfección de las mascarillas con detergente normal y agua a temperatura entre 60º-90º (ciclo normal de lavadora).
2. Sumergir las mascarillas en una dilución de lejía 1:50 con agua tibia durante 30 minutos. Después lavar con agua y jabón y aclarar bien para eliminar cualquier resto de lejía y dejar secar.
Recuerda aprender como ponerte y quitarte la mascarilla de forma correcta en este enlace. https://atlanticohoy.com/front/post/tag/10-consejos-para-usar-bien-la-mascarilla-quirurgica