Pacientes, enfermeros y farmacéuticos celebran el Día Mundial del Riñón

La Asociación ERTE, el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Santa Cruz de Tenerife y el Colegio de Enfermeros de Santa Cruz de Tenerife celebran un año más el Día Mundial del Riñón con el objetivo de sensibilizar a la población sobre la importancia de la prevención de la enfermedad renal crónica.

Por ello, han dedicado tres días para llamar la atención de la sociedad tinerfeña sobre la importancia de conocer y prevenir los problemas que pueden verse asociados a la salud del riñón.

En este sentido, los actos comenzaron este miércoles día 7 de marzo con una tertulia en Radio Ecca, donde participaron un endocrino y el jefe de servicios de Necronología del Hospital de la Candelaria y además fueron tres testimonios: una enfermera, que a su vez está trasplantada de riñón y que  puede convertirse en un referente para enfermos de este tipo que son reacios a estudiar y a integrarse laboralmente y también estuvo una mujer que donó en vida un riñón a su hijo, además de otra mujer que había recibido un trasplante.

En las jornadas del jueves y este viernes, se establecieron puntos de información en farmacias y el Mercado Nuestra Señora de África, respectivamente, donde voluntarios y auxiliares de enfermería han estado haciendo mediciones del índice de masa corporal, presión y volumen abdominal, además de rellenar cuestionarios para la prevención.

Día Mundial del Riñón
El Día Mundial del Riñón va dirigido este año a la prevención y el diagnóstico precoz de la enfermedad renal en la mujer, por lo que ERTE junto a la Federación Alcer a la que está adherida desde 2012, quiere dar visibilidad a la mujer con enfermedad renal aprovechando su coincidencia con el Día Internacional de la Mujer, el pasado 8 de marzo.

La enfermedad renal crónica es un problema de Salud pública que afecta en España a cuatro millones de personas, de las cuales casi 57. 000 están en tratamiento Renal Sustitutivo (30.000 trasplantados y 27.000 en tratamiento de diálisis).

En los 10 últimos años el número de personas que han tenido que iniciar Tratamiento Renal Sustitutorio ha aumentado un 11,58 por ciento. Actualmente hay casi un 22 por ciento más de personas que necesitan diálisis para sobrevivir que hace 10 años y, aunque el número de trasplantes renales ha aumentado casi un 35% con respecto al año 2006, la lista de espera no solo no ha disminuido sino aumentado en 129 personas. Casi 4.000 personas con enfermedad renal crónica fallecen cada año antes de recibir su trasplante.

El gerente de ERTE, Avelino Parrilla, recordó que en España un 7,7 por ciento de las mujeres tienen enfermedad renal crónica, por lo que prevenir y detectarla precozmente “no sólo puede evitar la entrada en diálisis sino los trasplantes”.

ERTE insiste en la importancia de la prevención y el fomento de estilo de vida saludable en una comunidad que, como la de Canarias, destaca por sus elevados índices de diabetes y obesidad.

El secretario del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Santa Cruz de Tenerife, Raúl Enrique Martín Izquierdo, dice que al margen de la labor que desarrollen las autoridades sanitarias y las asociaciones de enfermos, no podemos olvidar el papel que tiene que adoptar el paciente en el conocimiento de su enfermedad y así poder actuar de forma activa en su prevención y tratamiento. Esto pasa desde la adopción de hábitos saludables hasta el cumplimiento del tratamiento prescrito por su médico. Debemos poner en valor, además, la importancia que tiene un diagnóstico precoz en el tratamiento y pronóstico de una enfermedad”.

Óscar Rey, miembro de la Junta de Gobierno del Colegio de Enfermeros de Santa Cruz de Tenerife y de la Sociedad Canaria de Enfermería Nefrológica explicó que, en el caso de las mujeres con enfermedad renal se deben tener en cuenta determinadas necesidades.

Entre otras, explicó, “que si de manera habitual recae sobre las mujeres el cuidado de los enfermos en sus hogares cuando una mujer sufre una enfermedad renal, a veces nos encontramos con casos de cuidadoras que necesitan ser cuidadas. Cabe señalar además que son ellas las más generosas a la hora de donar un riñón como donante vivo a sus parejas e hijos.”