Que siga la fiesta...

Tubigú

Hace dos días, escuchaba a la ministra de Sanidad Carolina Darias, como el que escucha el susurro del viento eterno, diciendo: “apelamos a la responsabilidad de nuestros jóvenes y bla, bla, bla...”. Sonaba a una letanía de esas que todos hemos escuchado en alguna parte y no sabemos dónde. Sonaba tan gastado como las vendas de una momia egipcia perdida por Taganana.

Siendo cierto (a pesar de manido), el mensaje, ustedes saben igual que yo lo que es pedir responsabilidad a esas almas jóvenes, hormonadas y descarriadas, que mutan en alienígenas cuando oyen el destape de una cerveza o rula el vaso de chupito. Un poco de reggaetón con hielo y cóctel Covid Tequila Sunrise para todos. Cuentan que el alcalde Bermúdez “apatrulla” la ciudad cerrando parques y playas...

Hay un tipo en SCTFE, que antes tenía un baratejo de venta de alcohol, que ahora se dedica a recorrer los barrios de la capital, previo a quedar con la muchachada, y allí va el “calandraca” con su furgoncito de la “felicidad”, a repartir surtidos de alcohol del chungo y otras cosas fumadas de dudosa procedencia. A ver si la poli le mete mano de una vez...

Y lo otro es curioso (no se me ocurre otro calificativo), es lo de pedir el pasaporte de vacunado en la entrada de bares y restaurantes. A mí personalmente no me parece mal, pero como me decía ayer la dueña de un conocido bar de pescao, en Tajao: “oye, y ¿quién me controla eso en la entrada? Con las colas que tengo los domingos, como para pedirles papeles a los puretas, que se empujan pa coger mesa, voy a parecer la aduana del aeropuerto...”

Ahora en serio, aquí lo que toca adelantar la vacunación de los más jóvenes, que están cayendo como moscas. Apelar a la responsabilidad está bien, pero la apelación en forma de un buen chute en el hombro es el mejor mensaje. De Gobiernos, decisiones de Tribunales Superiores y Toque de Queda paso de opinar. ¿Para que...? haremos los que nos digan unos u otros. No tienen la impresión de que cada vez somos más un rebaño de cabras guiado. Y luego decían que en Canarias el pastoreo se estaba perdiendo. Pues no sé yo...

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

ÚLTIMAS NOTICIAS