Hacia los 75 años de la Recova

Tal día como este 2 de febrero, hace tan solo 74 años se estaba planificando la construcción de un edificio emblemático para Santa Cruz, en el que se han cambiado pesetas, y ahora euros, por excelentes viandas que más tarde han llegado a las casas de santacruceros, tinerfeños y visitantes de distintos orígenes.

Sí, dentro de un año, en 2019, tal día como el 4 de febrero se cumplirán 75 años desde que el Capitán General de Canarias, Ricardo Serrador Santés, jefe de la jefatura de Mando Económico por aquel entonces en 1944 decidiera que Santa Cruz merecía un nuevo Mercado de abastos, al que contempló llamar “Nuestra Señora de África”. Un Mercado que estaba planificando su inauguración, tal día como el 2 de febrero -48 horas después-, celebración de la Virgen de Candelaria, y fecha muy especial para quienes vivieron aquel Santa Cruz, que ahora es pasado, pero que desde las puertas de la actual Recova despuntan hacia el futuro. Ese día 2 de febrero, como recuerdan todavía algunos comerciantes, los nervios corrían en su estómago y por los pasillos del Mercado, porque se pasaba de la Recova Vieja, a la Recova Nueva, al Mercado Nuestra Señora de África, y todos los detalles para la inauguración estaban en sus últimos momentos de preparación.

El Mercado Nuestra Señora de África abre dentro de unos días, en el último fin de semana de febrero, lo que será el nuevo Cumpleaños de la Recova de Santa Cruz, pero, además, este año un cumpleaños muy especial, porque es el que camina hacia 2019, donde la Recova tendrá 75 años, 75 años con mucha historia, pero mucho futuro aún para mover, cual mercancía, sobre sus espaldas.

El nombre de las instalaciones coincide con el de la esposa del comandante general, Ricardo Serrador

El Mercado Nuestra Señora de África celebrará durante este 2018, camino del 19, sus actos de rememoración y celebración en torno a la figura de la Recova, pero quienes han celebrado ya estos 74 años, de historia tras sus paredes, son los comerciantes y todas aquellas personas que han vivido dentro y fuera de él, muchos momentos, con los que se podrían elaborar grandes anales. Aquí, en ATLANTICOHOY les dejamos algunos.

Origen
El origen de la Recova se sitúa en el 5 de agosto de 1942, pero este mercado de productos de la tierra abre sus puertas el 4 de febrero de 1944, por lo tanto han pasado 74 años desde que este edificio decidiese formar parte de la historia de esta emblemática capital.

“El Excmo. Sr. Capitán General de Canarias, Ricardo Serrador Santés, jefe de la jefatura de Mando Económico que ostenta, compenetrado con el anhelo de Santa Cruz de convertirse rápidamente, en aquellos aspectos aún pendientes de realización, en la gran capital que está llamada a ser, ha impulsado ahora una obra que, por su magnitud y trascendencia, vendrá a resolver estos problemas. Se trata del nuevo edificio destinado a mercado central, cuyas obras comienzan hoy”. Así con estas palabras se expresaba el periódico EL DÍA el 5 de agosto de 1942. Esa mañana se iniciaban las obras del nuevo mercado santacrucero, que ocuparía una superficie aproximada de cinco mil metros cuadrados, ubicado en la prolongación hacia el sur de la calle Valentín Sanz, en su cruce con San Sebastián, o sea, en la desembocadura de un nuevo puente que habría de construirse sobre el barranco de Santos, que actualmente se conoce como puente Serrador.

El diseño estético del mercado, que busca un aire colonial, es obra del Arquitecto, José Enrique Marrero Regalado. Él intentó lograr un moderno sentido arquitectónico y urbanístico, con tres grandes patios de grandes proporciones, uno central, que se asemeja a una plaza de estilo español clásica, y dos laterales.

El arco, el patio central y la torre mudéjar constituyen los principales recursos proyectuales del conjunto, que fue concebido en función del concepto de fortaleza puesto de moda por el estilo californiano de “Misiones” desde principios del siglo XX, y popularizado en Canarias en el proyecto de Pueblo Canario iniciado por Néstor en Las Palmas en 1935, dentro de la “campaña de tipismo”, que adquiere en el Mercado santacrucero proporciones colosales. Para la construcción del edificio se contaba con un presupuesto de 1.500.000 pesetas.

Por lo tanto, siendo esto así, el mercado se debió a la iniciativa del comandante general de Canarias, Ricardo Serrador Santés, que presidió el denominado Mando Económico del Archipiélago entre los años 1940 y 1943. El nombre de las instalaciones coincide con el de su esposa y él mismo brinda su denominación al puente desde el que se accede al recinto, por deseo del Ayuntamiento. El general Serrador, máxima autoridad de después de la Guerra Civil, asume la construcción de un nuevo mercado dada la evidente constancia de que la antigua recova, situada a escasos 200 metros en dirección centro ciudad, es demasiado pequeña para el volumen de personas y mercancías que mueve. La antigua recova se reconvirtió posteriormente, uso que sigue teniendo, en sala de exposiciones y muestras. 

Image
Las autoridades en un momento de la apertura de la pescadería de la Recova santacrucera (1956). | Archivo D.J.J.L.

Su inauguración
El día 4 de febrero de 1944 se inaugura el Mercado de Nuestra Señora de África. En el acto inaugural el capitán general García Escámez cortó la cinta simbólica, inaugurando el puente, y el obispo de la diócesis procedió a su bendición. Luego siguieron hacia el Mercado donde se descubrió una lápida conmemorativa, paseando las autoridades por los puestos de dicha instalación. Posteriormente el 19 de marzo de 1956, se inauguró la planta baja del Mercado, que daba cabida por un lado a un patio de frutas y verduras, y por otro a la zona de pescadería.

La Recova siempre perteneció al Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, que la regía a través de un administrador, administradores de su última época como lo fueron Francisco Poleo y Manuel Sierra, funcionarios municipales relevantes que siguen viviendo en la memoria de muchos comerciantes y usuarios. La Recova tuvo muchos administradores, hasta que en el año 1995, los comerciantes del Mercado reunidos en Cooperativa, obtuvieron la gestión de la misma, conservando así su carácter municipal pero con gestión a cargo de la Cooperativa Nuestra Señora de África.

Image
El Moro, era el dueño del puesto de especias, y una leyenda para la Recova. “El olor lo encontrabas desde que llegabas al arco, las especias te atraían”, dice doña Manuela clienta de toda la vida.  | Archivo D.J.J.L.

Sus comerciantes
En estas imágenes, como la que dedicamos al conocido Moro, antiguo comerciante de las especias en la Recova, como el resto que hemos seleccionado, los lectores podrán dilucidar cómo era la Recova de Santa Cruz, un lugar que abrió su puertas para apostar por un nuevo modelo de capital y lo ha logrado. 

De esta forma, en sucesivas entregas ofreceremos nuevas imágenes y reportajes sobre la historia que nos irá desgranando la Recova en este 2018 camino del 2019 hacia su 75 cumpleaños, en un 4 de febrero. Es el homenaje que ATLANTICOHOY quiera dar a la Recova desde nuestro hacer en comunicación.

Imágenes históricas de la Recova | Archivo D.J.J.L.