¿El 'boom' de San Isidro?

Aunque en un principio todo parecía indicar que Cabo Blanco sería la nueva gran ciudad del sur de Tenerife, San Isidro (Granadilla de Abona) se ha ido convirtiendo en el núcleo poblacional más importante del municipio y uno de los lugares con mayor actividad económica, a pesar de que la crisis económica y la paralización en el sector de la construcción frenaron temporalmente su expansión.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), este municipio encabeza el ranking de crecimiento en el territorio insular y está entre las 15 localidades de España con mayor incremento demográfico. Su gran ciudad dormitorio, San Isidro, tiene mucho que ver en estas cifras de aumento constante, con más de cien nacionalidades diferentes conviviendo allí a diario. Tras el primer gran desarrollo de este núcleo sureño en la década de los 60 protagonizado por canarios de otras islas, quienes veían atraídos por el comercio y la posibilidad de trabajar en los cultivos, San Isidro vive estos años un nuevo 'boom', al menos, poblacional.

Sin embargo, ante un asentamiento de semejante magnitud, ¿cuentan sus servicios municipales con capacidad suficiente para atender las demandas de sus numerosos residentes? ¿Puede el Ayuntamiento garantizar los servicios e
infraestructuras que necesitan los ciudadanos? En opinión de los
residentes, no. Y desde el punto de vista de los responsables
municipales, hacen falta más recursos económicos para afrontar los
servicios públicos esenciales, como los sanitarios, educativos o de
movidlidad, este último un grave problema en esta vertiente de la Isla.

Image

La avenida Santa Cruz es la principal del casco de San Isidro | AH
Los vecinos opinan
Carmen Jiménez es la encargada de un establecimiento de belleza en esta zona que, para ella, "ha crecido muchísimo y muy rápido". "Eso sí, los alquileres han subido también una barbaridad", lamenta. "Yo pagaba 500 euros y subió 100 de pronto", se queja. Por lo demás, considera que el movimiento económico que se percibe es "muy bueno". "Dicen que el nuevo puerto y el centro del Motor van a causar un auge mucho más importante para San Isidro, y espero que así sea", explica a AtlánticoHoy.

Al ser preguntada sobre si percibe que el Ayuntamiento presta los servicios necesarios para afrontar el crecimiento de la población, Carmen opina que las gestiones municipales se están viendo retrasadas de forma notable. "Cuando nosotros solicitamos el permiso para abrir tardó demasiado. Nosotros, mi esposo y yo, tuvimos que pagar alquiler del local aunque estuviésemos cerrados unos cuatro meses más o menos. Pienso que eso debería ser más rápido. Todo parece ir más lento últimamente", matiza.

La escasa presencia policial para la elevada densidad poblacional es otra de sus mayores preocupaciones. "Los vecinos llaman a la policía y no llegan rápido. Tengo una clienta a la que también robaron en una de esas calles. Le dieron con un tubo en la cabeza"
Lo que más le preocupa como residente y propietaria de un negocio es el problema de la inseguridad. "El otro día llegó una clienta contando que le robaron la cartera y también aquí vinieron unas personas que escondieron un producto en el bolso. Yo lo observé todo y quería ver hasta dónde iban a llegar. Les pedí que por favor abrieran el bolso y le dieran gracias a dios por que no iba a llamar a la policía. Les pedí que no volvieran más a entrar por aquí", explica.

La escasa presencia policial para la elevada densidad poblacional es otra de sus mayores preocupaciones. "Los vecinos llaman a la policía y no llegan rápido. Tengo una clienta a la que también robaron en una de esas calles. Le dieron con un tubo en la cabeza".   

ImageMartina López | AH

Por su parte, Martina López vive en San Isidro desde 2001 y en este tiempo ha podido comprobar su rápido crecimiento, de donde surge su convicción de que este enclave "está claramente saturado".

"Lo de los pisos de alquiler es imposible. Si te tienes que mudar te acabas yendo de San Isidro porque no encuentras nada por aquí y, si por casualidad hallas uno, el precio es desorbitado para lo que es", afirma.

En lo que respecta a otra de los principales preocupaciones de los vecinos de la zona, el desempleo, considera que esta cuestión "ha ido mejorando últimamente", aunque "no ayudan las carencias de buenas conexiones de transporte a la hora de moverte por el municipio desde o hacia aquí". "A El Médano, después de las diez de la noche ya no puedes bajar. El transporte está muy limitado para lo que es la población que hay en este momento", señala.

Image
No hay ni un solo aparcamiento libre en las calles principales a lo largo de todo el día | AH

La falta de aparcamiento también es un problema para ella, opinión que comparte el propietario de una empresa de productos infantiles de la zona, quien subraya lo mucho que esta carencia perjudica "al comercio y a la vida de los residentes", aparte de la inseguridad, otra de las principales preocupaciones, una queja reiterada de prácticamente todos los vecinos y comerciantes.

"Por lo demás, en la zona no hay grandes cambios tras el puerto de Granadilla, ni notables mejoras en el número de desempleados ni en otros aspectos, así que no ha cambiado la zona para mejor, como decían", asegura el empresario.

Image

Laura Glez. Toledo | AH

Laura González también es residente en San Isidro. Considera que son muchas las carencias que debe afrontar ahora mismo el Ayuntamiento en la zona. "Tras el cambio de alcalde las cosas ya no se trabajan como deben ser", matiza. Entre sus principales quejas: la inseguridad y la falta de policía, sin olvidar el desempleo, la falta de limpieza, etc.

