Renovarse o morir

La vida está llena de continuos cambios. A nosotros, pobres mortales, no nos queda otra que seguir avanzando y adaptándonos a ellos. Si nos quedaba alguna duda al respecto baste mirar los últimos acontecimientos en los que todos nos hemos visto inmersos en los últimos meses.

Al parecer ha llegado lo que han dado a llamar “nueva normalidad”, y gran parte de la población se ha echado a la calle, al parecer, con el deseo de recuperar los meses perdidos. Miedo me da tanta euforia que ojalá no nos pase factura. Mi padre siempre dijo que la forma segura de avanzar por un camino era despacio y por el centro. Yo pienso aplicármelo en esta situación, al igual que he hecho siempre en otras circunstancias.

Pero obviando lo obvio centrémonos en lo que a nosotros nos reúne cada semana, querido hipotético lector, saber qué se cuece en mi Mundo de letras.

Recién finalizada la presentación virtual de la antología “Avanzando juntos” en la que he participado, quería compartir contigo alguno de los versos del poema que aporté a la misma.

Pero antes te contaré que mi Revista Tamasma ya está a punto de sacar un segundo número y que la acogida al primero fue maravillosa. Aprovecho para agradecer desde este espacio su colaboración a todos los que la hicieron realidad.

Acte sigue con su trayectoria virtual, debido a las circunstancias, y prepara su tercer maratón de lecturas encadenadas para el 4 de julio, “Palabras de estío” este año se hará de forma virtual a través de Facebook, de ello te puedes informar en su perfil o en su página web, ya que la participación es libre.

Y ahora si me despido de ti dejándote los versos prometidos de mi poema FARO AZUL.

Poema Luisa Chico, Faro Azul