Muy malas condiciones para una movilidad sostenible

El ingeniero técnico Diego Noya Suárez, experto en movilidad sostenible, ha reconocido que en la actualidad son "muy malas" las condiciones para que haya movilidad sostenible, pero ha asegurado que es "muy fácil" conseguir que las haya.

Durante su comparecencia en comisión parlamentaria para hablar de la situación del transporte en las islas, Diego Noya ha recordado que para cambiar las condiciones hacen falta medidas políticas que señalen otro camino, y como ejemplo de ciudad con movilidad sostenible ha puesto Pontevedra.

Diego Noya ha destacado la importancia que tiene disponer de más transporte público, así como de facilitar la intermodalidad y ha reiterado que Pontevedra es un ejemplo en Europa para poner primero a las personas y que las ciudades sean lugares de encuentro, espacios de juego.

En la actualidad son "muy malas" las condiciones para que haya movilidad sostenible, pero ha asegurado que es "muy fácil" conseguir que las haya

Ha dicho que los cambios se marcan desde la política y también se ha referido al transporte entre las ciudades y pueblos, y ha afirmado que la solución no es disponer de más carriles, algo que corresponde al modelo americano, pero no al europeo.

Diego Noya ha apuntado que un carril para turismo tiene capacidad para que transiten unas 2.000 personas a la hora, mientras que si es de guaguas la capacidad puede llegar a los 14.000 usuarios en ese periodo de tiempo.

También se ha referido a medidas como las que se adoptan en ciudades de la Europa continental como impedir la entrada con vehículos, que deben dejarse en las estaciones de tren de las afueras, en lo que en Canarias serían los intercambiadores.

Diego Noya ha hablado asimismo de la diferencia entre el uso de bicicletas en las ciudades, en las carreteras y con uso turístico, caso este último en el que se usarían los caminos, como se hace en lugares de Europa.

En el caso de las ciudades ha afirmado que los ciclistas prefieren que no haya carriles de uso exclusivo pero no se oponen a que los haya, y ha insistido en el caso de Pontevedra, ciudad en la que llevan años sin muertos por atropello y sin miedo a ser atropellados.

Y ha comentado que la velocidad es "muerte" en el caso de los turismos que circulan por las calles de las ciudades.

En el caso de los carriles bici entre pueblos y ciudades ha destacado que son importantes, pero siempre que no suceda lo que ocurre en Fuerteventura, isla en la que reside y donde esas infraestructuras "van de ningún sitio a ninguna parte".

En islas como La Gomera y El Hierro el hecho de que las guaguas dispongan de portabicicletas permite a los usuarios usar los ciclos sin tener que ser Miguel Induráin

Diego Noya ha apostado por acercar todos los servicios a los ciudadanos para así ayudar a que los desplazamientos no sean imprescindibles, y también ha apostado por la intermodalidad, de forma que las bicicletas puedan llevarse de manera fácil en las guaguas.

Así, ha comentado que en islas como La Gomera y El Hierro el hecho de que las guaguas dispongan de portabicicletas permite a los usuarios usar los ciclos sin tener que ser Miguel Induráin.