Santa Cruz se marca el objetivo de papel cero

La alcaldesa de Santa Cruz de Tenerife, Patricia Hernández, en línea con las políticas de sostenibilidad y respeto al medio ambiente, quiere decir adiós al consumo indiscriminado de papel en el seno de la administración local y ha dictado un decreto para implantar “con carácter obligatorio” el uso de las comunicaciones electrónicas en la Corporación capitalina y sus entidades dependientes (organismos autónomos, sociedades mercantiles y fundaciones), explica el Ayuntamiento en un comunicado de prensa.

El objetivo de la medida puesta en marcha el pasado 1 de diciembre y que se expandirá a lo largo del presente año 2020 es reducir drásticamente el consumo de papel y mejorar la atención al público, “que ya no tiene que portar consigo copias de sus documentos cuando acude a resolver sus gestiones a las oficinas y entidades municipales”, tal y como resaltó la regidora municipal, quien añadió que la Oficina de Atención e Información Ciudadana (OAIC) La Granja y sus otras seis sedes municipales descentralizadas “disponen ya de un sistema digitalizado de comunicación interna que permitirá ahorrar el trasvase de entre 800.000 y un millón de papeles al año entre documentación, registros o solicitudes que presentan los usuarios y usuarias que acuden a los centros municipales para realizar cualquier tipo de gestión o trámite con el Ayuntamiento”.

La nueva metodología impulsada por el Consistorio, a través de su área de Presidencia, Organización, Tecnología y Participación Ciudadana, se basa en la comunicación electrónica entre oficinas municipales para que los chicharreros y las chicharreras no tengan que presentar copias ni desplazarse de un centro gestor a otro con sus solicitudes o documentos impresos.

El objetivo de la medida puesta en marcha el pasado 1 de diciembre y que se expandirá a lo largo del presente año 2020 es reducir drásticamente el consumo de papel y mejorar la atención al público

Con el sistema implantado, señala la nota informativa, las oficinas de atención municipal comparten información de una manera automática alojando en una bandeja electrónica informes u oficios que, como principal novedad, ya no requieren ser transportados físicamente ni por la ciudadanía ni por los trabajadores municipales del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife.

Además de producirse una sustancial mejora con respecto al funcionamiento interno de la Corporación local, los efectos más importantes de suprimir el traslado de miles de papeles entre los distintos centros son, según detalla la alcaldesa, “agilización de los trámites burocráticos, minimización de las colas o los tiempos de espera de los vecinos y las vecinas para ser atendidos y la reducción del impacto medioambiental por medio del ahorro en impresiones y fotocopias”.

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife prevé con esta novedosa fórmula que se eviten situaciones ralentizadoras del pasado como que un registro presentado un jueves no se traslade hasta pasado el fin de semana y no llegue, por lo tanto, al menos hasta el lunes siguiente al centro gestor que le corresponda, puesto que ahora el personal que atiende en las oficinas municipales ya puede elevar automáticamente las instancias que presenta la ciudadanía.

Los efectos más importantes de suprimir el traslado de miles de papeles entre los distintos centros son, según detalla la alcaldesa, “agilización de los trámites burocráticos, minimización de las colas o los tiempos de espera de los vecinos y las vecinas para ser atendidos y la reducción del impacto medioambiental por medio del ahorro en impresiones y fotocopias”

Más avances en febrero

Para el buen desarrollo de esta iniciativa se han celebrado diversas reuniones con los responsables de los distintos servicios municipales, se han articulado los medios informáticos precisos, se han desarrollado varias acciones formativas y se ha elaborado un manual de uso.

Según indica la nota, la entrada en vigor de las comunicaciones electrónicas se extenderá a partir del 1 de febrero a la Intervención General Municipal, al Servicio de Fiscalización dependiente de la misma, el Servicio de Tesorería y Gestión Financiera y el Servicio de Gestión Presupuestaria.

En Santa Cruz de Tenerife existe una OIAC central, La Granja, y seis más descentralizadas ubicadas en los barrios de Añaza, Sobradillo, Ofra, Salud, Salud-La Salle y San Andrés. La mayor parte de sus intervenciones en la atención presencial es la expedición de certificados.

En 2018 unas 197.000 personas fueron asistidas presencialmente y otras 30.000 que extrajeron ticket en la oficina no respondieron cuando llegó su turno, bien porque se percataron de que sus gestiones se correspondían con otra institución o bien porque se cansaron de esperar a ser llamadas y se marcharon del lugar, abandonando o posponiendo su gestión.

Las OIAC dependientes del Servicio de Atención a la Ciudadanía, Estadística y Demarcación Territorial facilitan el acceso de la ciudadanía a la Administración pública a través de los canales presencial, telefónico y telemático y se configuran como unidades en las que se ofrece todo tipo de información general que no requiera especialización técnica acerca de la tramitación y gestión de los asuntos que son competencia de los Servicios que conforman la Corporación de la capital.