Arranca la temporada de comidas navideñas

Comienza la temporada navideña y, con ella, las tradicionales comidas y cenas con los seres queridos, amigos y compañeros de trabajo. Las invitaciones a almuerzos de empresa y encuentros festivos de toda índole llenan las agendas de los ciudadanos y copan las reservas de los establecimientos gastronómicos de la capital, que se preparan para estas fechas reforzando personal, adquisición de materias primas e infraestructuras, así como diseñando menús que sorprendan y deleiten a los paladares más exquisitos.

Porque no hay nada mejor que reunirse ante una buena mesa para celebrar estas fiestas, desde hace semanas los restaurantes de Santa Cruz de Tenerife han comenzado a notar el incremento de comensales y de reservas para la casi totalidad del mes, uno de los más fuertes del año junto los de noviembre y enero, salvo otros picos puntuales. Así, se trata de una oportunidad para lucir ante más clientes sus especialidades y su arte en la cocina, así como para sorprender con propuestas de sabores diferentes.

AtlánticoHoy se ha desplazado hasta estos reconocidos restaurantes de Santa Cruz de Tenerife para conocer de primera mano cómo se preparan de cara a estas fechas algunos de los establecimientos gastronómicos más demandados.

Restaurante JaxanaImage

Nacho Hernández, chef de Jaxana | AH

Nacho Hernández, jefe de cocina y socio del restaurante Jaxana, (Paseo Milicias de Garachico, 5, Santa Cruz de Tenerife) subraya que "la expectativa que tenemos en estas navidades es hacer muy feliz a nuestros clientes". "Queremos que vengan a nuestro restaurante, se sientan como en casa y disfruten de amigos, familia y de un rato agradable, comiendo y bebiendo bien, perfectamente atendidos", explica.

Desde hace una semana y media aproximadamente han percibido un aumento de la actividad, con "más movimiento de reuniones de amigos y familiares. Se empieza a ver un poquito más de ambiente en la calle y eso se refleja en nosotros", comenta.

"La expectativa que tenemos para estas navidades es hacer muy feliz a nuestros clientes"
Ante el incremento de esta actividad, ya se han preparado para hacer frente a la demanda: "En materias primas también hemos realizado un refuerzo por estas fechas. Ya nos estamos abasteciendo. Nosotros compramos producto del día, fresco, no tenemos gran stock de producto refrigerado o congelado. Es una labor diaria y, al fin y al cabo, estos días hay que hacer más hincapié en ir más veces al mercado".

Su propuesta para Navidad es un menú gastronómico "con materias primas de temporada, haciéndole un guiño a algún producto navideño, y en Fin de Año daremos un menú degustación". Su idea, ofrecer siempre su mejor cocina asiática con productos locales de primera calidad, "cuidando todos los detalles para crear una experiencia diferente al comensal, degustando algo totalmente distinto en un entorno agradable".

Restaurante Solana

Image

Nacho Solana, chef ejecutivo del grupo Solana | AH

El chef ejecutivo del grupo Solana, Nacho Solana, coincide en el incremento de actividad percibido por  la mayor parte de establecimientos gastronómicos consultados. "Hemos notado un incremento de actividad. Para este tipo de negocio, la temporada buena empieza en noviembre", comenta. En este restaurante nuevo, de nombre Solana (Calle Puerta Canseco, 37, en la capital tinerfeña) el hecho de tener a estas alturas salones reservados para eventos demuestra que "el mismo es muy atractivo para las personas que celebran comidas de empresa, reuniones familiares, etc. Entonces sí, soy optimista ante estas fiestas", comenta.

Destaca que cuentan en este momento  con bastantes reservas y "hay un par de días ya que están llenos". "Se supone que el fin de semana del 15 y 16 la mayoría de los clientes quiere reunirse, hacer su comida de empresa, y a partir de ahí irse ya de vacaciones". Ante estas previsiones tan positivas para el establecimiento se han reforzado con más personal, "y si traes una persona nueva siempre tienes que darle formación para que esté preparada para la campaña de navidad", explica.

"Tengo un gran recuerdo de las navidades. Las personas mejoran el humor, ves que hay más alegría, y en un restaurante no dejamos de ser un sitio por en el que ves pasar muchas emociones, reuniones de familias, encuentros, celebraciones, y todo eso es muy bonito de vivir"
Con respecto al menú especial para estos días resalta que, "como sorpresa culinaria, siempre jugamos con la temporada, cambiamos menú para ser más dinámicos. Tenemos una oferta variada entre arroces, cocina canaria de autor, con un toque de fusión, y después también buscamos ese enfoque personalizado. Somos muy de personalizar el menú. Hay personas que quieren comida más conservadora, platos de siempre, o platos de la cocina tradicional española, que me salen muy ricos. Otros quieren novedad, sorprender a sus invitados, y ahí también somos expertos", afirma.

Restaurante Noi

Image

Pablo Amigó, del restaurante Noi | AH

Pablo Amigó, chef del restaurante Noi, ubicado en la capitalina C/ Santa Teresita 3, reconoce que preparan la Navidad "con mucho trabajo, aumentando la producción, cargando la cava de vino, etc". La expectativa que baraja en este momento es la de "llenar el local cada día". "Es verdad que la gente ahora se está gastando un poquito menos, pero las expectativas son buenas”, afirma.

"Lo que cocinamos está muy rico y es verdad que el producto es de muy buena calidad"
Con respecto a su oferta gastronómica para estas fechas, el chef expone que “realizamos menús para grupos, más económicos para abarcar mayor número de gente. Cambiamos los menús, siempre con la línea del restaurante, pero al no ser del mismo precio no usamos el mismo producto". Insiste en que esto "no quiere decir que rebajemos la calidad, pero obviamente hay cosas que no podemos poner”. Sin embargo, subraya que “siempre hay sorpresas".

