Ocho detenidos en Cuba por sustraer mascarillas y otros medios sanitarios

Ocho cubanos fueron detenidos en La Habana acusados de sustraer mascarillas y otros artículos de uso sanitario para su comercialización en el mercado negro en medio de la actual situación epidemiológica generada por el coronavirus, según informaron este domingo medios estatales de la isla.

Los ocho implicados son trabajadores de un almacén de recursos médicos de la capital cubana, chóferes vinculados al Ministerio de Salud Pública y a una unidad de transporte, así como otros ciudadanos sin vínculo laboral, según da cuenta una nota de la Fiscalía provincial publicada por el periódico Tribuna de La Habana.
Concretamente, la sustracción incluye 455 estuches de mascarillas para un total de 4.550 unidades y otros recursos médicos que estaban reservados en la Unidad Básica de Almacenes Ensume para emergencias en caso de catástrofes, detalla el informe. 
Además, relata que durante las investigaciones las autoridades decomisaron 3.050 "nasobucos" -como se conocen popularmente las mascarillas en la isla- batas médicas, bisturíes, hilo para suturas, pinzas quirúrgicas y otros recursos sanitarios, en registros realizados a los domicilios de algunos de los involucrados. 

La Fiscalía de La Habana indicó que a los ocho acusados, que se encuentran en prisión provisional por delitos considerados "graves", se les respetarán los derechos y garantías, pero advirtió que se individualizarán sus responsabilidades y sobre ellos "recaerá todo el peso de la ley".
Este sábado, el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, instó a actuar con "más rigor" contra las conductas de indisciplina social que vayan en contra de las medidas adoptadas por su Gobierno para enfrentar al nuevo coronavirus, causante de la enfermedad COVID-19 y evitar su propagación en la isla. 

Cuba suma hasta la fecha 320 casos diagnosticados de coronavirus y 8 fallecidos, según el último parte del Ministerio cubano de Salud Pública.