Destino inteligente, la apuesta de Tenerife para la recuperación turística

El Cabildo de Tenerife trabajará con la Sociedad Estatal para la Gestión de la Innovación y las Tecnologías Turísticas con el objetivo de establecer las líneas estratégicas que desarrollen la isla como destino inteligente, lo que a su juicio favorecerá la recuperación turística.

Ello incluirá la elaboración de un protocolo de actuación en el contexto del COVID-19 que será de utilidad para el destino durante el proceso de reapertura tras el primer “cero turístico” de su historia, informa en un comunicado el Cabildo tinerfeño.

El consejero insular de Planificación del Territorio, Patrimonio Histórico y Turismo, José Gregorio Martín Plata, ha asegurado que este acuerdo permitirá impulsar a la isla como un espacio turístico innovador, consolidado sobre una infraestructura tecnológica de vanguardia que garantizará el desarrollo sostenible del territorio turístico.

Martín Plata ha añadido que “este trabajo conjunto promueve la accesibilidad universal, facilita la interacción e integración del visitante con el entorno, incrementa la calidad de su experiencia en el destino, mejora la calidad de vida de los residentes y permite hacer frente a los cambios de los próximos años desde una perspectiva integradora”.

Posicionamiento turístico del destino

Por su parte, el consejero delegado de Turismo de Tenerife, David Pérez, ha expuesto que este trabajo implicará la mejora del posicionamiento turístico del destino y de los microdestinos que lo conforman.

Asimismo, ha explicado que todo ello se llevará a cabo en varias fases que pasarán por un análisis previo y el establecimiento de una hoja de ruta, un trabajo de campo, y unas conclusiones y líneas estratégicas a poner en marcha, “pues el objetivo es que Tenerife se convierta en modelo de Destino Turístico Inteligente”.

Para el presidente de SEGITTUR, Enrique Martínez Marín, dicho plan permitirá responder a los retos más urgentes de Tenerife con medidas muy concretas, entre las que ha destacado las vinculadas con el apoyo al tejido productivo turístico local que contribuyen a reforzar las rentas de los residentes y las orientaciones en materia de políticas activas para el empleo en el sector turístico.

También ha recalcado el diseño y puesta en marcha de planes de acción de formación, y el diseño de protocolos de actuación en el contexto del COVID-19 para los diferentes subsectores turísticos, sin olvidar acciones para recuperar la confianza entre la población local y en los principales mercados emisores, así como la puesta en marcha de acciones de promoción para reforzar vínculos con el turista.

La conversión en un destino inteligente

La conversión en un destino inteligente supone una revalorización del destino en base a cinco pilares estratégicos: la gobernanza, la innovación, la tecnología, la sostenibilidad y la accesibilidad.

Esta estrategia integral permite aumentar la competitividad del destino a través de un mejor aprovechamiento de sus recursos turísticos, así como la identificación y creación de otros, la mejora en la eficiencia de los procesos de producción y comercialización o el uso de fuentes de energía renovables, análisis y tratamiento de los datos para mejorar la toma de decisiones, entre otros.

Todo ello focalizado en impulsar el desarrollo sostenible del destino en sus tres vertientes: medioambiental, económica y sociocultural, con el objetivo de mejorar la calidad de experiencia de los turistas y la calidad de vida de los residentes, ya que los beneficios también impactarán en sectores como la sanidad, el transporte, la educación, la energía, la seguridad o la cultura, contribuyendo a generar riqueza en el territorio.

Tenerife aprovecha la experiencia generada y el conocimiento adquirido por SEGITTUR en los años de implantación del modelo para desarrollarlo y adaptarlo a las necesidades del turismo y los destinos de la isla.