Fin a nueve meses de "incomodidades de toda obra"

El pasado mes de marzo se iniciaba en Santa Cruz de Tenerife una de las obras más importantes de los últimos años. La céntrica calle Méndez Núñez debía cambiar su cara y adaptarse al nuevo ‘diseño’ de la capital, por lo que el Ayuntamiento se embarcó en una remodelación que no iba a dejar indiferente a nadie, particularmente a vecinos y comerciantes de la calle.

Casi nueve meses después, los trabajos enfilan su recta final para terminar antes del presente mes de noviembre y que todo vuelva a la normalidad. Una normalidad que los usuarios de la zona han visto afectada en primera persona y con los que hemos podido tomar el pulso de sus sensaciones durante  las obras.

“Muy mal”, reconoce una de las encargadas de la cafetería Urban Coffe. “Hemos tenido que trasladar la terraza hacia un lado y poner un cartel para informar a los clientes que estamos abiertos”, añade. Sin embargo, como suele ser en estos casos, donde más se nota es en el propio negocio. “Económicamente ha afectado un poquito”, reconoce la empleada.

Image
Urbam Coffe ha tenido que abrir su puerta lateral como acceso principal durante la obras | AtlanticoHoy

A quien sí le ha afectado en mayor medida a su bolsillo es a Mercedes, propietaria de una tienda de frutas y verduras en el tramo final de Méndez Núñez. “Solo en octubre gané 6000 euros brutos menos y encima este mes me vinieron 41 euros de agua y no preguntes por qué, cuando normalmente pago 28”, explica visiblemente enfadada.

La que también es la antigua copropietaria, junto a su marido, de la legendaria tienda deportiva de El Katire, se encuentra muy molesta por el desarrollo de las obras ya que considera que la empresa contratada para los trabajos “no tiene consideración con los negocios”, llegando a descubrir un día por sí misma que le habían cerrado los dos accesos de la calle para acceder a su puesto. “¿Por dónde camina la gente? Tuvimos que pelear con ellos y llamar a la Policía”, resalta Mercedes.

Image
Mercedes en su tiende de frutas y verduras | ATLANTICOHOY

Uno de los puntos que más enerva a esta veterana empresaria de la calle Méndez Núñez es la colocación de los nuevos puntos de basura, uno de ellos localizado justo frente a su negocio. “Desde que note algo de olor llamo al Ayuntamiento. Llegamos a hacer un escrito para que no nos pusieran la basura delante”.

“Solo en octubre gané 6000 euros brutos menos y encima este mes me vinieron 41 euros de agua y no preguntes por qué, cuando normalmente pago 28”

Bajando unos metros más en el tramo descendente se sitúa la tasca ‘El Rincón’. Su encargada, Marilyn Salazar, mantiene la línea disconforme con las obras que han revolucionado a las empresas y vecinos de la calle Méndez Núñez. “Desde que comenzó la obra ha estado mal planificada. La empresa que ha estado trabajando se ha encontrado con montón de problemas de agua y electricidad. Todo ha sido un desastre”, espeta.

Las ventas de la empresa “han bajado hasta un 70%” y todo ello pese a que Marilyn había previsto las obras frente a su local planificando un mes de vacaciones, “pero finalmente no coincidió. Yo me lo puedo permitir porque tengo otro trabajo”, aclara, “pero mucha gente no puede”. 

Image
La tasca El Rincón rodeado de los trabajadores con los accesos limitados | ATLANTICOHOY

El Ayuntamiento justifica los trabajos
El concejal de Obras de Santa Cruz de Tenerife, José Alberto Díaz-Estébanez atendió a AlánticoHoy para analizar las “incomodidades de toda obra y más cuando son de mayor calado”. De esta manera, reconoce que eran “conscientes desde el principio”, pero que trataron de “minimizar estas molestias en todo lo posible”, tanto en los cortes de tráfico como en los accesos, aunque asegura que “los resultados van a merecer la pena”.

Sin embargo Díaz-Estébanez, señala los “cauces de participación” de los propios vecinos y comerciantes en fechas anteriores al comienzo de los trabajos. “Hubo asambleas a las que pudieron asistir todos los vecinos donde se les presentó el proyecto y escuchamos sus sugerencias. De hecho, hubo alguna pequeña modificación sobre el proyecto inicial a petición de vecinos y comerciantes como fue posponer el inicio de las obras, previstas para finales de año, a después de la campaña de Reyes Magos y Carnavales”.

Image
Los nuevos puntos de basura en la puerta del puesto de Mercedes | ATLÁNTICOHOY

Otro punto caliente de la nueva calle Méndez Núñez es la de los aparcamientos. El alto número de negocios en la ya antigua estructura de la zona provocaba aparcamientos en doble fila para acceder a las compras, mientras que en la nueva la reducción de los estacionamientos es evidente, como se lo dejaron ver al Ayuntamiento los vecinos en esass reuniones previas.

“Se va a recuperar aproximadamente el 50% de los aparcamientos”, explica el concejal. "Los que se pierden son exactamente desde la esquina de la farmacia, en la confluencia de San Martín, hasta La Rambla, y solo en el margen izquierdo”, añade. No obstante, el Consistorio tiene un plan de actuación para que esa recuperación sea pronta. “Entre las alternativas que presentamos como posibles para recuperar en parte, a corto plazo, es la habilitación de la apertura del pasaje de San Pedro. Que además da una ventaja más, que es la circulación entre la calle San Miguel y la calle Méndez Núñez en sentido ascendente, que antes no existía”.

Image
Las obras entran en la fase final del reasfaltado | ATLÁNTICOHOY

Finalmente, con la obra a punto de finalizar y en la fase de asfaltado, Díaz-Estébanez se muestra satisfecho. “Lo que es evidente que Méndez Núñez, que es la puerta de El Toscal, necesitaba una renovación potente, una inyección que le diera, no solo comodidad desde el punto de vista residencial, sino potencialidad desde el punto de vista comercial. Y este es el gran proyecto que nos va a permitir empezar a labrar el camino de una deuda histórica que tenemos con El Toscal. El resultado sin duda va a merecer la pena para todos los vecinos y comerciantes”.

El concejal Díaz-Estébanez explica la obra de la Plaza de los Patos

"La Plaza de los Patos es un proyecto claramente demandado por su belleza y por su simbolismo para Santa Cruz, que al mismo tiempo había sufrido un gran deterioro, no solo por el uso, sino por sus especiales condiciones. Es un bien de interés cultural con un grado de protección alto. Son un tipo de baldosas traídas específicamente de Sevilla. A su vez, la parte de canalización que lleva el agua a la fuente se ha visto, en parte, dañada por las raíces de los laureles de indias que están incorporados en la propia plaza. Es un proyecto complicado que ha requerido una tramitación específica con informes favorables del Consejo de Patrimonio Histórico del Cabildo Insular. Está prevista toda la rehabilitación integral de la plaza: canalización, iluminaria, todas las baldosas, los bancos, la protección de los laureles para que puedan permanecer ahí haciendo el menor daño posible y todo le interior de la bomba de la propia fuente. Tienen un plazo máximo de ejecución de nueve meses y va bastante bien. Nos gustaría incluso que podamos contar con la plaza para las Fiestas de Mayo del año que viene, lo cual sería un magnífico regalo para la ciudad".

100 años de historia

Imágenes de la calle Mendez Núñez en obras | ATLÁNTICOHOY