Sánchez seguirá vendiendo armas a Arabia Saudí

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha condenado "sin paliativos" el "terrible" asesinado del periodista Jamal Khashoggi, pero ha justificado el mantenimiento de la venta de armas a Arabia Saudí en la defensa de los intereses de España y del trabajo en sectores estratégicos como los astilleros.

"Si me piden donde tengo que estar hoy y aquí es en la defensa de los intereses de España, del trabajo de sectores estratégicos, muchos de ellos situados en zonas muy afectadas por el drama del desempleo. Ahí estará mi Gobierno y estaré yo", se ha comprometido el presidente, que ha pedido a todos "altura de miras" para compartir esa visión.
Sánchez, en su comparecencia ante el pleno del Congreso para hablar de este asunto, ha señalado que el "terrible crimen" de Khashoggi debe investigarse y que la justicia debe actuar para que "caiga todo el peso de la ley" sobre sus responsables, pero ha afirmado que eso "no puede ni debe impedir" que él y su Gobierno actúen "con responsabilidad" en la defensa de los intereses nacionales.
Tras recalcar su "rechazo", "consternación" y "repulsa" por el asesinato del periodista saudí del Whashington Post en el consulado de Arabia Saudí en Estambul, ha apuntado que realiza su defensa de los interese de los españoles "con plena autonomía" y siempre con la obligación de poner la vista en el largo plazo".
A los que le piden que anteponga la defensa de los derechos humanos a la de los intereses económicos, se ha preguntado si alguien duda de los principios de los alcaldes progresistas de Bahía de Cádiz y ha aseverado que él no lo duda, pero que estos conviven con una "prioridad mas inmediata no buscada, que son los trabajadores de Navantia y sus familiares". "Y yo lo entiendo", ha recalcado.

En su comparecencia, el presidente ha avanzado que prepara una propuesta "pionera" que situará a su Gobierno "a la cabeza de los controles de verificación y transparencia". También ha apelado al consenso para salvaguardar este asunto del debate partidista y ha reivindicado la necesidad de construir "grandes acuerdos" en política internacional para reforzar la imagen exterior de España.

"Hoy pido a esta cámara que seamos capaces de discernir con claridad esos intereses en conflicto y pensemos en lo que más interesa al conjunto de la sociedad", ha reclamado, tras asegurar que su Gobierno trabaja con la vista puesta en modernizar la economía, avanzar en la internacionalización de la política industrial y transformar el modelo productivo español.