Paciente ingresada con cáncer: "La oncóloga me mandó a casa porque había covid"

Tubigú

Erundina Rodríguez, una paciente de 70 años que lleva 12 en tratamiento por un cáncer con metástasis en el pulmón, estaba hospitalizada cuando estalló la pandemia y asegura a Efe que se sintió "muy abandonada", y remarca: "La oncóloga me dijo que no podía seguir allí, que me fuera a mi casa porque había muchas infecciones de covid".

Erundina, que recuerda que incluso tuvo que bajar por su cuenta hasta la puerta del hospital para encontrarse con su marido, es una de los miles de casos de pacientes con cáncer que en España están sufriendo las consecuencias de la pandemia.

Empeoramiento de su situación

La enferma también ha dejado de percibir un alquiler por un local de restauración que tuvo que cerrar, por lo que engrosa la encuesta de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), que señala que el 18,4 % de pacientes oncológicos en España ha experimentado un empeoramiento severo o crítico de su situación económica a raíz del confinamiento.

Teresa Fuertes, otra paciente con cáncer, ha pasado por varias sesiones de radioterapia y dos intervenciones quirúrgicas debido a un cáncer de mama por el que ahora está en seguimiento, todo esto mientras lleva un año con un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) en su trabajo como personal de limpieza en una piscina municipal.

Aunque ha seguido trabajando como auxiliar de geriatría en un domicilio, no fue suficiente para poder pagar el alquiler durante cinco meses, de los que todavía debe uno, una situación, junto a un gran miedo hacia el coronavirus, que le llevó a hablar con la AECC, quien le ofreció apoyo psicológico y económico.

"Tuve la mala suerte de que se me estropeó la nevera recién operada y con ella toda la comida, pero ellos me dieron una ayuda para poder comprar una nueva, también han estado en contacto conmigo cada 15 días y me ayudaron a comprar una crema farmacéutica que era demasiado cara", explica agradecida.

En España, la AECC sitúa en un 34,3 % el porcentaje de población con cáncer a quien el confinamiento le ha provocado ansiedad y depresión, pero a menudo estos pacientes también se han visto afectados socioeconómicamente por las medidas de restricción social, como es el caso de Teresa y Erundina.

"Teresa es otro ejemplo de que el cáncer es igual para todos, pero no todos somos iguales ante el cáncer", recuerda en declaraciones a Efe el doctor Laureano Molins, presidente de la AECC de Barcelona y jefe del servicio de cirugía torácica del Instituto del Tórax del Hospital Clínic de Barcelona.

Coincidiendo hoy con el Día Mundial contra el Cáncer, Molins pide más equidad para todos los pacientes de cáncer, a quienes también considera víctimas de una pandemia.

"Estamos en un momento en el que toca combatir la covid, pero no hay que olvidar que el cáncer sigue ahí con unas cifras similares", reivindica Molins.

Mortalidad

"Las cifras de mortalidad por covid-19 son muy altas, pero de momento solo reflejan un año, mientras que las muertes por cáncer se repiten año tras año con una tendencia creciente en su detección", añade el doctor.

La primera ola de la pandemia causó un descenso del 30 % en el diagnóstico de cáncer por citología y un 23,5 % mediante biopsias en toda España, según una encuesta hecha por la AECC a 37 centros sanitarios, algo que vinculan con el confinamiento domiciliario entre marzo y junio.

En cualquier caso, se trata de dos enfermedades que no son incompatibles y el miedo de muchos pacientes de cáncer a contraer el coronavirus les ha llevado a pedir apoyo psicooncológico, con un aumento de las solicitudes del 21 % en 2020, según la Federación Catalana de Entidades contra el Cáncer (FECEC).

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...