Adiós a una librería emblemática

Uno de las librerías más emblemáticas de la capital tinerfeña cierra sus puertas definitivamente tras casi 50 años de andadura: La Isla Libros. Tras pasar por las manos de tres generaciones, sus propietarios han decidido decir adiós al no poder mantener el negocio. 
Esta librería fue fundada en 1971 y llegó a contar con cuatro locales que dotaban de libros a los lectores de Santa Cruz de Tenerife.

Para despedirse de todos aquellos que han formado parte de las páginas de su historia, La Isla Libros ha escrito para sus clientes y amigos una carta de gratitud:

"Con el corazón en un puño y a un par de años de que nuestra familia cumpla medio siglo con la librería abierta, mandamos esta carta para informarles que nuestras puertas van a cerrar definitivamente. 

Queremos dar las gracias de corazón a todos los que nos han apoyado estos años, los clientes, colaboradores y empleados que de alguna manera han pasado a formar parte de nuestra historia familiar.
Nos han ayudado a crecer como empresa, como personas, y a desarrollar este oficio tan bonito y sacrificado a la vez. 

Desde el primer momento, nuestro sueño siempre fue crear lectores. Acercar la lectura y la cultura a la ciudad de Santa Cruz, y nos vamos con la tranquilidad y la satisfacción de haberlo conseguido.
Con mucha gratitud, nos llevamos una infinidad de recuerdos, historias y personas maravillosas que han enriquecido todos estos años de profesión. Múltiples visitas ilustres, las colas interminables en Navidad y el bonito caos que se formaba en campaña escolar… 

Si hay alguien que quiera compartir con nosotros las historias, recuerdos o anécdotas relacionadas con la que ha sido vuestra librería todos estos años, tiene a su disposición en nuestra tienda un libro de visitas que leeremos con mucho cariño tras el cierre. Después de muchos años de lucha y poner todo el esfuerzo y la ilusión que teníamos, no hemos podido evitar que esto suceda. 

Cuando inauguramos el local de Imeldo Serís, 75 para centralizar en un sólo lugar todos los servicios, nos encontramos con una terrible crisis que nos cogió a todos por sorpresa. Pensábamos que con nuestro trabajo, ilusión, empeño y paciencia conseguiríamos remontar, pero no lo hemos conseguido.

Todavía quedan muchos pequeños comercios que siguen luchando día a día para sobrevivir, así que queremos aprovechar nuestro cierre para animar a los tinerfeños a que sigan apoyando al pequeño comercio que nos proporciona satisfacciones, cercanía, alimento y personalidad a nuestra sociedad.

Hasta siempre,

La Isla Libros