La evolución del coronavirus en Canarias es "esperanzadora": ¿Llega la desescalada?

El Gobierno de Canarias considera que la evolución de la pandemia de coronavirus en las islas es "esperanzadora" y que su Sanidad pública tiene "holgura" para responder si hubiera algún repunte, por lo que cree que es hora de pensar en la "desescalada" y de poner más énfasis en la economía.

El consejero de Sanidad y portavoz del Ejecutivo, Julio Pérez (PSOE), ha precisado que en este momento no se sabe cuándo decidirá el Gobierno central comenzar a "modular" las medidas de confinamiento ni ve previsible que eso ocurra antes del 26 de abril, pero ha insistido en que ello no les exime de la responsabilidad de pensar en planificar cómo será la salida de esta pandemia.

Julio Pérez ha insistido en que Canarias no será objeto de "ningún tipo de experimento" 

Pérez ha insistido en que Canarias no será objeto de "ningún tipo de experimento" con este asunto, pero sí cree razonable que en islas donde el impacto sanitario de la epidemia ha sido nulo, como La Graciosa, o leve, entre las que ha citado a El Hierro y La Gomera, se "anticipen" las medidas que conducirán a una progresiva vuelta a la normalidad en comparación con lo que puede esperarse para grandes ciudades o regiones donde se han registrado muchos más casos.
El consejero ha enfatizado que en Canarias se está avanzando cada vez más rápido en las pruebas de detección del Covid-19 entre la población más vulnerable, como los ancianos de las residencias, con resultados hasta ahora favorables, por el escaso número de positivos detectados en los centros de mayores más grandes.
En cuanto a la situación de la sanidad, Pérez ha subrayado que los hospitales de Canarias afrontan la fase actual de esta emergencia sanitaria "con holgura", porque aún disponen de una capacidad de respuesta sin utilizar que equivale a la mitad de sus camas y la mitad de sus plazas de cuidados intensivos, en números redondos, por lo que podrían reaccionar si se produjera un hipotético repunte.
El portavoz del Gobierno ha confesado que, a "título personal", no cree que "nadie tenga con certeza" a día de hoy un plan sobre cómo organizar el final de esta emergencia sanitaria en España, pero también quiere pensar en que ese momento está "relativamente cercano".
Sin embargo, ha añadido, el Gobierno de Canarias quiere planificar qué hará llegado ese día "con rigor y con ficha financiera", una obligación de la que no le exime "la incertidumbre" que aún existe sobre cómo será el progresivo final del confinamiento.

La sanidad canaria está consiguiendo avances en la velocidad de procesamiento de las pruebas de Covid-19

También ha resaltado que la sanidad canaria está consiguiendo avances en la velocidad de procesamiento de las pruebas de Covid-19 mediante la técnica PCR que van a facilitar un mejor conocimiento de cuál es la situación real de la epidemia en las islas.
De los 950 resultados que hasta ahora se conseguían obtener como mucho al día en Canarias, este jueves se ha pasado a unos 1.800 y se espera alcanzar un ritmo de 2.000 análisis diarios.
También ha señalado que conforme la emergencia sanitaria va evolucionando a mejor, el Gobierno de Canarias empieza a dedicar más tiempo y esfuerzo pensar en cómo paliar su impacto económico.
Al respecto, ha apuntado que los expedientes de regulación temporal de empleo tramitados hasta la fecha ya son un indicador de sus consecuencias en el mercado de trabajo (unos 200.000 canarios están afectados por ellos) y ahora están intentando calcular cuál será el impacto del parón de la actividad en la recaudación fiscal de la comunidad autónoma.