Para Eduardo Savinien

Paso a paso, gota a gota, caricia a caricia, sonrisa a sonrisa, palabra a palabra… así se va conformando la vida. Las cosas grandes llegan sin prisas, de pronto, sin buscarlas y a veces sin haberlas soñado siquiera.

Hoy quiero rendir un humilde homenaje a mi compañero de letras Eduardo Savinien, poeta grancanario amante de los versos y el amor en todas sus facetas.

Image

Hace unos días vimos nacer un sueño compartido, se presentaba en Arucas el libro que hemos ido creando verso a verso “Delirios de madrugada”. Siempre imaginé que a Eduardo se le quería mucho en su entorno habitual, además de los seguidores que como poeta tiene en redes sociales, pero dudo mucho que ni él mismo supiera hasta qué punto se le quiere y respeta, lo supimos juntos el miércoles 18 de junio como a las 8 de la tarde. Hacía un ratito que habíamos empezado a desgranar el evento de presentación y el antiguo cine, hoy convertido en sala de conferencias, de Arucas, estaba lleno hasta la bandera, y no me refiero solo a que no quedara un asiento libre, sino a que las escaleras de acceso también estuvieran ocupadas y algunas personas incluso permanecían de pie en el mismo escenario. Si me hubiera quedado alguna duda del cariño que despierta mi compañero ese día se hubiera disuelto. A él se le salía el corazón por la boca.

Image

El acto se desarrolló envuelto en risas y lágrimas, emociones a flor de piel que acariciaban el alma de todos los presentes, imagínate, querido lector de mi mundo de letras, lo que pudo suponer para él y para mí misma. Verlo tan feliz ese día en que sus letras quedaban impresas, por primera vez, en un libro, pagó con creces todo el trabajo realizado robando tiempo al sueño en esos delirios de madrugada que hemos compartido durante meses.

Ahora ya es una realidad, él quiso presentarlo en las fiestas patronales de su pueblo y yo haré lo propio en Tenerife, en agosto se celebra la fiesta de El Escobonal, pueblo donde tengo mis raíces, y el martes 7 estaremos los dos en el Centro Cultural presentando nuestros poemas a mis paisanos y a los amigos que gusten acompañarnos.

“Delirios de madrugada” ya es una realidad y seguimos adelante.

Image