'Se nos fue el baifo' abre las puertas del I Salón canario del humor gráfico y la caricatura

Este viernes abre sus puertas una de las exposiciones más pintorescas de Canarias. Se trata de las obras que comparte la Asociación Canaria de Humoristas Gráficos y Caricaturistas ‘Se nos fue el baifo’ en la Casa Museo Tomás Morales de Moya, en Las Palmas de Gran Canaria, y que estará abierta hasta el próximo 5 de abril.

Este 'I Salón canario del humor gráfico y la caricatura Se nos fue el baifo', llamado ‘Caricatureando’, reúne la obra de 10 viñetistas y caricaturistas canarios, actuales y antiguos, para dar a conocer a través del dibujo humorístico las islas, a la sociedad y sus costumbres a través de los caricaturistas que forman parte de esta asociación.

En el acto de inauguración estarán los humoristas gráficos José Luis Padilla (Padylla) y Morgan y el caricaturista Néstor Dámaso de Pino, presidente de ‘Se nos fue el baifo’ y con quien AtlánticoHoy ha podido conversar.

Se nos fue el baifo
Montaje de la exposición de Se nos fue el baifo

¿Qué comparte con los visitantes la exposición?
"Trata de unir la obra en este primer momento de viñetistas y caricaturistas de las islas, principalmente capitalinas. Estamos hablando de Harry Beuster e incluso va a estar presente la hija, Silvia Beuster. Lo tenemos como padre artístico, como la obra de Chojuá, obra de Rafael Bethencourt, también está Carlines, la obra de Alberto Manrique de Lara y Fierro que es de la década de 1920. En total somos unas 10 personas, de distintas generaciones y de distintas islas. Hay una representación importante de los años 70 y 80".

¿Qué caracteriza a las obras que se exponen?
"El estilo es el cariño y el respeto a los retratados. No es una exposición jocosa, ni en tono de burla que a la caricatura normalmente se le ha tachado. La caricatura es infinita. El personaje, dependiendo de cada mano, el mismo personaje sale de formas infinitas. Esa diversidad, aunque también hay nexos en los años 70, donde había mucha caricatura lineal, geométrica… Es una maravilla lo que se va a ver y lo verá el paso del tiempo y la evolución del paso del tiempo de una caricatura más clásica con cabezas más redondeadas a unas más modernas. Hay distintos estilos y técnicas".

Dentro del contexto, harán entrega del Baifo de Oro al histórico Harry Beuster…
"En su momento, hubo una asociación canaria de caricaturistas que la crearon Paco Martínez, Harry Beuster, Chojuá y Rafael. El Baifo de Oro se le concede a Beuster porque los tres anteriores lo recibieron todos, pero no fue por eso solamente. Yo creo que teníamos una deuda histórica, moral y artística, porque la obra de Harry Beuster es impresionante y tenía que estar también reconocido y se había quedado descolgado. La junta directiva, por unanimidad, se lo otorgamos a Harry Beuster".

¿‘Caricatureando’ se moverá por otros lugares?
"La exposición no solo se hará en la Casa Museo Tomás Morales y el Cabildo de Gran Canaria tiene pensado moverla a otros de sus Museos. La idea es pasar las otras instituciones cabildicias si puede ser, o no, pero que por ejemplo la sociedad tinerfeña también disfrute de esta magnífica exposición".

¿Cómo surge ‘Se nos fue el baifo?
"Surge como deuda moral. En los años 70 y 80 había un vacío en Canarias tremendo. Vamos a la Península o Europa y nos encontramos con distintas asociaciones. En la España peninsular hay dos asociaciones muy importantes, una de viñetistas de prensa y luego la Asociación Española de Caricaturista, que están obviamente en toda España. Aquí, en Canarias, no había nada. ¿Y por qué no? Si hay profesionales fantásticos… La asociación lo que hace es protegerlos, divulgar la obra y divulgar la obra de los padres artísticos nuestros, y eso ha gustado mucho. Los niños no los conocen y es una pena. Entonces, que vean que la tradición artística en el ámbito de la viñeta y la caricatura es muy amplia y muy reconocida en Europa".