Renault Koleos: Cambio de rumbo

La marca del rombo es otra de las que ha aparcado las medias tintas y tras ensayar una carrocería más monovolumen que crossover, ahora el Koleos se deja llevar por la moda todocamino, pero aplicándola al segmento D.

El Koleos se aleja por tanto de su primera generación, pero no sólo con ese enfoque SUV, también a base de elegancia y refinamento, equiparable incluso al de modelos como el Talisman. Al fin y al cabo, junto a esta berlina y al Espace, el Koleos forma parte de la élite, la gama alta de Renault y, por tanto, es el broche de su gama crossover por encima del Captur y el Kadjar. Además, con él se cierra la renovación de toda la gama Renault que empezó con el Clio hace ahora cinco años.

El parentesco con los Talisman es muy patente en el frontal con el rombo Renault en posición vertical en una amplia calandra cromada, los hombros musculosos y las proporciones. La firma luminosa en forma de C es lo más evidente y en versiones superiores cuentan con tecnología full LED; las luces traseras, por su parte, tienen tecnología Edge Leight para ofrecer un efecto 3D. Éstas, como en el Talisman, cruzan de extremo a extremo el coche para subrayar los 1,84 metros de anchura. Mide, además, 4,67 metros de largo y su batalla es de 2,71 metros. Los muchos insertos cromados, la paleta de colores de la carrocería y la colección de llantas redundan en ese halo ‘gama alta’ del nuevo Koleos. 

En su vertiente SUV, los 150 mm más de altura de la carrocería si se compara con un Talisman son un claro detalle diferenciador, como los ángulos de ataque y fuga de 19 y 26º respectivamente. Todo esto quedaría en anécdota si no fuera por la tecnología de tracción total inteligente All Mode 4x4-i con sus modos de dos ruedas motrices, tracción total automática y bloqueo.

El interior explota todo el espacio que ofrece esta carrocería para ofrecer, según la marca, el mejor espacio para las rodillas en las plazas traseras y un maletero modulable cuya capacidad parte de los 579 litros. El sistema Easy Break con el que se abate rápidamente la banqueta posterior permite ir ganando espacio de carga. Al margen de ello, este habitáculo está repleto de pequeños detalles y evoluciones encaminados a lograr un mayor confort de todos los pasajeros; desde el ángulo de apertura de las puertas hasta la curvatura de los respaldos de los asientos. 

Para saber más del nuevo Renault Koleos, sigue este enlace de MotorEnLínea.es.