Comienza la investigación del accidente de Adeje

La evolución de las nueve personas que continúan hospitalizadas en tres centros de la Isla de Tenerife y el inicio de la investigación a cargo de personas expertas en patologías de edificaciones han centrado el trabajo del Ayuntamiento de Adeje durante la jornada de este lunes, después de que en la madrugada del pasado sábado se desplomara parte del suelo de una discoteca situada en el Centro Comercial Playa Shop, informa a través de un comunicado el Consistorio.

Desde primera hora de la mañana, José Miguel Rodríguez Fraga, alcalde de Adeje, se reunió con los concejales responsables de las áreas afectadas y el equipo técnico municipal para seguir poniéndose en contacto con las personas heridas, y que continúan ingresadas, así como con los consulados de sus países de origen para informarles de la situación, ya que muchos de ellos eran turistas de diversas nacionalidades. Se ha prestado ayuda a todos los afectados que lo han solicitado, ya que tal y como aseguró el alcalde, “para nosotros lo primero es la salud de los heridos y la seguridad del edificio afectado y sus aledaños”. En ese sentido, Rodríguez Fraga informó que aún nueve personas se encuentran hospitalizadas de diversa consideración, aunque “salvo complicaciones” ninguno de ellos reviste gravedad vital. Tres de los heridos están en el Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria, uno en el Universitario de Canarias, tres en Hospiten Sur y dos en la Clínica Quirón de Adeje.

Image

El equipo técnico de investigación de reúne en el lugar del accidente | CEDIDA

Según la nota de prensa, también a primera hora del día se unió al equipo técnico urbanístico del Ayuntamiento de Adeje el arquitecto Juan Diego Mayordomo, de Teneguía Consultores, cuyos servicios han sido requeridos ya que es uno de los patólogos de edificaciones con mayor recorrido y experiencia en las Islas y que ya antes había trabajado para esta administración. Tras varias horas de reunión en la que se estudió de forma conjunta los informes previos y la documentación de la edificación, la comitiva técnica, junto al alcalde y los responsables de seguridad municipales se desplazaron a la zona cero del siniestro para realizar una primera evaluación. “La experiencia nos ha enseñado que las primeras valoraciones, con una simple revisión técnica no se deben hacer, no son buenas ni precisas”, afirmó Mayordomo tras realizar una inspección ocular inicial del lugar del suceso, afirmando que “el Ayuntamiento nos requirió de manera urgente desde primera hora del domingo y hemos acudido lo más rápido que hemos podido porque sabemos que hay muchas personas esperando regresar a sus trabajos en los edificios afectados”.

Precisamente, que los afectados regresen a la normalidad, es la siguiente prioridad del Ayuntamiento, afirmó Rodríguez Fraga, quien aseguró que “debemos garantizar la seguridad de las personas y, después, conocer las causas de lo que ha ocurrido”. El alcalde, que durante toda la mañana atendió in situ a diversos comerciantes y trabajadores afectados por el cierre de locales en los centros comerciales cerrados, priorizó en todo momento la seguridad para luego intentar, dijo, “que los comerciantes sufran los menos perjuicios posibles”. No obstante, también recalcó de manera clara que no se puede “actuar ni por impulsos ni por presiones. Debemos emplear la prudencia y la sensatez y la decisión que tomemos será avalada por informes técnicos que la garanticen”.

El equipo técnico municipal informó también que, efectivamente, en el año 2015 se realizaron unas obras en uno de los recintos del edificio, trabajos que cumplieron con todos los requisitos y que, incluso, podrían haber ayudado a que el desplome no fuera mayor, explica la nota.

En cuanto a los pasos que se seguirán a partir de este momento y sus plazos, el arquitecto experto en patologías de edificaciones afirmó que “no se puede hablar de tiempo ni de plazos”, los trabajos ya han comenzado y éstos se basan, en primer lugar, en afianzar toda la zona afectada para que los técnicos puedan trabajar y tomar muestras con total seguridad. A partir de ahí, dijo Magdaleno, “vallaremos el perímetro e iniciaremos el análisis de la estructura, de las cargas que soporta el edificio y de otras variables importantes hasta el estudio del proyecto original”. Para todos esos trabajos, la consultora contratada trabajará con laboratorios oficiales de primer nivel a los que enviarán las muestras de los estudios que en breve se comenzarán a realizar.

Subdelegación: Vigilar estructura y aforo depende de las corporaciones locales

La Subdelegación del Gobierno en Santa Cruz de Tenerife ha recordado hoy que la Policía Nacional puede verificar las condiciones de seguridad en accesos y control a menores en un local, pero la situación de infraestructura y aforo depende de la Comunidad Autónoma y de los cabildos.

El subdelegado del Gobierno en la provincia, Guillermo Díaz Guerra, ha realizado estas consideraciones en declaraciones a los periodistas tras ser preguntado por las diligencias abiertas tras el derrumbe ayer del suelo de una discoteca en Adeje, que causó 40 heridos. 

Díaz Guerra manifestó que existen inspecciones técnicas de edificaciones que corresponden a los ayuntamientos y no es función de la Subdelegación vigilar la estabilidad de los edificios, aunque sí se trabaja "en otros aspectos que puedan haber llevado a este trágico suceso". 

El subdelegado, que se congratuló de que "afortunadamente" no haya habido que lamentar fallecimientos en este incidente, dijo que al haber heridos se ha judicializado el proceso, que ahora "tutela" el juzgado de guardia y se han abierto diligencias para tratar de establecer el origen de los hechos. 

Además será preciso efectuar una evaluación técnica en colaboración con el Ayuntamiento de Adeje. 

Detalló el subdelegado que tras producirse el derrumbe acudieron a la discoteca agentes de la Policía Nacional de Playa de las Américas y del área metropolitana porque se desconocía el alcance del incidente. 

También insistió Guillermo Díaz Guerra en que la Policía Nacional simplemente verifica cuando acude a un local público que se cumplen las condiciones de seguridad ciudadana en los accesos y que no hay menores en su interior, pero respecto a la situación de la infraestructura y la capacidad de aforo es competencia de la Comunidad Autónoma y del Cabildo de Tenerife según la ley de actividades clasificadas