Nepal, asistida por la alianza de UE y UNICEF contra la pandemia

Tubigú

Rafael Lutzardo

Sabido es, que Nepal es un país con muchas limitaciones, especialmente en lo que respecta al área sanitaria, pobreza social y económica. Sin embargo, el país nepalí ha sabido contener de manera disciplinada la pandemia que sigue haciendo estragos en el planeta tierra. Es por ello, que en la actualidad Nepal contabiliza 241.995 personas contagiadas por el coronavirus. Y 1.614 fallecidas. Sin embargo, y por ser un país tremendamente pobre, la pandemia de la Covid-19, motiva que el país asiático se vea incrementado en la falta de nutrición infantil.

En un informe de Scaling Up Nutrition, la Unión Europea y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) han ampliado su alianza de nutrición para prevenir la malnutrición infantil producto de los efectos socioeconómicos de la actual pandemia de enfermedad provocada por coronavirus (COVID-19).

Los efectos socioeconómicos de la crisis que desató la pandemia han empujado a muchas familias vulnerables de Nepal a una situación de mayor pobreza, lo que ha generado mayor malnutrición infantil. Además, en vista del distanciamiento físico impuesto por la pandemia, las voluntarias de salud comunitaria de la mujer ya no pueden visitar habitualmente a las familias para vigilar el estado nutricional y de salud de los lactantes, los niños pequeños y las madres, lo que también se ha traducido en una merma en el acceso de las familias a los servicios de salud.

El aporte suplementario de la Unión Europea de EUR 250.000 a la «Alianza para una mejor nutrición» que ya existía entre ambos organismos permitirá llevar adelante la intervención de medición del perímetro braquial en el hogar y que los propios padres y cuidadores vigilen la salud de sus hijos. Este aporte respaldará las nuevas intervenciones, ya que permitirá que los padres y cuidadores de 308 localidades de 30 distritos evalúen el estado nutricional de sus hijos, usando una cinta para la medición del perímetro braquial. Esta intervención facilitará la detección precoz y la derivación de las niñas y los niños con desnutrición aguda a los centros ambulatorios de atención terapéutica y centros de rehabilitación nutricional más cercanos, a la vez que reducirá la exposición al virus de las voluntarias de salud comunitaria de la mujer y la comunidad. Las personas voluntarias del plan multisectorial de nutrición, que ya trabajan en cada uno de los gobiernos locales, se encargarán de llevar adelante esta nueva intervención, y la contribución también permitirá entregar suministros esenciales, como alimentos terapéuticos listos para el consumo.

“Durante los últimos 10 años, la Unión Europea ha apoyado al Gobierno de Nepal en la lucha contra la malnutrición, lo que permitió conseguir resultados tangibles. Sin embargo, la crisis por el COVID-19 hace que esta batalla sea más difícil de ganar. Al aumentar la ayuda financiera, la Unión Europea quiere enviar un mensaje contundente a Nepal: la Unión Europea acompaña y seguirá acompañando al país hasta combatir la malnutrición”, afirma Veronica Cody, embajadora de la Unión Europea en Nepal.

«En Nepal, los efectos socioeconómicos de la pandemia ponen en peligro la vida y el futuro de las niñas y los niños. Sumado a ello, los progresos conseguidos en materia de nutrición infantil en la última década corren el riesgo de que se reviertan, ya que crece el número de niños desnutridos debido a la pérdida de ingresos del hogar y la consecuente inseguridad alimentaria. La pérdida socioeconómica que Nepal soportará a raíz del deterioro del estado nutricional infantil se seguirá sintiendo durante mucho tiempo después de que la pandemia haya acabado», afirma Elke Wisch, representante del UNICEF en Nepal. “La ampliación de la alianza con la Unión Europea es esencial para poder atender las carencias más graves y brindar soluciones a las niñas y los niños más marginados”, agregó la Sra. Wisch.

Desde 2016, la Unión Europea y el UNICEF han estado apoyando al Gobierno de Nepal en el fomento del plan multisectorial de nutrición en los 30 distritos que registran una prevalencia elevada de malnutrición maternoinfantil. Las principales intervenciones específicas de nutrición que se llevaron adelante fueron el tratamiento de la malnutrición infantil, la protección, la promoción y el apoyo a la lactancia materna y el suministro de vitamina A y otros micronutrientes. Las intervenciones sensibles a la nutrición han abarcado la promoción del lavado de manos, la creación de huertos y la erradicación del matrimonio precoz, así como el apoyo a las políticas afines. Esta última contribución se acompañará de una renovación de los aportes de la Unión Europea de EUR 23,35 millones, que permitirán reforzar la implementación del plan multisectorial de nutrición hasta finales de 2022.

Consume Canario

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...