El Gobierno canario planea presentar a primeros de febrero el pacto por la vivienda

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, ha confirmado esta semana el interés del ejecutivo para involucrar a toda la sociedad, incluidos partidos, instituciones, sector privado y entidades sociales, en el próximo plan de vivienda. 

Para ello, el Gobierno planea presentar a primeros de febrero el pacto por la vivienda, que servirá de base al nuevo plan de vivienda, que llegará al Parlamento a finales de ese mes y cuyo alcance aún está por definir.

El Gobierno incluirá en el plan de vivienda el compromiso de construir 2.000 viviendas públicas en los próximos cuatro años destinadas fundamentalmente al alquiler, además de viviendas ya construidas para solventar situaciones de familias desahuciadas, de las que ya ha adquirido unas 35 de las 180 que planea comprar este año en todas las islas mediante concurso público. 
Pero además, el plan de vivienda sumará las viviendas que a su vez construyan ayuntamientos, cabildos e iniciativa privada, cuya cuantía se conocerá cuando se presente el plan a finales de febrero.
También se sabrá entonces la financiación total del plan y cuánto aporta cada administración, incluido el Estado, que participará a través del plan estatal de vivienda, explicó Franquis.
El consejero adelantó que para la distribución de las viviendas se tendrán en cuenta cupos reservados a grupos específicos con necesidades especiales, como jóvenes, mayores o víctimas de violencia de género.

Involucrar a partidos, instituciones, sector privado y organizaciones sociales

En Canarias ha habido ya siete planes de vivienda en este periodo democrático, pero la novedad de este es que se va a sustentar en un pacto por la vivienda que pretende involucrar a partidos, instituciones, sector privado y organizaciones sociales.
Eso refuerza el compromiso de su desarrollo independientemente de la coyuntura o de los gobiernos, dada la prioridad de vivienda que supone en la Comunidad Autónoma, donde de momento se han registrado 12.000 demandantes.
"Queremos comprometer a toda la sociedad canaria, sobre todo a las instituciones. A los cabildos y ayuntamientos les pedimos esfuerzos para ceder suelo y para que destinen recursos a construir vivienda pública", subrayó Franquis.
El consejero destacó que el Gobierno de Canarias ha incrementado el presupuesto para vivienda en un 20% este año, hasta los 90 millones de euros, y está dispuesto a aumentar la partida para hacer frente a los acuerdos que se alcancen con el resto de instituciones y el sector privado para que sumen viviendas al nuevo plan.
"Lo que diferencia a este plan es que comprometemos a toda la sociedad canaria a trabajar por un objetivo común", insistió Sebastián Franquis.