Raquel Álvarez: "Se podría hacer el concurso de rondallas en dos días para evitar que sea tan largo"

HOSPITEN

Raquel Álvarez lleva toda una vida ligada a la música y al folclore. Estudió en el conservatorio y, cuando dejó de ser un poco menos amateur, comenzó con la parranda Cantadores. En el carnaval, en los años 90, entró siendo la primera mujer directora en la rondalla Coral Anaga, pasando una primera época en Los Aceviños, el año de debut de Las Valkirias, ayudando a San Gerardo cuando se lo solicitaban.

Su trabajo está dedicado a la música, dando clases de folclore en la Escuela de Música de Candelaria. Como me comenta, "estoy tocando todo el tiempo, dando clases y me pagan..., es maravilloso".

 

Raquel Álvarez en pleno ensayo | CEDIDA

 

¿Consideras acertada la decisión de suspender el carnaval 2021, tomada por el Ayuntamiento de Santa Cruz?

Creo que sí. Tampoco pasa nada por que haya un año de barbecho. Hay gente que tiene mucho miedo y hay otros que no se lo creen. Ante esos extremos hay que ir a por lo que la mayoría siente. Por lo menos por mi rondalla, donde hay mucha gente mayor. Hablas con ellos y tienen miedo.

A mí personalmente en Aceviños me viene bien, porque considero que nos hace falta una reestructuración. Venimos de unos años regulares y el pasado volvimos a estar ahí decentemente. con unas puntuaciones muy buenas para lo que podíamos esperar. Y esto me alegró porque por fin no éramos los últimos después de mucho tiempo.

Sabemos que debe haber actos simbólicos. Me parece fantástico el acto de la guardiana del cetro, y eso que hay mucha gente que vivimos de los carnavales, me incluyo en ello. Primero está la salud y todo lo demás, poquito a poco.

 

Raquel Álvarez encima del escenario, en el concurso de rondallas | CEDIDA

 

¿Te costó mucho aceptar el reto de volver a dirigir a Los Aceviños?

Pues sí y no. Me lo pensé mucho porque encontré una rondalla un poco destruida musicalmente, bajo mi punto de vista. Las críticas son demasiado fáciles y te critican por todo: si ganas, si eres el último, si vas a por el disfraz..., y pensé que, si van a criticar por todo, vamos a hacerlo.

Sí me lo pensé y, de hecho, cuando me lo dijo la directiva, me pegué como dos o tres meses antes de contestar, hasta que me pidieron una repuesta y les dije que sí.

 

¿Las rondallas corren peligro tras el COVID-19, debido a la edad avanzada de la mayoría de sus componentes?

Peligro no, creo que hay que extremar precauciones porque los contagios están para todos, tanto jóvenes como mayores. En nuestro caso, nuestro local no tiene ventanas y, por lo tanto, ensayar allí es difícil, porque no se puede mantener aireado el lugar.

Tanto la directiva como yo decidimos desde el primer momento no ensayar, aún con el riesgo de perder a componentes. Están intentando solucionar la posibilidad de abrir algunas ventanas para poder, con el tiempo, comenzar a ensayar en pequeños grupos.

 

¿Crees que las rondallas deben tener mayor protagonismo en el carnaval actual?

Sí, si hablas con una agrupación musical o una comparsa te dicen lo mismo. Creo que se ha dado un exceso de protagonismo a las murgas. Los carnavaleros recordarán que las rondallas y las comparsas tuvieron su época dorada y, con el tiempo, por modas o evolución del carnaval, se van quedando rezagadas.

Se deben dar las mismas oportunidades a todos los colectivos, como por ejemplo retransmitir todos los concursos en directo por la misma televisión, ya que he visto un concurso de rondallas por la tele a las doce de la noche.

 

Raquel Álvarez en el estudio de grabación | CEDIDA

 

¿Qué cambiarías del concurso de rondallas?

Se hace muy largo y eso lo hace tedioso por momentos. A nosotros nos hacen estar dos horas antes de empezar a actuar. Eso es inhumano. Por ejemplo, el año pasado le dio un desmayo a la solista en plena actuación. La gente comentaba que era por los nervios, pero no, es que llevábamos muchas horas en el Auditorio esperando para actuar. Solo es una cuestión de que la persona que organiza el concurso decida pasar lo que pasamos los componentes el día del  mismo y así, quizás, entiendan cómo deben hacer las cosas, para que salgan bien.

Cambiaría este hecho más que el concurso, aunque pensando, quizás se podría hacer en dos días, para evitar que sea tan largo, por ejemplo. La cosa es no tener tirada a la gente desde las tres de la tarde hasta las once de la noche para conocer el veredicto.

 

¿El Auditorio es el lugar ideal para el concurso de rondallas?

Si te digo la verdad, yo recuerdo sentirlo mejor cuando estábamos en el Pabellón municipal de Santa Cruz. En ese lugar había un buen sonido, una cercanía con el público, mejor que en el auditorio. El Auditorio evidentemente está a la altura de las rondallas, pero hay un clima muy frío con el público porque está bastante lejos y desubicado con el sonido. Este no es para ti, sino para el público. Yo creo que deberían poner sonido o buscar soluciones para que el concurso mejore.

 

Raquel Álvarez, dirigiendo a la rondalla en una actuación | CEDIDA

 

¿Crees que dentro del concurso de rondallas hay diferentes niveles?

Sí, hay diferentes niveles. Eso es indiscutible. Hay rondallas que se han puesto mucho las pilas, algunas que se han quedado en el camino. Pero estas están luchando muchísimo porque tienen que renovarse y es complicado renovarse. Además, la gente nueva solo quiere ir a las rondallas con opciones de premio y es lo normal.

 

¿Los jóvenes se animan a ser componentes de las rondallas?

Cuesta mucho, pero hay una cosa muy curiosa. Cuando los convences para que se metan porque se lo van a pasar bien, al final me dicen "es más divertido de lo que pensaba". Existe el mito de que es aburrido, porque es ensayar zarzuelas. El ambiente de las rondallas es súper divertido, por lo menos eso me parece a mí. Yo disfruto en los ensayos, me lo paso muy bien.

Las murgas ensayan mucho más y más días que las rondallas, que con dos o tres veces en semana que ensayen ya van bien.

Duende Fuego largo

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

CajaSiete Banner Noviembre