Recuperan grandes cantidades de residuos de zonas poco accesibles del Teide

El Cabildo de Tenerife ha reestructurado las funciones del servicio de limpieza del Parque Nacional del Teide hacia zonas en las que habitualmente no desarrollan su trabajo ya por su lejanía, dificultad de acceso, o porque no se consideran excesivamente expuestas a la visita diaria del Parque .La limpieza se llevó a cabo a través del área de Medio Natural y Seguridad y de la oficina de Gestión del Parque Nacional del Teide. 

La Consejera del área, Isabel García, ha declarado que:“De estos primeros días de trabajo fuera de las zonas habituales, el equipo de limpieza de la empresa pública Tragsa ha podido extraer grandes cantidades de residuos que han sido clasificados para su traslado de zonas de difícil acceso y en las cuales no se puede hacer uso de maquinaria como carretillas o vehículos a motor”. "Es sorprendente cómo se pude hacer recopilación de todo tipo de desechos, entre ellos latas, neumáticos, plásticos, etc en zonas de especial protección; el equipo de limpieza está trabajando aprovechando la ausencia de visitantes en el Parque Nacional y con ello está haciendo una labor de repaso a fondo”, recalcó García. 

residuos extraídos del Parque Nacional del Teide

residuos extraídos del parque nacional del teide

Zonas de trabajo

Las zonas en las que se está trabajando con mayor incidencia son las áreas del Portillo, la Pedrera y Recibo quemado en la que existen abundantes restos de antiguas construcciones , y fueron muy visitadas y donde se habitualmente se realizaban barbacoas y acampadas cuando no existía la declaración de Parque Nacional; zonas del Roque del Peral, el Cabezón y los Altos de la Fortaleza, que habitualmente son muy transitadas por participantes en las jornadas de control de herbívoros y también por apicultores, así como la zona límite de la pista de La Fortaleza, Montaña de los Tomillos y /Montaña de los Conejos. 

También en la zona de Lomo de Chío, Montaña Cruz de Tea y cuevas de Chío, lugares muy visitados por excursionistas, y donde existen aún restos de antiguos apiarios. Otros lugares en los que se está trabajando en este sentido son las zonas de Roque de Chavao, el Encerradero, Roque del Cedro, Montaña Limón, Llano de la Rosa, Montaña Raja, Montaña de los Corrales, Montaña de la Carnicería, y Montaña del Cerrillar. Por último, el Sanatorio y el pie de Monte de Siete Cañadas, estos últimos en los que hay restos de gran actividad humana.

"Es sorprendente cómo se pude hacer recopilación de todo tipo de desechos, entre ellos latas, neumáticos, plásticos, etc en zonas de especial protección; el equipo de limpieza está trabajando aprovechando la ausencia de visitantes en el Parque Nacional y con ello está haciendo una labor de repaso a fondo"

residuos extraídos del parque nacional del teide