Sánchez anuncia la paralización de actividades no esenciales desde el lunes

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado la paralización de todas las actividades no esenciales desde el lunes 30 de marzo y hasta el jueves 9 de abril, ambos inclusive, lo que se aprobará mañana en un Consejo de Ministros extraordinario.

En una comparecencia desde La Moncloa, Sánchez ha dicho que esta "medida excepcional" supondrá que todos los trabajadores de actividades no esenciales "deberán quedarse en casa" a partir de este lunes para lo que tendrán un permiso retribuido "recuperable" durante todo el tiempo y recibirán su salario "con normalidad"

Sánchez ha explicado que será después, cuando pase este período de cese de actividad, cuando debanrán recuperar las horas "de manera paulatina". Ha advertido de que quedan "días muy duros" por la pandemia del coronavirus y es necesario "intensificar la lucha".

Eso permitiría al mismo tiempo, ha añadido, "descongestionar" las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de los centros sanitarios.

Aunque ha reconocido que las medidas que está tomando el Gobierno son de una "extraordinaria dureza", Sánchez ha destacado que estamos a las puertas de la Semana Santa y ahora, "a medida que nos acercamos a la cresta de la ola del virus", no es el momento de bajar la guardia, si no más bien al contrario, "intensificar la lucha".

Las actividades a las que se extiende la paralización son las que no están en el decreto por el que se impuso el estado de alarma. "Las esenciales seguirán funcionando como hasta ahora", ha aclarado.

Una vez haya concluido esta situación de alarma, ha explicado, los trabajadores podrán pactar con los empresarios ampliar su horario hasta el próximo 31 de diciembre para recuperar estos días de inactividad.

"Un día más es un día menos" para ver extirpado este virus, según el presidente, quien ha destacado la importancia de la coordinación en la lucha contra el COVID-19 a nivel europeo pero también a nivel nacional porque "somos más fuertes como uno que como diecisiete (comunidades autónomas)".

La paralización de actividades no esenciales es una iniciativa se adopta, ha dicho, con el propósito de reducir aun más la movilidad de las personas hasta niveles como los de los dos últimos fines de semana, así como el número de contagios.