Preparados para hacer historia

Getafe y Tenerife, con ligera ventaja de éste tras el 1-0 de la ida, afrontan un partido de máxima tensión en el que está en juego la última plaza para ascender a Primera y regresar a la elite del fútbol profesional.

El apoyo que tendrá de la afición desde la grada y la buena temporada que ha realizado en el Coliseum, dónde solo ha cedido una derrota en todo el curso, son los dos factores en los que se apoya el Getafe para intentar una remontada frente al Tenerife que le permita lograr el ascenso a Primera.

Con 46 puntos sumados en el Coliseum, de 63 posibles, el Getafe ha sido el segundo mejor equipo de Segunda en casa en la temporada regular, solo por detrás del líder, el Levante.

En la primera ronda de la promoción, frente al Huesca, el Getafe también demostró su fortaleza como local goleando (3-0) al equipo de Juan Antonio Anquela.

Con José Bordalás en el banquillo, el Getafe no sabe lo que es perder en el Coliseum y de 18 partidos oficiales ha ganado trece y ha empatado cinco. Esos datos, basados en el rendimiento del equipo como local, son los que permiten al Getafe ser optimista de cara a este partido de vuelta.

Lo peor para el Getafe es el parte de bajas con el que podría contar para este encuentro, puesto que el técnico alicantino ha comentado que no descarta a nadie.

El defensa Juan Cala sufre una rotura fibrilar en el muslo derecho y el centrocampista David Fuster un esguince de tobillo. A ellos se suma la duda de Sergio Mora, que se recupera de una fisura en el pie.

De esta forma, Bordalás está obligado a recomponer su once con la entrada del argentino Nicolás Gorosito en defensa y del atacante Dani Pacheco por uno de los extremos.

Enfrente está el Tenerife, que afronta el partido con el reto de conseguir un gol que sentencie la eliminatoria y certifique su retorno a la élite del fútbol español siete temporadas más tarde, en lo que sería su quinto ascenso a la máxima categoría.

La gasolina del equipo chicharrero está en reservas, después del esfuerzo que ha realizado durante la última semana, aunque José Luis Martí no cuenta con ninguna baja para el encuentro, más allá de los lesionados Iñaki Sáenz y Rachid, que se han perdido el último tramo de competición.

La duda en el equipo blanquiazul es si mantendrá el mismo esquema de los dos últimos partidos, con Amath y Lozano en la delantera, o si incluye al majorero Alberto Jiménez en el centro del campo para servir de apoyo a Vitolo y Aitor Sanz en la medular.

En este sentido, José Luis Martí ha dejado abierta la posibilidad de realizar cambios en el once inicial, puesto que ha jugado con la misma alineación en los encuentros que se disputaron el domingo y el miércoles pasados.

José Luis Martí ha dejado abierta la posibilidad de realizar cambios en el once inicial

En las gradas del Coliseum se vivirá un buen ambiente puesto que el club madrileño ha regalado una entrada de acompañante para todos los abonados. Por parte del conjunto canario el desplazamiento también será masivo y habrá unos mil doscientos seguidores.
Posibles alineaciones

Getafe: Guaita; Damián Suárez, Gorosito, 'Cata' Díaz, Molinero; Lacen, Faurlín; Pacheco, Portillo, Álvaro Jiménez; y Jorge Molina.

Tenerife: Dani Hernández; Cámara, Jorge Sáenz, Germán Sánchez, Camille; Vitolo, Aitor Sanz; Suso Santana, Shibasaki; Lozano y Amath. 

Árbitro: Prieto Iglesias (Comité Navarro). 

Estadio: Coliseum Alfonso Pérez. 

Hora: 20.00 (Canaria).

Cerca de mil tinerfeñistas en las gradas
A pesar de la polémica generada por el alto precio de las entradas que el Getafe ofreció para los aficionados del Tenerife, los chicharreros han hecho un gran esfuerzo y poblarán notablemente las gradas del Coliseum, donde se unirán a los tinerfeños residentes en Madrid y parte del península para alentar con todas las fuerzas al equipo de José Luis Martí.

Hasta mil aficionados blanquiazules se esperan que animen al Tenerife in situ, lo que ha dado lugar a las controvertidas declaraciones del presidente del Getafe, Ángel Torres, en respuesta a las protestas por el mencionado precio de las entradas, que oscilaban entre los 40 y los 80 euros. Ante la sorpresa de la cantidad de desplazamiento insular, Torres afirmó que debería haberlas puesto más caras aún para que no fuese ningún aficionado tinerfeñista.
Un sueño de más de siete años de emociones
Desde su último descenso a Segunda División, en el año 2010, el Club Deportivo Tenerife apenas ha vivido una temporada relativamente tranquila. Descendió al infierno de la Segunda División B justo una temporada después, para luchar y fallar en la promoción final por recuperar la categoría de plata en su primer intento. Al segundo sí se consiguió.
Sorprendentemente, y gracias a la irrupción del delantero Ayoze Pérez, en la segunda mitad de temporada del año del retorno a Segunda División (2013/2014), el Tenerife llegó a soñar con alcanzar los playoff de ascenso, pero un desastroso último mes de competición los relegó a mitad de tabla.

En el siguiente curso, el sufrimiento regresó a la isla para salvarse en las últimas jornadas. Tan solo en la pasada campaña se pudo hablar de cierta 'tranquilidad', en cuanto a las opciones del club por arriba y por abajo.
Pero este es el año. Tras diez primeras jornadas para olvidar, que dejaban a los blanquiazules como candidatos al descenso, se logró tocar la tecla para la reacción hasta alcanzar el día de hoy. A solo 90 (ó 120) minutos de ocupar el lugar que siete años atrás no debió dejar.