Ritmos biológicos: qué sabemos de ellos y qué podemos hacer para favorecerlos

AdminsitradoresFincasSC

Seguramente hayas oído hablar de ellos solo en algunas ocasiones en televisión, con suerte en algún documental de carácter científico, o bien habrás leído sobre ellos en alguna revista de salud y bienestar. Sin embargo, los ritmos biológicos del ser humano son mucho más importantes de lo que se pueda pensar y por eso, se deberían tener muy en cuenta a la hora de escoger el estilo de vida que se lleve. Digamos que de alguna manera, el hecho de vivir implica un fenómeno rítmico que nos marca cuándo hacer determinadas actividades, como comer, beber, dormir, etc. Además, los factores externos desempeñan un papel muy importante en la regulación de nuestros hábitos diarios, aunque a simple vista pueda no parecerlo. Por ejemplo, el ambiente, los cambios de estación, los cambios de luz o las fases lunares afectan a nuestro organismo.

Hay tres tipos diferentes de ritmos biológicos, dependiendo de la duración de estos: los ritmos circadianos (uno cada 24 horas, como por ejemplo el ciclo del sueño), los ritmos infradianos (se dan menos de una vez cada 24 horas, como por ejemplo, el ciclo menstrual) y los ritmos ultradianos (se dan varias veces dentro de las 24 horas, como los latidos del corazón, el parpadeo o los ciclos de sueño REM). Pero tranquilidad, que no es necesario memorizar el nombre de cada uno de ellos, aunque sí vendría muy bien saber qué hábitos seguir para favorecerlos, mantenerlos y colaborar a que funcionen de manera correcta.

Como aparece más arriba, los ciclos pueden verse afectados por factores externos, ya sea por cambios en el ambiente o en nuestra rutina diaria. Para mantenerlos y evitar posibles consecuencias de las variaciones de nuestros ritmos biológicos (insomnio, cambios de humor, cambios en el apetito, etc.) es necesario llevar una rutina diaria que permita mantener la energía.

Mantenerse en forma es necesario completamente. Una dieta sana y las horas de sueño son imprescindibles para el ser humano. Algunas personas, como son los jugadores de videojuegos o póker, pasan a tener una mala alimentación y horarios de sueño muy dispares debido a los horarios de los torneos, unos hechos poco beneficiosos para su salud. Normalmente, no se cumplen las horas del sueño recomendadas, o bien se vuelven irregulares, lo cual es bastante perjudicial. Lo mismo pasa en el caso de las personas que trabajan por turnos, ya que no siguen unos horarios determinados y de este modo, el cuerpo no está habituado a realizar determinadas actividades en un determinado momento.

Habitos

Algunos consejos para mantener los ritmos biológicos son los siguientes:

  • Levantarse y acostarse a la misma hora: el momento en que te despiertas marca el inicio de la fase de activación de tu cuerpo. Por eso, es conveniente iniciar y finalizar el día siempre a la misma hora (o al menos, a horas aproximadas). Igual de necesario es alcanzar las horas mínimas de sueño, así que si un día te acuestas un poco más tarde de lo normal, es mejor que duermas las horas suficientes (entre 7 y 8 horas) y no intentes levantarte antes solamente para cumplir con el horario.
  • Mantener una rutina incluso estando de vacaciones: aunque parezca una locura y a pocos les apetezca, es muy recomendable mantener los hábitos también cuando se está de vacaciones. De esta manera, los ritmos biológicos se mantendrán intactos y será mucho más fácil conservar la energía cuando se tenga que volver a la rutina.
  • Comer siempre a la misma hora: de la misma forma que el sueño, la sensación de hambre también está sujeta a una cadencia temporal. Además, todas las funciones biológicas dependen de cómo te nutres y cuándo lo haces, y fallos en la regularidad de la alimentación podrían producir un efecto cadena. Por eso es esencial mantener unos hábitos para las principales comidas. Esto te va a ayudar mucho a la hora de controlar la sensación de hambre y evitar los atracones.

Puede que a simple vista no se aprecie o que los primeros días cueste un poco, pero una vez cogido el hábito, va a ser mucho más fácil seguirlo y con ello estarás contribuyendo al mantenimiento saludable de tus ritmos biológicos sin ni siquiera darte cuenta.

hospiten1350oct2020

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Banner-Campaña-1300x200