Retornan 53 canarios que permanecen en Venezuela desde el cese de vuelos

El Gobierno de Canarias ha realizado las gestiones necesarias para que este sábado regresen a las islas 53 personas residentes en el archipiélago y que se encontraban de visita en Venezuela cuando se suspendieron los vuelos al inicio del estado de alarma por el coronavirus.

Las gestiones hechas por la Viceconsejería de Acción Exterior, con la mediación de la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, comenzaron el pasado mes de marzo, cuando se decretó la suspensión de vuelos, señala el Gobierno de Canarias en un comunicado. Ahora culminarán los trámites efectuados con el regreso de este grupo de 53 ciudadanos en un vuelo organizado por el Ministerio de Asuntos Exteriores en el que también viajarán personas con residencia en distintas ciudades españolas.

El director general de Relaciones Exteriores del Gobierno de Canarias, Juan Francisco Trujillo, ha destacado la coordinación con el Ministerio de Asuntos Exteriores, el Ministerio de Política Territorial y Función Pública, y las autoridades consulares en Venezuela en todo este proceso. “En estos momentos, es fundamental la colaboración interinstitucional para que nuestros ciudadanos puedan regresar a casa cuanto antes”, añadió Trujillo.

En lo que se lleva de estado de alarma en España el Gobierno de Canarias ha logrado retornar a las islas a un total de 108 personas desde el extranjero. Además de las 53 personas que llegarán desde Venezuela este sábado (no contabilizadas en esas 108), el Ejecutivo autonómico continúa realizando gestiones para que otras nueve también logren volver al Archipiélago.

Según datos oficiales del jueves 14 de mayo, el Gobierno de Canarias ha estado en contacto en esta crisis sanitaria por la COVID-19 con 170 residentes isleños que se hallaban en el extranjero y querían llegar a las islas tras la declaración del estado de alarma. Una vez en Canarias, los 53 pasajeros procedentes de Venezuela deberán someterse a una cuarentena de 14 días en su domicilio, según obliga la orden del Ministerio de Sanidad del 11 de mayo pasado.