Paralizada toda actividad no esencial desde hoy

El Gobierno español ha decidido avanzar en el confinamiento con el objetivo de frenar la expansión del coronavirus y para ello, en el Consejo de Ministros se ha aprobado la medida de paralizar todas las actividades no esenciales desde este lunes, 30 de marzo hasta el nueve de abril.

El Gobierno permitirá ir a trabajar solo hoy a empleados que, aunque estén incluidos en los supuestos del permiso retribuido, tengan que realizar tareas exclusivamente necesarias para la interrupción adecuada de la actividad, lo que puede afectar sobre todo algunas industrias y la construcción.

De resto, todos los trabajadores ocupados en actividades no esenciales deberán quedarse en casa, pero mantendrán el sueldo. Tendrán un permiso retribuido "recuperable", lo que significa que, una vez cese la restricción a la actividad, irán recuperando las horas de trabajo no ejercidas de manera paulatina y espaciada en el tiempo.

¿Cuáles son las actividades esenciales y cuáles no?

La consejera de Desarrollo Económico y Competividad, Arantxa Tapia, ha exigido al Gobierno central que publique "con urgencia" y de manera oficial la "versión definitiva" del real decreto que regulará la actividad económica desde hoy y que se incluya un listado "detallado" de los sectores afectados porque no puede ser que "ni el conjunto de empresas y miles de personas trabajadoras estén teniendo que interpretar los borradores filtrados por Moncloa a los medios de comunicación".

Aunque la portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, no ha detallado qué sectores se consideran esenciales más allá de lo recogido en la declaración del estado de alarma, ha precisado los iguiente:

  • En las administraciones públicas, la mayoría de los puestos no esenciales ya se desempeñan mediante teletrabajo, por lo que este colectivo apenas se verá afectado.
  • Más allá de las actividades ya prohibidas, la nueva restricción impedirá, por ejemplo, la actividad industrial en sectores no considerados esenciales para luchar contra la epidemia. Sin embargo, trabajarán las personas de la industria aeroespacial y de defensa, así como otras actividades de importancia estratégica para la economía nacional.

  • También incluye a la construcción dentro de esta nueva restricción. Las obras deberán cesar, así como todas las actividades relacionadas: despachos de arquitectos, inmobiliaria, electricistas, fontaneros, etc. 
  • Tampoco pueden abrir las peluquerías, que en un principio fueron incluidas en el decreto y luego excluidas. 
  • Quedan pendientes de aclarar dudas sobre ciertos sectores durante la jornada de hoy.

Como el Gobierno no ha especificado detalladamente las actividades profesionales que se suman desde ahora al confinamiento, resulta más sencillo aclarar cuáles son las 'no esenciales' conociendo, por contra, las consideradas como tal:

  • Entre ellas se encuentran todo lo que tiene que ver con la salud, la seguridad, el bienestar social y económico
  • Al mismo tiempo, todo lo que garantiza el correcto funcionamiento de las instituciones del Estado y las Administraciones públicas. 

  • Esta medida permite que sigan abiertos los establecimientos comerciales minoristas de alimentación y productos de primera necesidad, farmacias, ópticas, médicos, tiendas de productos ortopédicos, estancos, gasolineras, tiendas de productos tecnológicos y de telecomunicaciones. También están incluidas las tiendas de mascotas, comercio por Internet y lavanderías. 
  • Las entidades bancarias también podrán abrir y los talleres de vehículos con el matiz de que solo atenderán a transportistas.

Por otro lado, el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha solicitado a Pedro Sánchez por videoconferencia que se tengan en cuenta las singularidades de las islas ante las nuevas medidas que restringen la actividad económica a los sectores esenciales para combatir con más efectividad el coronavirus.
España no es el único país que ha paralizado las actividades no esenciales. Hace ya semanas, uno de los países más afectados por la crisis del coronovirus, Italia, hizo lo propio.
Cómo funciona y cómo se pueden recuperar las horas del permiso retribuido

  • ¿Qué es un permiso retribuido recuperable? Desde el Gobierno han explicado que se trata de una figura nueva. Y lo es porque, actualmente, los permisos pagados no se deben recuperar. "Lo que está planteando el Gobierno es más bien una distribución irregular de la jornada", explica a Efe el profesor de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social de la Universidad de Valencia, Daniel Toscani.
  • ¿A quién afecta? A los trabajadores no esenciales que aún siguieran acudiendo a su puesto físico de trabajo.
  • ¿Y a quién no? A todos los considerados esenciales, que, a la espera de conocer el detalle del texto definitivo, van desde toda la cadena de abastecimiento de bienes de primera necesidad, al mantenimiento de transportes públicos y carreteras, fuerzas de seguridad del Estado, Ejército, establecimientos sanitarios, empleadas del hogar, cuidadoras, servicios de telecomunicaciones e información, luz, gas, personal de limpieza de estas empresas, entre otros.Tampoco afecta a quienes desarrollen su actividad en la modalidad de teletrabajo, ni quienes se encuentren de baja por incapacidad temporal o permisos de maternidad o paternidad.
  • ¿Cómo sabe un trabajador si el lunes 30 de marzo debe ir a su puesto? Según el sindicato de Inspectores de Trabajo y Seguridad Social, cada empresa debe estudiar si está en uno de los supuestos y deberá informar al trabajador de que se encuentra en esta situación de permiso retribuido recuperable sin perjuicio de que luego la empresa pueda optar por otra medida como un ERTE.
  • ¿Qué pasa si la empresa ya tiene en marcha un ERTE? El permiso no se aplicará a los trabajadores afectados por ERTE, que ya no acuden al trabajo. En los de reducción de jornada, por la parte proporcional que se siguiera trabajando, se tendrá que dar ahora un permiso retribuido recuperable.
  • ¿Y qué ocurre con este tiempo de trabajo? No son unas vacaciones obligadas, expone Toscani, es una bolsa de horas que tendrán que recuperarse y no a costa de tiempo de vacaciones. La fecha tope para recuperar esos 8 días laborales es el 31 de diciembre de este año y se deberán respetar los límites que establece el Estatuto de los Trabajadores. Así, esa recuperación de las horas no podrá suponer el incumplimiento de los periodos mínimos de descanso diario (12 horas entre jornada y jornada) ni semanal (1,5 días) ni la superación de la jornada máxima anual prevista en el convenio colectivo que sea de aplicación. También deberán respetarse los derechos de conciliación de la vida personal, laboral y familiar.
  • ¿Cómo se puede recuperar? El Gobierno ha señalado que hay "un amplio margen" para que empresas y trabajadores puedan llegar a acuerdos pero, pero según señala el asesor laboral en Lefebvre Robert Gutiérrez, puede haber dificultades en algunos casos tanto para los trabajadores como para la empresa. La forma de hacerlo, explican desde el sindicato de Inspectores de Trabajo, deberá negociarse en un plazo máximo de 7 días y el acuerdo que se alcance regulará la recuperación de todas o de parte de las horas de trabajo y recogerá el preaviso mínimo para los empleados, así como el plazo en el que se recuperará. Si no hay acuerdo, la empresa notificará la decisión.
  • ¿Se cobra el mismo salario por esas dos semanas? ¿Las empresas tienen algún ahorro en las cotizaciones? Sí, los trabajadores quedan exonerados de prestar sus servicios, pero siguen cobrando su salario por la totalidad de la jornada habitual y todos los conceptos retributivos. Y las empresas deben seguir pagando todas las cotizaciones que les corresponden.