Piénselo, Presidente...

Tubigú

Toca ya, presidente Sánchez, toca ya, piénselo. Si lo han hecho hace unos meses con el Sector del Automóvil (3750 millones de euros), e incluso con una compañía aérea privada (Air Europa, 475 millones), toca ya un rescate al Sector del Turismo en Canarias. Y si no, nos lo dicen para ponernos a pedir en la puerta de algún lado o ir al Banco de Alimentos. A lo que se ve, la venta de coches crea empleo, el Turismo no.

Vale con que el Reino Unido nos puso en cuarentena otra vez. Allá ellos también con sus compañías aéreas y turoperadores, que van a entrar en bancarrota, pero que los Funcionarios de Sanidad Exterior del Reino de España, vengan a obstaculizar un decreto del Gobierno Canario para facilitar la entrada a los turistas, manda webs...no hay nada como el “fuego amigo”.

El cierre de negocios y los despidos masivos en el Turismo están ya acechando con su sonrisa cruel a la vuelta de la esquina, y el Estado sigue sumido en una historia oscura de guerrillas internas entre Ministerios y desidia de chucho somnoliento, que atufa a pedorreta. Toca ya, Don Pedro, toca ya, pero el Rescate ¿eh? la flatulencia me la deja para el Consejo de Ministros, con las puertas bien herméticas, para que inspiren sus propios aires renovados.

Toca ya Don Pedro, toca porque el verano del próximo año está más lejos que la Lotería (ya cayó ayer, 600.000 euros, en Las Zocas, en Tenerife), toca porque los ERTE del Sector acaban el 31 de enero (damos por hecho que se prolongarán...), toca porque, aunque parezca que no (y aunque sus ministros suspendan en Geografía), somos España, y como españoles nos gustaría, si lo tiene a bien su Señoría, ser tratados.

Si hay dinero para una línea aérea, digo yo que habrá ayudas directas a nuestros hoteles y empresas turísticas. Ya no nos valen esas milongas de créditos blandos o bonificaciones por el ahorro energético. No, estamos hablando de meter pasta (fiscalizada por supuesto) y aguantar a un Sector, cuyo derrumbe significaría el principio del fin.

Si el turismo genera más del 40% del empleo y aporta unos 200 millones de euros mensuales, cada mes que estamos cerrados, no solo se deja de ingresar, sino que, hay que mantener al 40% de la población y eso sería inviable. Iríamos a la bancarrota, rumbo a la miseria. Esto sin contar con la rebelión social que provocaría este drama. Piénselo con sus colegas y “coletas” antes de que sea tarde Don Pedro, antes de que un estallido social le reviente en las puertas del Consejo de Ministros.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...