12 meses de pérdidas por el retraso de las obras en la zona centro

Unos 60 comercios de la zona turística de Puerto de la Cruz afectados por las obras de mejora que se realizan en zona centro exigen responsabilidades a las administraciones competentes (Ayuntamiento y en su caso, Cabildo y la empresa que ejecuta). 
Según informan desde Jf Comunicación de los servicios jurídicos del despacho de José Luis Langa, los afectados aseguran que llevan casi "12 meses con importantes pérdidas y critican la falta de sensibilidad de las AAPP ante un hecho muy grave que está afectando a la economía de este sector". 
D

Reunión de afectados | CEDIDA JFCOMUNICACIÓN

"Ante la pasividad de los organismos competentes, con los que han mantenido varias reuniones sin soluciones, este colectivo ha contratado los servicios jurídicos del despacho de José Luis Langa", detalla.

Desde el área de comunicación destacan que Langa consiguió ganar los numerosos procedimientos afectados por la nueva ordenanza implantada en esta misma ciudad para incrementar las tasas de ocupación de la vía pública del año 2013. 
Indican en el comunicado enviado a la redacción de AtlánticoHoy que los afectados recibieron la devolución de ese incremento que se fijó en 6 veces superior al ejercicio anterior. El letrado ya trabaja en la reclamación del resto de años desde el 2014 al 2018.

Los comerciantes afectados manifiestan estar en una situación caótica y desesperante. Sus ventas han caído de forma considerable.

Gabinete jurídico
El gabinete jurídico anuncia que presentarán tantas reclamaciones como personas afectadas de responsabilidad patrimonial ante el Ayuntamiento del Puerto de la Cruz. De esta forma, exigirán la retribución de los beneficios que han dejado de obtener después de estas obras, que aún no han finalizado.
El letrado asegura que el nuevo equipo de gobierno del Consistorio portuense, así como la empresa que ejecuta las obras y en su caso, el Cabildo, si es competente, deben asumir responsabilidades ante una situación que ha calificado de  "muy preocupante".
Los comerciantes afectados manifiestan estar en una situación caótica y desesperante. Sus ventas han caído de forma considerable. También señalan que las obras no finalizarán en el plazo estipulado ( 12 meses ), ya que no se han cumplido los plazos de ejecución establecidos.