Los sanitarios no volverán al trabajo tras siete días con síntomas leves

El ministerio de Sanidad ha rectificado el documento 'Guía de actuación frente a COVID-19 en los
profesionales sanitarios y socio-sanitarios' en el que aconsejaba a los sanitarios que tenían síntomas desde hace siete días pero que no se habían realizado la prueba que volvieran al trabajo si no tenían fiebre, ni clínica respiratoria y no habían tomado antitérmicos en tres días.

Este consejo se incorporaba en un documento de los técnicos del Centro de Coordinación de Emergencias y Alertas Sanitarias del Ministerio de Sanidad, fechado el 31 de marzo, y que fue cuestionado por organizaciones de médicos, profesionales sanitarios y sindicatos, entre otros.

Los técnicos del Ministerio de Sanidad han actualizado la "Guía de actuación frente a COVID-19 en los profesionales sanitarios y sociosanitarios", y en esta nueva versión se refieren a la estrategia elegida para el fin del aislamiento del caso, en vez de a la que se debe acometer para el alta y su reincorporación al puesto de trabajo.

Ahora, a los trabajadores sanitarios que presenten síntomas leves y a los que no se le haya hecho la prueba PCR, les recomienda que terminen el aislamiento transcurridos siete días desde el inicio de síntomas, siempre que hayan transcurrido 72 horas sin síntomas y ausencia de fiebre sin necesidad de toma de antitérmicos.

Cuando el sanitario se incorpore a su actividad (que no determinada cuándo, no cita los siete días que señalaba antes) "lo hará con mascarilla quirúrgica hasta completar 14 días desde el inicio de síntomas, evitando durante este tiempo el contacto con personas consideradas vulnerables para esta enfermedad".

#SOCIEDAD| El Foro de la Profesión Médica se muestra en contra en contra de la 'Guía de actuación frente a COVID-19#Covid19 #Coronavirushttps://t.co/et6Ri85aks

La nueva Guía de actuación

La guía aborda otro caso: el de los sanitarios que no se han hecho la prueba y que tienen un cuadro clínico grave y requieren ingreso hospitalario, que podrán recibir el alta si su situación clínica lo permite, aunque su PCR siga siendo positiva. No obstante, para ello, deberán mantener aislamiento domiciliario con monitorización de su situación clínica al menos 14 días desde el alta hospitalaria.

En la actualización, los técnicos no se refieren a cuándo deben volver al trabajo y dicen que el alta se producirá si mantienen ese aislamiento domiciliario y "siempre que se haya resuelto la fiebre y hayan transcurrido tres días desde la resolución de los síntomas".

En el documento también se explica la estrategia a seguir en los casos leves si se realiza una PCR para finalizar el aislamiento, no para el alta y su reincorporación al trabajo.

Según decían y dicen los expertos en las distintas versiones de la guía, la prueba debe hacerse una vez transcurridos siete días desde el inicio de síntomas y siempre que haya ausencia de fiebre sin necesidad de toma de antitérmicos y mejoría de la clínica respiratoria en los últimos tres días.

"Si la PCR es negativa y el trabajador se incorpora a su actividad asistencial, deberá hacerlo con mascarilla quirúrgica hasta completar 14 días desde el inicio de síntomas, evitando durante este tiempo el contacto con personas consideradas vulnerables para esta enfermedad", dicen ahora los técnicos. Antes se daba por hecho que "si la PCR es negativa, el trabajador se incorporará a su actividad asistencial con mascarilla quirúrgica". Por último, si la PCR es positiva, continuará el aislamiento hasta los 14 días, sin precisar cuándo se incorporará a la actividad.