Sara Brito: “Es escandalosa la escasa representación de mujeres en los festivales de música”

Sara Brito es la responsable de programación del Festival Her, la primera muestra artística producida exclusivamente por mujeres de Canarias. Ella, en su labor de agitadora cultural, está al frente del colectivo Chico Trópico y cuenta con una amplísima trayectoria en la organización de eventos y festivales en la península. Her se celebrará los días 13 y 14 de diciembre en Santa Cruz de Tenerife.

- ¿Cómo nos presentaría usted misma 'Her'?

- HER es un festival que quiere visibilizar y poner en primer término la cultura contemporánea y de vanguardia hecha por mujeres, servir como espacio de crítica y de exposición y producción de acciones artísticas –musicales o no- que sirvan para generar nuevos referentes y nuevos pensamientos. Llevo 10 años programando, y más de 20 relacionada con el mundo de la comunicación cultural en Tenerife y sobre todo en Madrid, y he de confesar que hace tiempo me parecía que no era necesario hacer esa segmentación, que la cultura de hombres y mujeres era la misma y los criterios de selección, debían ser otros. Hasta tal punto llega la apisonadora cultural en la que vivimos inmersas. Desde hace años, en cambio, veo que trazar esa línea curatorial es una necesidad de primer orden, simplemente por una cuestión de compensación histórica, de realizar un esfuerzo más o menos explícito por indagar en los relatos que no se han contado y que siguen sin contarse de la misma manera. Por otra parte, es clave que en los estertores de este sistema en el que nos movemos, cuando se vuelve a dar validez a movimientos retrógrados y peligrosos que ponen en cuestión los avances que como sociedad hemos hecho, es clave, digo, reforzar posiciones, cuasi guerrilleras, desde lo cultural, para no dar tregua e inundar el espacio público de discursos y estrategias feministas, inclusivas, expandidas.

"HER es un festival que quiere visibilizar y poner en primer término la cultura contemporánea y de vanguardia hecha por mujeres, servir como espacio de crítica y de exposición y producción de acciones artísticas –musicales o no- que sirvan para generar nuevos referentes y nuevos pensamientos"

- ¿Cómo llegó usted a este festival?
Alejandra Galo (directora de HER) y yo somos amigas y hemos colaborado en más de un proyecto, especialmente en el festival Keroxen, entre otros. Y las ganas de hacer algo gordo juntas estaba desde hacía tiempo. Alejandra tenía esta idea en gestación desde hacía años, y hace un par me comentó que le gustaría que hiciéramos equipo. Es algo muy bonito cuando una amiga te propone trabajar juntas mano a mano, porque se crean otro tipo de vínculos, se genera un espacio de cuidados a otro nivel, y unas ganas de explorar a la otra persona desde otros lados. Para mí es una felicidad y un reto estar en HER desde el minuto 2, me permite trabajar desde otros lados, que no son el colectivo que me tiene la vida llena desde hace 10 años, Chico-Trópico, con sede en Madrid.

- ¿Por qué cree que son importantes este tipo de festivales y propuestas artísticas?
- Creo que lo respondí un poco en la primera pregunta, pero lo diré de otra manera: son espacios de conocimiento, difusión y reflexión, de encuentro y de exploración, y eso, en este caso, dirigido hacia y con la mirada a la creatividad femenina –tanto tiempo relegada únicamente a la maternidad, a la que no le quito ni un pelo de empuje creativo y cultural- es esencial, frente a la falta de referentes históricos, que durante milenios hemos tenido. Las nuevas generaciones, pero también las viejas, y las medianas y por supuesto hombres mujeres, transgéneros y toda persona viviente se puede enriquecer de ello, y sobre todo la convivencia, tan tocada en los últimos tiempos. La cultura y las culturas tienen la facultad de empapar otras prácticas cotidianas, o eso nos gusta pensar.

- ¿La falta de visibilización femenina y la falta de igual de oportunidad puede llegar a ser más hiriente en un sector como el cultural?
- Es hiriente en todos los ámbitos. ¿Acaso no es hiriente que la labor de cuidados del hogar y las personas dependientes siga hoy siendo mayoritariamente invisible? Por poner un solo ejemplo, y sin mencionar las cifras de asesinadas por sus parejas o ex parejas, la cultura de la violación etc.. Eso sí que hiere y nos rompe a todas y todos, o debería hacerlo. Lo que ocurre es que las culturas, porque hay muchas, son canales de expresión y generan puntos de encuentro, son espacios para narrarnos y sentirnos identificadas e identificados, para generar empatía y eso, si sucede la alquimia, empapa, aunque sea en tiempos geológicos, todos los estratos de la existencia. Eso sí, sin perder ni un poco el espíritu crítico, incluso para con los feminismos. Eso sí en los festivales de música, que son como el epítome de la modernidad y el wannabe, es escandalosa la práctica de la escasa representación de mujeres en sus programaciones. Sin referentes, no hay nuevas generaciones. Afortunadamente esto está cambiando.

