Playa de Almáciga en Santa Cruz de Tenerife / Imagen de la red

Reabren varias playas en Tenerife tras la presencia de residuos de hidrocarburo

Tubigú

Varias playas de Tenerife reabrieron el jueves después de permanecer cerradas al público debido a la presencia de hidrocarburos encontrados en agua y arena. Los vertidos comenzaron a aparecer poco a poco en el litoral de la isla el pasado lunes. El primero notificado se encontró en la playa de Almáciga, en Santa Cruz de Tenerife.

En los días siguientes, tras encontrarse también vertidos, se procedió al cierre de la playa de Roque de las Bodegas y Benijo, en la capital tinerfeña; las playas del municipio de Candelaria; la playa de Lima, en Arafo; y las playas del Puertito de Güímar.

Playas abiertas

A lo largo de ayer jueves la actividad se fue recuperando en varios puntos afectados. Los primeros en abrir fueron las playas de Roque de Las Bodegas, Almáciga y Benijo, según informó ayer el Centro de Cooperación Operativa Municipal de Santa Cruz de Tenerife. Después le siguieron las playas del Puertito de Güímar. Y desde este viernes se encuentran abiertas las playas de Candelaria a excepción de el sector 2 de la playa de Punta Larga, playa de La Viuda y playa de Los Guanches.

Recogida de muestras

El alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, pidió el pasado miércoles al Gobierno de Canarias y a la Administración del Estado en Tenerife, Costas, Capitanía Marítima y Autoridad Portuaria, que se investigue de manera urgente la procedencia de restos de hidrocarburos. Según confirmó Delegación del Gobierno, es Capitanía Marítima la que está investigando el vertido de hidrocarburo encontrado.

Además, la Concejalía de Sanidad de Candelaria también recogió muestras en diferentes playas del municipio que ahora investiga el Servicio de Inspección Sanitaria y Laboratorio del Gobierno de Canarias.

Un pasado de residuos

No es la primera vez que varias playas de la isla se ven forzadas a cerrar su acceso debido a la presencia de hidrocarburos. En 2018, las playas candelarieras de La Viuda y Samarines, y la de Lima, en Arafo, se cerraron al baño debido a la presencia de fuel. Este había llegado al mar debido a un vertido de 19.000 litros de hidrocarburo por parte de una empresa situada en el Polígono Industrial del Valle de Güímar.

En 2014, tras encontrarse vertidos de petróleo también se cerraron al público la playa y las piscinas naturales de Castillo del Romeral y la playa del Águila, en San Bartolomé de Tirajana, Gran Canaria.

Este junio, además, se retuvo a un petrolero en Almería, después de haber descargado hidrocarburo de manera ilegal a 174 millas al noroeste de La Palma.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...