'Rocadragón' y 'Bajo la tormenta'

Episodio 1: "Rocadragón"

El primer episodio de esta séptima temporada nos vuelve a situar en el universo de Juego de Tronos, con todos los bandos preparándose para la gran batalla final.
Después de la venganza por parte de Arya contra los Frey en la escena inicial de la temporada, que supone uno de los comienzos más potentes de toda la serie, vemos que la joven Stark se dirige a Desembarco del Rey para tener por fin la venganza contra Cersei.
En Invernalia, las diferencias empiezan a surgir entre Jon y Sansa, ya que este ha sido proclamado Rey en el Norte sin derecho de sangre. La sombra de Meñique acecha a los jóvenes Stark en el Norte y las escenas interpretadas por Kit Harington (Jon Nieve) son de esas que ponen los pelos de punta, en su constante empeño en unir a los norteños. 
Uno de los momentos menos relevantes a nivel dramático fue el cameo de Ed Sheeran, pero su presencia como uno de los miembros de un grupo de soldados que proporcionan comida a Arya, fue muy comentado en las redes sociales. 
Cersei ya ha comenzado su reinado de tiranía y se mantiene en el poder por la fuerza. Su hermano Jaime Lannister habla por primera vez con ella después de su regreso, justo cuando ella llevó a cabo las mismas acciones que el Rey Loco planeaba (acontecimiento que marcó el curso de la historia particular de Poniente y que le dio al heredero de los Lannister el nombre de Matarreyes). La tensión se empieza a palpar entre los dos hermanos. 
El personaje de Euron Greyjoy comienza a coger fuerza y promete a Cersei "un regalo", como muestra de buena voluntad para establecer una alianza, pero, desde luego, sus intenciones no parecen ser buenas.
El episodio finaliza con la llegada de Daenerys a Rocadragón, el lugar donde nació, justo en la fortaleza en la que Stannis Baratheon comenzó su rebelión contra el reinado de Joffrey. Este lugar, gracias al descubrimiento de Sam, es también un sitio fundamental para generar armas contra los Caminantes Blancos. Mientras tanto, el Rey de la Noche sigue avanzando. 
"Rocadragón" es un primer episodio que sirve para volver a situar a un elenco inmenso y que sirve de introducción a los grandes momentos que promete esta séptima temporada. 
Image
Daenerys en su llegada a Rocadragón, el lugar en el que nació.
Fotograma del tráiler de la serie (HBO)

Episodio 2: "Bajo la tormenta"

"Bajo la tormenta" es el segundo capítulo de Juego de Tronos en esta séptima temporada. Así como el primero sirvió de introducción y para situar todas las piezas en el tablero, este segundo capítulo empieza a crear tensión en diferentes frentes. 
La Bruja Roja llega a Rocadragón para unirse al bando de Daenerys y le sugiere que se reúna con el bastardo de Invernalia para crear una alianza. Este momento da lugar a muchas preguntas, como, por ejemplo, cuáles son las verdaderas intenciones de la bruja o, por otro lado, cuáles son los objetivos de Varys, que según La Madre de Dragones "nunca ha dudado en unirse al mejor postor y traicionar al anterior". 
En cualquier caso, Daenerys prepara su ataque para conquistar los siete reinos, con la intención de que no haya un derramamiento de sangre. Por eso, se alía con los Tyrell y los guerreros de Dorne, además de la flota de los Greyjoy. En esta secuencia, Olenna Tyrell le da un gran consejo a la joven aspirante al trono: "Sé un dragón", le dice. 
Por su parte, Arya se reúne con un viejo amigo y se entera de que los Stark vuelven a gobernar en Invernalia. Esto le hace abandonar su camino hacia Desembarco del Rey, para dirigirse a su hogar. 
Jon decide aceptar la invitación de Daenerys y parte hacia el Sur, no sin antes dejar el Norte en manos de su hermana y, además, darle una clara advertencia a Meñique de no tocar a su hermana. 
Todo parece estar a favor del bando de la joven Targaryen, hasta que Euron decide vengarse de sus sobrinos Greyjoy y capturar a Ellaria Sand. El final desvela el gran trauma que Theon todavía no ha superado y la flota que llevó al ejército de Daenerys a Poniente está destruida en su mayor parte. 
Una vez más, lo que parecía ser de una forma ha resultado ser de otra, tal y como nos tiene acostumbrados la serie.