Bloqueado el enlace Puerto-Ciudad por falta de recursos

El presidente de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, Carlos González, afirmó el pasado lunes que el puerto carece del “músculo financiero” necesario para acometer la última fase del proyecto del Enlace Puerto-Ciudad, que es la que exige una mayor inversión. González ha apuntado, además, que las obras en el Puerto de Granadilla merman la capacidad económica del puerto, y que actualmente están valorando ideas “con la iniciativa privada y trabajando con el Ayuntamiento para ver las opciones más adecuadas”.

El presidente de la Autoridad Portuaria ha hecho estas declaraciones tras la visita a las instalaciones del puerto de Santa Cruz de Tenerife del presidente de Puertos del Estado, Salvador de la Encina, quien ha asegurado que los puertos no pueden estar de espaldas a las ciudades, “sino de la mano”. A este respecto, Encina ha querido trasladar un mensaje de apoyo tanto a Luis Ibarra, presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas de Gran Canaria, como a Carlos González, y ha adelantado que Puertos del Estado seguirá poniendo recursos para impulsar las infraestructuras desde el ámbito puerto-ciudad.

“Los puertos no pueden estar de espaldas a las ciudades, tienen que estar de la mano. Así que, desde el Consejo de Ministros, impulsaremos la integración Puerto-Ciudad con el proyecto de Valleseco, que ya se ha adjudicado por 245.000 euros, con una inversión total de 17 millones y que recuperará algo que Santa Cruz necesitaba”, ha aseverado Encina. En relación al puerto de Granadilla, el presidente de Puertos del Estado ha afirmado que ya se han elaborado los pliegos de practicaje y remolque necesarios, y que prevé que ambos sean aprobados en los próximos meses, lo que permitiría que las zonas del puerto que ya están terminadas entrasen en funcionamiento.

A este respecto, Encima ha recordado que el proyecto viario de conexión en Granadilla ya fue aprobado, y que supondrán trabajos por 25,7 millones de euros, por lo que confía en acometer la terminación de las instalaciones e infraestructuras sin la pérdida o devolución de los fondos europeos. “Está pendiente la declaración de utilidad pública, aunque creemos que este año ya será declarado”, ha agregado Encima, que sostiene que en tres años el Puerto de Granadilla estará en condiciones de ser un puerto acabado y “competitivo”.

Con respecto a la inversión, Encina ha recordado que ya se han ejecutado 442 millones, a lo que se le sumarán 21,5 millones este año, 29,5 para 2021, 37 para 2022, 22 para 2023 y 109 para 2024. “Por tanto, seguimos invirtiendo para que este gran puerto, que era absolutamente necesario, tenga un futuro importante”, ha añadido. En esta misma línea, ha adelantado que Puertos del Estado seguirá colaborando con la Fundación para la restauración del buque Correíllo La Palma, “para la sea lo antes posible un hecho que puedan disfrutar los chicharreros”.

Visita al @Correillo_Palma del presidente de @PuertosEstado con motivo de su visita al Puerto de Santa Cruz de Tenerife. Le acompañan distintas autoridades de la capital tinerfeña. pic.twitter.com/z8fnXYQAsB

Asimismo, ha informado de que se reunirá próximamente con la empresa encargada del proyecto del dique flotante y de la ampliación de las instalaciones en el puerto de Granadilla, “para animarles a que sigan complementando la documentación” exigida por medioambiente.“Yo sé que parece que lo de Granadilla se hace eterno, pero es que un Puerto de este volumen lleva décadas, en plural”, ha abundado.

De acuerdo con Encima, el puerto de Santa Cruz de Tenerife es “bandera de España”, junto a Barcelona y Vigo, pues es pionero en el suministro de gas natural licuado a cruceros, “lo que produce actividad industrial, pero con el máximo respeto al medioambiente”, ha alabado. Encina ha avanzado, además, que espera poder trasladar al ministerio, en julio de este año, un nuevo marco estratégico que programe la década 2020-2030 del sistema portuario español, pues el actual marco tiene 22 años “y se ha quedado antiguo”. Dicho marco se sustentará en cuatro pilares básicos: que los puertos generen riqueza y se distribuyan entre las ciudades y los ciudadanos, y que sean inteligentes, sostenibles y seguros, ha concluido.