"Lo que cocinamos está muy rico y es verdad que el producto es de muy buena calidad y eso va ligado al precio. No es lo mismo pagar 50 euros que 30.  Tenemos un menú especial para fin de año y esta semana lo presentaremos, mientras que el resto seguirá igual”.


San Sebastián, 57

Image

Alberto Margallo, chef y dueño de San Sebastián, 57

Alberto González Margallo, chef y dueño de San Sebastián, 57, ubicado en la avenida y número que le da nombre, coincide con sus compañeros en que noviembre y diciembre son "las fechas más fuertes del año en la capital tinerfeña". "Ya hemos comenzado a notar el incremento de actividad y a partir de la última semana de noviembre hasta el día 22 o 23 se nota ese aumento de trabajo".

Para él, resulta evidente que los ciudadanos "nos queremos reunir todos en la misma fecha, con los amigos, con la famila, los que vienen de fuera, o que estudian en la Península. Al final, el español hace la reunión ante una buena mesa, con una botella de vino, y a disfrutar", asegura.

Para dar el mejor servicio a toda su clientela han reforzado personal y pedidos, además de las infraestructuras para "poder mantenerlos. Puedes aumentar la carne y el pescado, pero debes tener dónde tenerlo todo en su estado óptimo de conservación", matiza.

"Nos queremos reunir todos en la misma fecha, con los amigos, con la famila, los que vienen de fuera, o que estudian en la Península. Al final, el español hace la reunión ante una buena mesa, con una botella de vino, y a disfrutar"

Ofrecen menús especiales de Navidad para "facilitar la elección", afirma Margallo. "Así no hay discusión alguna en la mesa, pues cuando vamos muchos a comer fuera, uno quiere una cosa y el otro, otra diferente. Al final es una locura en la cocina. Nosotros buscamos que el comensal disfrute desde el entrante, el aperitivo, hasta el final. Tenemos la costumbre de emplatar todo por persona. Si piden una
ensalada paras tres se la dividimos en tres porciones iguales en
chiquitito, así evitamos discusiones y solo se viene a disfrutar", añade.

En su menú degustación dan siempre un aperitivo de entrante, que oscila entre un chupito de salmorejo o una espuma de papa negra, por ejemplo y luego algo seco, como un guacamole con un totopo artesano".

Santa Cruz, capital gastronómica

El  jefe de cocina y socio del restaurante Jaxana, Nacho Hernández, asegura a AtlánticoHoy que gastronómicamente en Santa Cruz de Tenerife "está creciendo la actividad, abriendo locales de mejor concepto, más cuidados, con una cocina mejor en producto y elaboración, por lo que está empezando un poco a despertar".

Reconoce que la capital tinerfeña ha sufrido "una decadencia importante en los últimos años", pero ahora "se ven nuevos emprendedores que están abriendo unos conceptos totalmente diferentes, que le dan más riqueza a la gastromía de la ciudad y, al fin y al cabo, al ocio de la capital".

Por su parte, Nacho Solana, chef ejecutivo de Solana, resalta que Santa Cruz "vive un momento de efervescencia total". "Hay muchas apuestas, gente potente que está abriendo, como Danny Nielsen, Nacho Almira, que son  buenos cocineros, personas encantadoras, más los que estamos aquí ya hace más tiempo, y esa apuesta le da mucho valor a la ciudad, que está viviendo un momento dulce", opina. "Cuantos más seamos, mejor. Quiero vida en Santa Cruz. El que haya más restaurantes no implica menos para los que están aquí, sino más polo de atraccción para personas de otros municipios".

Su amor por las Navidades le ayudará a contar con la máxima energía para todo el trabajo que le espera. "Es verdad que es sacrificado.Yo tengo tres hijas pequeñas y es un momento muy bonito, tengo un gran recuerdo de las navidades. Las personas mejoran el humor, ves que hay más alegría, y en un restaurante no dejamos de ser un sitio por en el que ves pasar  muchas emociones, reuniones de familias, encuentros, celebraciones, y todo eso es muy bonito de vivir".

En esta línea, Pablo Amigó, chef del restaurante Noi, opina que últimamente se han abierto negocios "con un poco más de nivel y hay gente muy buena haciendo cosas muy buenas, pero la cultura gastronómica sigue siendo la misma, que es bastante limitada, digamos, y eso es lo que hay. Hay esperanzas por los negocios que han abierto, que suben la calidad gastronómica de la ciudad, pero hace falta más conocimiento por parte de la ciudadanía”.

“No se puede competir contra el Norte. Bueno, depende del restaurante. El que va a comer al Norte va a pagar un precio limitado, sobre todo guachinches y ante eso es imposible competir, aunque tampoco hace falta hacerlo. Hay que dar otra oferta gastronómica y marcar la diferencia para qué vengan aquí y se queden. Es cierto que la salida del fin de semana va a seguir siendo la misma, buscando lo mismo, y nosotros tenemos que dar lo queramos sin esperar a coger ese tipo de clientela porque no lo vamos a hacer”, subraya Amigó.

Alberto González Margallo de San Sebastián, 57 también destaca que "se nota movimiento en santa Cruz, pero son fechas en las que se tiene que notar. El comercio que viene a comprar se refleja aquí. Personas de fuera que vienen a comprar y tienen que comer y beber. Al final, todo eso  nos da ese plus de lunes a jueves que normalmente no tienes".