Óscar Dominguez, una lata de sardinas surrealista

AdminsitradoresFincasSC

En la calle Herradores en el 1906 nació un niño predestinado a un bigote y a ser el padre de todo un movimiento artístico en Canarias. No era otro que el artista surrealista lagunero Óscar Domínguez, quien desarrolló gran parte de su obra en París, donde mantuvo gran relación con otros pintores de la época. Su obra pasó por diferentes etapas en las que experimentó con diferentes técnicas como la decalcomanía. Toros, dragos, latas de sardinas, imperdibles, fonógrafos,... todo objeto cabía dentro del automatismo y el surrealismo de Óscar Domínguez.

Este viernes tenemos el placer de caricaturizar a uno de los grandes artistas canarios. ¡Es un honor tenerle en el Zaguán de Carlines!

hospiten1350oct2020

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...