"No es una misión ejecutiva; no hacemos operaciones de combate"

AtlánticoHoy acudió la semana pasada a la presentación en Fuerteventura de los nuevos contingentes que irán a Malí e Irak. Acudirán en misiones de paz, apoyo y formación (misiones no ejecutivas), para ayudar a las fuerzas locales a mantener el orden en sus respectivos países. 
Este apoyo tiene que ver con el clima de tensión que ha vivido la región de Siria e Iraq en los últimos años, y las Fuerzas Armadas españolas tendrán como cometido una misión de apoyo internacional para la protección de los países de destino. 
Los antecedentes de la misión de Irak se remontan al momento en que fue creada la coalición internacional contra el grupo terrorista Daesh, que surgió en la cumbre de la OTAN, celebrada en Gales en septiembre de 2014. Esta coalición está amparada por dos resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y cuenta con el apoyo expreso de la Unión Europea. 
Se formó en respuesta a una solicitud de ayuda del Gobierno iraquí al secretario general de la ONU para intentar frenar el avance del Daesh en su territorio. 
"Nuestro principal cometido va a ser adiestrar a las fuerzas locales para que sean capaces de cumplir su misión, defender a la población de su país y cumplir las misiones que les asigna su Constitución", ha contado el Coronel Waldo Barreto Caamaño al diario AtlánticoHoy. Él dirigirá al contingente de Irak, llegarán al país de destino en mayo y volverán en noviembre de este año. 
Image
Momentos de las maniobras del Ejército en Fuerteventura | IMAGEN: Rafael Clavijo.
La crisis política, humanitaria y de seguridad que estaba sufriendo Malí, consecuencia de los hechos acaecidos en el Norte del país desde principios del 2012 —rebelión tuareg, seguida por un golpe de estado militar y la entrada de terroristas yihadistas—, lo convirtieron en un centro de inestabilidad y en una grave amenaza para toda la región del Sahel y para Europa. 
Ante la gravedad de la crisis, el 24 de diciembre de 2012, el presidente interino de Malí, Dioncounda Traoré, remitió peticiones oficiales de apoyo al secretario general de la ONU, a la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) y a la UE, incluyendo en esta última una petición de ayuda para la reestructuración y entrenamiento del Ejército. 
EUTM-Malí se puso en marcha en el marco de dos resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU. El Consejo de la Unión Europea acordó el 17 de enero de 2013 la decisión por la cual se aprobaba EUTM-Malí.
"Tenemos la misión de asesorar a las autoridades y al personal del Ministerio de Defensa y de las Fuerzas Armadas de Malí, también la misión de adiestrar y hacer educación militar de las fuerzas armadas para ayudar a las autoridades malienses a que sean auto sostenibles", ha contado el Teniente Coronel Juan Carlos Fernández Hernández a AtlánticoHoy. Él dirige el contingente de Malí. 
Image
Momentos de las maniobras del Ejército en Fuerteventura | IMAGEN: Rafael Clavijo.

El contingente de Malí está a cargo del Teniente Coronel Juan Carlos Fernández Hernández. Entre sus destinos destacan el Regimiento MTB Canarias 50 y Tercio 1º de la Legión en Melilla, de Teniente. En el empleo de Capitán ejerció el mando de Compañía en el Regimiento Sobaya nº6 de la BRIMZ XI en Badajoz y el Mando de Compañía e interinamente de Unidad de Inteligencia en el por entonces Grupo de Inteligencia I, que posteriormente pasaría a ser el Regimiento de Inteligencia nº1 pasando a mandar el CIDI permanente de FMA. Fernández Hernández, ya de teniente coronel, ha sido Jefe del Batallón de Cuartel General de la Brigada Canarias XVI. 
A cargo del contingente de Irak se encuentra el Coronel Waldo Barreto Caamaño. Entre sus destinos destacan el Batallón Independiente de Lanzarote, Regimientos Tenerife 49 y Soria 9, CG de la Brigada Canarias XVI, Oficial de enlace del MADOC en el Ejército Británico y CG del NATO Rapid Deployment Corp (Valencia). Actualmente es el Jefe del Regimiento de Infantería Soria 9. 
"No es una misión ejecutiva; no hacemos operaciones de combate", nos ha contado el Teniente Coronel Juan Carlos Fernández Hernández, que se encuentra al mando del contingente de Malí.

Contribución española a las misiones

MISIÓN EN IRAK:

La participación de las Fuerzas Armadas españolas en Irak fue autorizada por el Pleno del Congreso de los Diputados del 22 de octubre. Inicialmente, el despliegue se prolongó seis meses, aunque el Gobierno la prorrogó. 

El adiestramiento del Ejército iraquí por parte de las fuerzas españolas también es parte de la estrategia de la coalición para ayudar al gobierno del país asiático a recuperar el territorio ocupado por los terroristas y dar estabilidad en los territorios ya recuperados. 

Las FAS españolas participan tanto en IR (Inherent Resolve) como en la NMI (NATO Mission Irak). No intervienen de forma directa o indirecta en las operaciones en curso del Ejército Iraquí contra el Daesh.

MISIÓN EN MALÍ:

España es el país que realiza una mayor contribución, en cifras de personal, de todos los que componen EUTM Malí. Actualmente, hay más de 300 militares españoles desplegados en Malí con una especial mención a la unidad de Force Protection, en la que España proporciona más del 80% de sus efectivos. 

De este personal, estarían desplegados dentro de la operación EUTM Malí unos 38 militares de Bamako y 248 militares en Koulikoro, sumándose alrededor de 27 militares del elemento de apoyo nacional entre Bamako y Koulikoro. 

La misión de entrenamiento de la Unión Europea en Malí, EUTM-Malí, proporciona al Ejército maliense entrenamiento militar y asesoramiento en las cadenas de mando y control, logística y gestión de recursos humanos, junto con derecho internacional humanitario. 

Reportaje de vídeo sobre las maniobras realizadas por Mando de Canarias:

Reportaje fotográfico sobre las maniobras realizadas por Mando de Canarias: