Día de 'Todos los Santos': aroma de flores, planes y curiosidades

El abánico de propuestas es diverso, todo depende del gusto de cada uno. Tenerife cuenta además con cementerios que son un verdadero paseo por la historia y la tradición como el caso de La Orotava: El camposanto de La Orotava catalogado como BIC y que cuenta con más de 5.200 nichos.

h

Cementerio BIC | AYTO LA OROTAVA

Allí se conservan los panteones familiares de villeros notables como el del Marqués de la Quinta Roja o el de la familia Monteverde, entre otros. La capilla central atesora la puerta del santuario del antiguo Monasterio de las Claras de San José, que en los años 80 del pasado siglo sufrió un lamentable incendio
Otro ejemplo de cementerio repleto de historia es el primer cementerio de La Laguna, el de San Juan. Este camposanto cuenta la historia de la ciudad en los siglos XIX y XX. Entre los personajes históricos que allí descansan podemos encontrar a Luis Florencio Romáan y Machado, que participó en la Gesta de 1797 frente al ataque del almirante Horacio Nelson o Rodrígo Vallabriga, ingeniero del primer tranvía de Tenerife, inaugurado en 1901, entre otros.
cementerio de san juan
Cementerio de San Juan, el primero de La Laguna | CEDIDA
Por otro lado, un ejemplo de municipio que vive intensamente esta jornada es San Juan de la Rambla, que prosigue su campaña de fomento de las tradiciones locales este 1 de noviembre potenciando “Los Santitos” y “Pan por Dios”. El primero, de gran arraigo en el Casco, ha contado con la participación de numerosos escolares que se han volcado desde días antes en la decoración de las cestas que luego portarán los niños en la mañana de Todos los Santos.

Hoy, las calles del Casco se llenan de menores que almacenan los agasajos que cada vecino tiene preparado en casa el día antes en sus cestitas. En el pasado eran frutas de temporada, frutos secos o alguna perra o real, en la actualidad prevalecen las chucherías. Esta tradición sobrevive año tras año y se transmite de generación en generación. 

santitos
Niños ofreciendo sus cestos de mimbre | CEDIDA

El “Pan por Dios”, aunque ha perdido fuerza con el paso del tiempo, aún muchas panaderías de la parte alta dejan entre sus clientes un pan de leche, que sirve como obsequio y recuerdo de antaño, donde familias de la zona recorrían casas pidiendo el “Pan por Dios”: frutas, verduras, monedas o el nombrado pan. Esta tradición se celebra también en Garachico, Buenavista o Santiago del Teide.

lercaaro
Casa Lercaro, sede del Museo de Historia y Antropología, ofrece numerosas actividades este viernes | CABILDO TENERIFE
Actividades para este viernes
Si te apatece pasar un Día de Todos los Santos diferente, la Casa Lercaro, sede de La Laguna del Museo de Historia y Antropología de Tenerife, acoge este 1 de noviembre, a partir de las 18.15 horas, un variado programa de actividades en torno a la Noche de Finados. La programación incluye cuentos de finados (pases a las 19.00 y 20.00 horas, para público familiar; y pases a las 21.00 y 22.00 horas, para público adulto), un taller de arreglo floral (18.15, 19.15 y 20.15 horas), un taller de creación de velas (18.15, 19.15 y 20.15 horas) y un recorrido no guiado por la exposición permanente. Estas actividades son gratuitas, pero se requiere retirar las entradas el mismo día, a
partir de las 17.30 horas, en la recepción del museo. 
cartel
Cartel de las actividades | MHAT
Si lo que te apetece es degustar alimentos típicos de la festividad, se ha habilitado un espacio de degustación de castañas asadas, higos pasados, nueces y almendras; vino tinto, blanco y dulce; y anís y ron miel. Finalmente, el museo ofrece una edición especial de la ruta guiada Morimundo. La muerte y la ciudad (dos pases, a las 19.00 y 21.00 horas), cuyo precio es de nueve euros. 

Antiguamente, las castañas, las nueces, las almendras e higos, el vino dulce, el anís o el ron miel acompañaban la velada en la que la pena y la nostalgia se sobrellevaba con ayuda de guitarras, bandolas, panderetas, castañuelas, sonajillas y triángulos. La costumbre de conmemorar a los muertos, sin embargo, tiene matices según las islas y sus zonas. 

Precaución con el tráfico

Hoy lo que sí debemos tener en cuenta es el tráfico en las zonas aledañas a los cementerios. En el caso de la capital tinerfeña, con el objetivo de mejorar la movilidad y evitar que se produzcan congestiones, se anulará la salida desde la TF-5 a la TF-29 y como itinerario alternativo para dirigirse al Cementerio de Santa Lastenia los vehículos desviados podrán acceder a través del paso inferior de Somosierra o desde la salida a Chamberí.
Asimismo los vehículos provenientes de la carretera del Rosario, Ofra, Las Delicias y barrios aledaños que se dirijan al cementerio, se incorporarán a la TF-29 por el acceso habitual a través de la rotonda existente después del puente que cruza la TF-5
 
Conoce las opciones para un sepelio ecológico

Los ataúdes biodegradables y los cementerios sostenibles en relajantes zonas ajardinadas o de bosque son las opciones más comunes para un "entierro verde", pero el abanico de propuestas para el último acto de la vida ofrece opciones tan peculiares como esparcir las cenizas en fuegos artificiales o bajo el mar, entre otras.

Según informa EFE, la elección de un sepelio ecológico va más allá de ser respetuoso con el medioambiente, ya que puede suponer un ahorro de costes y adaptarse a todo tipo de sensibilidades con independencia de si se profesa o no una religión. 

En algunas comunidades españolas, en los últimos años se ha extendido la posibilidad de esparcir las cenizas del difunto en forma de fuegos artificiales y truenos de tracas.

Otra opción es la de introducir una urna enganchada a un globo que luego es lanzado a grandes alturas y allí las cenizas terminan esparciéndose entre las nubes y pueden “convertirse en lluvia”. 

Las nuevas ceremonias de este tipo se deben, en parte, a “una mayor conciencia ecológica de la sociedad”, ha explicado a Efe Álvaro Sánchez, de Biodegradables.es, que asegura que “aunque la gente muere igual que antes, los funerales alternativos interesan cada vez más”. 


Urnas submarinas y ataúdes biodegradables
 
Las elecciones más comunes, en caso de incineración, son las urnas biodegradables que, una vez enterradas, se convierten en árboles e incluso pueden sumergirse en el mar y cuyo “precio medio es de 100 euros en la compra por internet”, ha precisado a Efe Francisco de Paula, de Porsiempre.es, aunque el coste oscila según mercado. 

Para entierros convencionales, se emplean ataúdes biodegradables fabricados con cartón, fibras vegetales o bambú, sin tratamientos de barniz ni elementos metálicos o sintéticos tóxicos que, incluso, pueden personalizarse con la impresión de imágenes.