Canarias necesita "reinventarse" y "avanzar"

El vicepresidente del Gobierno canario, Roman Rodriguez (NC), ha defendido este lunes que "para no perder el tren del futuro" las islas necesitan "reinventarse" y avanzar en materias como "la igualdad, la inclusión y la sostenibilidad".

En una conferencia ofrecida en el foro que organiza "Canarias 7" bajo el título de "El giro inaplazable", Rodríguez ha subrayado que el archipiélago ha perdido 18 puntos de riqueza per cápita en los últimos años con respecto al resto de España y tiene "una sociedad muy desigual y unos servicios públicos francamente mejorables”.
Por ello cree preciso alcanzar "un acuerdo" de futuro en las islas con el liderazgo del Gobierno de la comunidad autónoma pero cuyo protagonista sea "el conjunto de la sociedad".
El vicepresidente ha resaltado que "la distribución de la riqueza en Canarias es una de las más injustas del Estado español", una situación derivada de cuestiones como "las tasas de desempleo, las bajas pensiones y el debilitamiento de los servicios públicos".

Los cuatro ejes en los que se basará el Ejecutivo canario durante esta legislatura para intentar revertir esta situación son “la lucha contra la desigualdad” a través de “la mejora de los servicios públicos”, la apuesta por las energías renovables, la conversión de las islas en un “destino turístico sostenible” y la defensa en Europa de los intereses isleños, ha explicado.
En los aspectos sociales, “los elementos más sangrantes son las tasas de pobreza y exclusión social”, ya que el 30 % de la población canaria vive en riesgo de pobreza y un 10 % en pobreza severa, ha añadido Rodríguez, para lamentar también que los servicios públicos canarios “tienen dificultades y la sanidad sufre un problema de demora exagerado”.
Asimismo, el sistema educativo también “tiene ratios mejorables” y en materia de dependencia Canarias “anda a la cola”, ha apuntado.

La sostenibilidad
En cuanto a la sostenibilidad, el vicepresidente ha considerado que “los parámetros en relación al saneamiento, al transporte terrestre, los residuos y la producción de energía, que sigue siendo en un 90 % energía fósil”, deben ser “revertidos”.
“Los datos son preocupantes a pesar de las condiciones extraordinarias de las que alardeamos pero que no aprovechamos”, ha lamentado para recalcar que las islas cuentan en la actualidad con un “modelo ineficiente” de gestión de los residuos y “problemas serios en la gestión del agua”, entre muchas otras problemáticas.
Para fomentar un cambio en la movilidad terrestre de las islas, Rodríguez ha destacado la necesidad de “mejorar las infraestructuras” y de avanzar en “movilidad colectiva como única respuesta estratégica al menos en las islas más pobladas”, mientras que en materia turística ha señalado como claves “la diversificación económica, la transferencia tecnológica, la innovación y la investigación”.
Además, a su juicio, en el futuro una de las atracciones turísticas de Canarias debe ser “su apuesta por la sostenibilidad”.
Los presupuestos generales de la comunidad autónoma son uno de los instrumentos con los que el Gobierno canario pretende hacer frente a todas las problemáticas. En ellos, el Ejecutivo prevé aumentar el gasto no financiero, la partida que afecta a los servicios públicos, en más de un 2 %, alcanzando los 8.066,9 millones de euros, ha explicado el líder de Nueva Canarias.

El gasto social 
El gasto social en los presupuestos también “ha aumentado en un 6,1 %”, ha dicho para mencionar también la renta canaria de ciudadanía y una ley para declarar la emergencia climática en las islas como otras de las herramientas que se prevé poner en marcha en esta legislatura.
“No podemos aceptar los niveles de miseria, pobreza y exclusión que hay en esta tierra”, ha recalcado para señalar la necesidad de “políticas para ayudar a que quienes peor lo pasen se integren” en la sociedad y de que otra de las grandes “apuestas estratégicas” de la comunidad sea “el empleo” de calidad.
En definitiva, para Román Rodríguez es fundamental que los canarios “reinventemos nuestro futuro” para “no perder el tren de la modernidad, del desarrollo y el progreso”, además de que el Gobierno tiene que ser alcanzar un acuerdo con todos los actores ante muchos retos y objetivos pero dejando el protagonismo “a la ciudadanía”.
“La década del 20 al 30 es determinante”, ha augurado para concluir insistiendo en que las islas “deben volver a subirse al vagón de la prosperidad, el desarrollo y el progreso”, tal y como han hecho en otros lugares España.