Piden la inclusión social de las personas sordociegas en la nueva normalidad

El Diputado del Común, Rafael Yanes, y el presidente de la Asociación de Personas Sordociegas de Canarias, Antonio Acosta, consideran primordial la inclusión social de las personas sordociegas ante las nuevas medidas de seguridad e higiene en la “nueva normalidad”.

Rafael Yanes y Antonio Acosta se han reunido con motivo de la celebración, hoy 27 de junio, del Día Internacional de las Personas Sordociegas, según ha informado la Diputación del Común en un comunicado este viernes.

En este encuentro, Acosta ha expuesto la complejidad de las necesidades que presentan las personas con esta discapacidad en su día a día, y la vulnerabilidad a la que está sometido el colectivo, unos aspectos que se han visto incrementados aún más por la pandemia de la Covid-19.



Asimismo, el presidente de la asociación ha reivindicado la posibilidad de acceder a una sanidad pública en igualdad de condiciones que el resto de la ciudadanía, con los recursos comunicativos necesarios para poder acceder a estos servicios sanitarios.

Debido a que actualmente la información sobre la salud es crucial, también se ha solicitado que los medios ofrezcan el contenido televisivo con la interpretación en lengua de signos adaptada con fondo oscuro y mayor tamaño y unos subtítulos con contraste.

En cuanto a las medidas de seguridad, Acosta ha destacado que se debe tener en consideración el esfuerzo a realizar por las personas sordociegas y el resto de la sociedad para poder interactuar comunicativamente, con las características específicas de menor distancia y contacto físico, garantizándose siempre la seguridad tanto del colectivo como del resto de la ciudadanía.

Además, la preocupación del colectivo también reside en la situación económica vivida, por lo que instan a que las administraciones públicas prioricen el apoyo económico a las organizaciones que respaldan a personas con discapacidad, para poder hacer frente a los programas de atención del colectivo.

En esta misma línea, la Asociación de Personas Sordociegas de Canarias ha solicitado la dotación de material preventivo para la comunicación entre personas sordociegas y los profesionales, dada la necesidad de presencia física, proximidad y el uso constante de contacto de las manos.