"Muchas familias inmigrantes en Tenerife no tienen para comer, imagínate para juguetes"

La solidaridad es uno de los valores humanos más esenciales, y en eso es experta África Fuentes, una tinerfeña que dedica su vida a ayudar a los demás y que cuenta con la Orden al Mérito Civil que le entregó el rey Felipe VI. Ella, junto a los numerosos voluntarios de la Asociación de Vecinos de García Escámez en la que lleva muchos años alimentando y vistiendo a incontables personas, se vuelcan en esta época del año con los más pequeños, para asegurarse que ningún niño se quede sin juguetes estas fiestas.
Además de colaborar con el Telemaratón Solidario, respaldada por más de 120 organizaciones sociales que atienden las necesidades de 25.000 canarios con escasos recursos económicos, África ha querido tender su mano a otros niños que sufren, al igual que sus familias, carencias importantes y a los que quiere volver a ver sonreír esta Navidad. Se trata de los niños de familias migrantes que también atienen en García Escamez, y que este 2 de enero serán los protagonistas de una iniciativa especialmente pensada para ellos, pero de la que se beneficiará cualquier niño que lo necesite.
Aquellos que quieran donar juguetes, podrán hacerlo en persona y compartir ese momento tan especial con estos pequeños que llegaron a las islas con sus familias en busca de una vida mejor gracias a esta propuesta organizada por este colectivo de personas solidarias. "Creemos que así será más emocionante y lo podrán ver con sus propios ojos", explica África Fuentes al medio digital canario AtlánticoHoy.

La asociación requiere todo el año apoyo en forma de comida, pero en esta ocasión, pide un esfuerzo especial, además de en juguetes,  en leche y gofio para los niños "con este tiempo". Además, siempre agradecerán pañales y todo lo que puedan aportar para el aseo infantil, sin olvidar las mantas, pues "los mayores también tienen frío.

Fuentes afirma que este año necesitan, sobre todo, juguetes, porque "están viniendo de Venezuela y Cuba una cantidad de personas increíble, que no tienen qué comer ni juguetes para sus hijos. Tengo una lista enorme de personas que necesitan ayuda", asegura mientras matiza que, "con la crisis, ya sabes cómo están las cosas. Mucha gente en Tenerife no tiene para comer, imagínate para juguetes, y no puede haber un niño sin juguetes", afirma emocionada.
"Hace mucha falta ayuda en general, pero no son solo las personas de aquí las que la piden, a quienes atendemos también, por supuesto, sino todos los que han llegado de estos países", matiza. "Vienen creyendo que esto es el paraíso y se encuentran aquí pasando hambre, frío y necesidades. Es muy duro verles", expone esta mujer símbolo de la solidaridad canaria.
africa fuentes garcia escamez
La asociación de vecinso de García Escamez ayuda, además de a muchas familias canarias, a cada vez más familias de Venezuela o Cuba

África no es capaz de calcular el número de niños a los que está ayudando ahora mismo. "No te cuento porque no te lo vas ni a creer", asegura, "muchos más que otros años". Por ello insiste en que las personas que así lo consideren y se animen a traer juguetes "lo podrán ver personalmente el día 2".
"Son muchísimos niños, ni se lo imaginan", reitera Fuetes, quien subraya que se trata de familias "de hasta cuatro o cinco hermanos" y que, por descontado, también ayudan a todas las familias canarias. "Siempre tenemos donaciones para ellos, no es que tenga para unos sí y para otros, no", insiste.

"Todo lo que nos ofrecen, se recibe", asegura la también Hija Predilecta de Tenerife quien se muestra, ante todo, contenta por la solidaridad que percibe en los ciudadanos. "Poquito a poquito se hace un montoncito, y yo doy gracias a Dios por la cantidad de gente que está colaborando, por todas las maravillas
que está haciendo porque, la verdad, estos niños necesitan urgentemente
que se les ayude".

Para ella, no hay duda de que "la gente es solidaria". "No tienes idea de la cantidad de personas que nos ayudan, de verdad. Nos recibe mucha gente, y no te puedes imaginar cómo nos apoyan en toda la Isla. Es un mensaje de esperanza para todas esas criaturas", subraya África, quien insite en que su mensaje es que "ningún niño se quede sin juguetes". Por supuesto, la asociación requiere todo el año apoyo en forma de comida, pero en esta ocasión, pide un esfuerzo especial en "leche y gofio para los niños con este tiempo tan frío". Además, siempre agradecerán pañales y todo lo que puedan aportar para el aseo infantil, sin olvidar mantas, pues "los mayores también tienen frío".
Prefiero que compren y traigan lo que quieran y así ven a dónde van, además de la cara de todos los niños. Eso les dará también felicidad a ellos. Las caras de los niños cambian con una ilusión inmensa. Es digno de ver"

Juguetes y comida en lugar de dinero

África Fuentes comenta que, aunque muchos ciudadanos le ofrecen dinero para que compre juguetes, ella prediere que los traigan en persona. "No me gusta recoger dinero porque eso trae malas consecuencias. Prefiero que compren y traigan lo que quieran y así ven a dónde van, además de la cara de todos los niños. Eso les dará también felicidad a ellos. Las caras de los niños cambian con una ilusión inmensa. Es digno de ver", comenta.
"Es más bonito que vengan a entregar los juguetes personalmente. Además, los que dan el donativo se dan cuenta de cómo está la situación: Hay mucha miseria, mucha necesidad, hambre, frío, paro". Insiste en que, cuando estas personas llegan desde Venezuela y buscan trabajo, "tienen que esperar seis meses sin papeles, nada de por medio. Gracias a algo que le da Cáritas cada mes o mes y medio. Pero nosotros, gracias a dios, estamos entregando comida cada semana, todos los viernes".
El agradecimiento de todos aquellos que la han conocido es palpabe. "¿Sabes lo que noto? Que la gente es buena. Los canarios, y todos. Me mandan agradecimientos desde Cuba, desde Venezuela, pero en realidad esto no lo hago yo, sino que quien realmente lo está haciendo son todos los colaboradores, los ciudadanos, los voluntarios". Por ello, asegura sentirse "contenta" pese al "terrible ajetreo de estos días". "Te llenas de felicidad y das las gracias por la bondad de todo el mundo, tanto pequeños como grandes. Todos colaboran. Los canarios somos grandes. No nos gusta sino ayudar, colaborar, y eso me pone contenta", reitera.