- ¿Que nos puede adelantar de la programación?
- ¡Todo! Estaremos en dos sedes, en el Equipo Para en Santa Cruz, la asociación que más ha peleado y ha dinamizado la cultura underground, la reflexión y las vanguardias en Santa Cruz. Eso será este viernes 13, donde Ana Martín –Horcajada ediciones- llevará a cabo un taller de fanzine con perspectiva de género para todos los públicos y muy orientado a familias; de ahí pasaremos a una mesa redonda con acción gastronómica donde aprovecharemos donde la artista Pura Márquez – también miembro del equipo de HER- hará una acción gastronómica y conversaremos en un ambiente distendido –buscando la no rigidez de las mesas redondas y coloquios académicos- sobre el proyecto HER y Mujeres y Cultura. Después, tendremos a la siempre desafiante e interesante artista canaria Nuria Delgada, performer y compositora, que realizará una acción coral que combinará visión de género y juego creativo con cánones musicales; y por último, tenemos el lujazo de traer por primera vez a Tenerife a Lorena Álvarez, cantautora asturiana que ha sacado uno de los mejores discos del año, ‘Canciones sencillas’, y que combina intimismo, espíritu verbenero, y una mirada femenina muy poderosa, y cero panfletaria. ¡Ah y pincharé yo!, como Chico-Trópico es nombre de mujer, con una sesión caprichosa y ecléctica por músicas hechas por mujeres desde Ghana a Tailandia, Argentina o España, de la música urbana, al disco africano, a la psicodelia estonia o el electropop patrio.

El sábado 14, nos trasladamos a el Espacio Cultural El Tanque, sede común del festival Keroxen, con el que compartimos algunas personas de equipo y la mirada vanguardista. Allí tendremos a una dj local con sonidos experimentales y chamánicos, dos prácticas muy enlazadas al universo femenino, poco después el lujazo de tener a una de las artistas, performer y escritora más desafiante del feminismo de la última década y media, María Llopis, autora de ensayos fundamentales como ‘El postporno era esto’ o ‘Maternidades subversivas’, dos absolutos clásicos para cuestionar dos tótems del constructo heteropatriarcal sobre la mujer: el sexo y la pornografía, y la maternidad.. Llopis realizará una charla escénica titulada ‘Puta, Bruja, Loca Feminazi’, que promete ser de lo más cañera.

"El feminismo no va de ataque, de mujeres vs hombres sino de empatía; es un movimiento necesario para colocarnos a todas y todos en una igualdad de términos, de discursos, de respetos"

Y luego gran carrusel de conciertos maravilla, todas estrenos HER: la experimentación DIY de Rrayen – que además de ser una artista radical y una exploradora de la electrónica más cacharrera, ha sido fundadora del movimiento Feminoise Latinoamérica, para visibilizar y hacer comunidad entre artistas experimentales de Latinoamerica; luego Sila Lúa, una de las voces más arriesgadas del universo de la música urbana en español, jovencísima cantante y productora cuyo rap/trap recoge las estelas más vanguardistas de la escena y letras con profundidad y alevosía. Y el lujazo del cierre de Le Parody, una de las artistas más sorprendentes, sólidas y emocionantes de la música en nuestro país. Después de recorrer prácticamente todos los festivales nacionales, de entregar un disco brutal que genera sorprendentes encuentros entre el folklore y la electrónica, de renovar y reformular el compromiso político a través del baile, llega a HER para presentar ‘Porvenir’, considerado uno de los mejores discos del año por la prensa especializada. Esperamos que este último concierto marque un porvenir emocionante para nuestro recién creado festival.

- En términos generales, según usted, ¿qué es lo que falta por entender a la sociedad acerca de la conciencia feminista?
- Que no va de ataque, de mujeres vs hombres sino de empatía, que es un movimiento necesario para colocarnos a todas y todos en una igualdad de términos, de discursos, de respetos. Que es un movimiento inclusivo y diverso que va en pos de la convivencia y el cuestionamiento de la rigidez de muchos de los parámetros heteropatriarcales con los que nos hemos movido a lo largo de la historia. Que va de respeto

- ¿Qué otros festivales de referencia de este tipo existen en España?
Sin duda She makes noise, comandado por Natalia Piñuel, en la Casa Encendida de Madrid, una de las programadoras más intrépidas, coherentes y aguerridas de la cultura contemporánea en España.