Añade la preocupación por los ciclistas y su seguridad, pues su número se ha visto notablemente incrementado últimamente, lo que ha perjudicado a los conductores habituales. "Causan muchos problemas y ni siquiera pagan rodaje", se quejan. Insiste en que el transporte es uno de los problemas mayores para todos los vecinos y comerciantes. De hecho, manifiesta que las paradas de guaguas "están muy mal distribuidas y las han alejado para arreglar la estación, lo que causa más inseguridad". En la  misma línea, moverse en guagua resulta "carísimo". Se Santa Cruz hasta aquí te puedes gastar 200 euros al mes, lo que es muchísimo dinero para un ciudadano normal", lamenta.

"La zona ha cambiado mucho en los últimos años porque ahora "hay más gente de fuera que de aquí". Sin embargo, destaca que, pese a todo, "en San Isidro hay vida. Yo vivo muy tranquila aquí y no tengo problemas con nadie. Esto antes no era nada y, para hacer o comprar cualquier cosa, tenías que irte a Santa cruz. Ahora esto ha crecido, hay más movimiento y puedes defenderte mejor"

También rechaza la presencia del puerto de Granadilla pues opina que no está aportando economía al municipio. "El trabajo aquí está igual que en todos lados. Te ofrecen muchas cosas sin contrato, te estafan... Hay movimiento, pero mucho es en dinero negro", opina.Asimismo, considera que la zona ha cambiado mucho en los últimos años porque ahora "hay más gente de fuera que de aquí".

Sin embargo, destaca que, pese a todo, "en San Isidro hay vida. Yo vivo muy tranquila aquí y no tengo problemas con nadie.  Esto antes no era nada y, para hacer o comprar cualquier cosa, tenías que irte a Santa cruz. Ahora esto ha crecido, hay más movimiento y puedes defenderte mejor", destaca.

Image
La avenida Santa Cruz (San Isidro) | AH

Otra de las vecinas de la avenida principal de San Isidro, María Dolores Batista, opina que la zona económicamente "está muy tranquilita". "Nosotros llevamos aquí 36 años y ha habido épocas mucho mas fuertes que ésta". Sin embargo, destaca el notable aumento de la construcción en esta localidad, pues considera que "es evidente que está todo mucho más expandido, aunque ahora vuelve a estar más pausada".

Aunque también percibe la llegada de turistas, "más bien se trata de turismo rural". "El turismo de playa se va más para la costa. Alquilan por aquí y luego se mueven más hacia la costa y al monte, no se quedan aquí", expone.

"Los alquileres se están encareciendo demasiado. Se están pasando muchísimo. Pisos antiguos y destrozados, 600 euros. Uno piensa que vale, San Isidro está muy bien, estás en el centro, pero no tiene nada que ofrecer, ni teatro, cine, parque o zonas donde pasear. No puedes cobrar esos precios. Ahora mismo es una ciudad dormitorio, porque no hay nada"

Elba, trabajadora de la ferretería en esta céntrica avenida de San Isidro, coincide con esta vecina en que el turismo no es lo que hace crecer a este núcleo sureño. "Está creciendo, pero no en turismo.Se trata más bien de ciudadanos que vienen aquí por su cercanía todos lados", opina.

Image
Elba, trabajadora de la ferretería de la avenida Santa Cruz | AH

Además, señala que los alquileres "se están encareciendo demasiado. Se están pasando muchísimo. Pisos
antiguos y destrozados, 600 euros. Uno piensa que vale, San Isidro está
muy bien, estás en el centro, pero no tiene nada que ofrecer, ni teatro,
cine, parque o zonas donde pasear. No puedes cobrar esos precios. Ahora
mismo es una ciudad dormitorio, porque no hay nada".

Con respecto al estado de salud del comercio, cree que el Ayuntamiento "debería plantear más iniciativas, como ampliar el número de plazas de aparcamiento, que es lo que más está cortando al comercio ahora mismo". Por otro lado, no cree que el puerto de Granadilla ayude a luchar contra el desempleo en la zona.

Con respecto a las conexiones y al transporte, considera que las guaguas "funcionan bien", pero no ve la utilidad de un intercambiador en plena entrada a San Isidro, "pues ya la entrada es de por sí un caos", alerta.

Image

El conocido Hotel Ucanca en la entrada de San Isidro | AH

El desarrollo de San Isidro ha estado siempre muy determinado por su situación
estratégica: cerca del aeropuerto Reina Sofía, de la playa de El Médano,
así como del polígono y del puerto industrial de Granadilla. Esta
proximidad atrae a la zona a trabajadores del sector de la
construcción y de los servicios, quienes se desplazan a las zonas
turísticas cercanas, espacios donde en 2017 se alojaron cerca de cinco millones de
turistas, cifra de visitantes nunca antes superada.

Fuentes del Hotel Ucanca, muy conocido al estar ubicado justo junto a la entrada de la avenida de Santa Cruz de San Isidro, muy cerca de la autopista del Sur y a 15 minutos del centro turístico de Playa de Las Américas, reconocen que esta parte de Granadilla "no es que sea una zona eminentemente de turismo". "Los clientes que tenemos son mas bien de empresas que vienen a trabajar por la zona y se alojan ene el hotel. Luego contamos con otro tipo de cliente, que es el que tiene que ir al aeropuerto temprano y desea hacer noche. Como hotel turístico es más para El Médano", señalan.