Las licencias a las casas de juego, en el punto de mira

En Canarias operan cerca de 40 locales privados de apuestas y su aumento ha generado preocupación en diversos sectores, especialmente por su incidencia en la población menor de 30 años, que se ha triplicado en las Islas en los últimos años. Por ello, ayuntamientos como el de La Laguna han decidido tomar cartas en el asunto iniciado los trámites para paralizar nuevas licencias a las casas de juego.

El primer teniente alcalde y concejal de Bienestar Social, Rubens Ascanio, ha trasladado a la Gerencia de Urbanismo una diligencia para comenzar el expediente de modificación de la normativa relativa para la apertura de casas de juego y apuestas, así como la publicidad de las mismas.

"Hemos planteado la paralización de este tipo de licencias hasta que adaptemos la normativa municipal y la canaria, para evitar situaciones de riesgo, en especial con menores", explica Rubens Ascanio, quien asegura que esta medida, “plasma la preocupación de la ciudadanía por unos establecimientos que provocan serios problemas en el entorno más inmediato".

“Al gobierno municipal le preocupa seriamente el incremento de los problemas vinculados a adicciones y ludopatía, que crece en los pueblos y barrios de La Laguna”, sostiene Rubens Ascanio, quien explica que el objetivo del Ayuntamiento para 2020 es desarrollar el III Plan de Lucha contra la Drogadicción y las Adicciones. Con este objeto se convocará antes de final de año una reunión del consejo municipal que aborda esta problemática para diseñar las acciones a desarrollar.

Las entidades especializadas señalan un incremento significativo de personas, especialmente jóvenes, con dificultades de gestión de los riesgos que supone el juego y apuestas con dinero, con un número significativo de ellas afectadas por problemas de dependencia al juego que suponen un alto coste para su desarrollo vital y con impacto en su contexto cercano.

El objetivo de este Plan es concretar las actuaciones de prevención de conductas que pueden generar dependencia y establecer las necesarias actuaciones de control de la oferta y regulación de los establecimientos de juego y apuestas.

Las entidades especializadas en el tratamiento de adicciones de segundo nivel asistencial en el municipio señalan un incremento significativo de personas, especialmente jóvenes, con dificultades de gestión de los riesgos que supone el juego y apuestas con dinero, con un número significativo de ellas afectadas por problemas de dependencia al juego que suponen un alto coste para su desarrollo vital y con impacto en su contexto cercano. El incremento de salas de apuesta en la vía pública, en ocasiones a pocos metros de espacios educativos, supone un riesgo añadido a la proliferación de páginas y aplicaciones que permiten el juego y apuestas on line.

En diciembre de 2018 el consistorio aprobó de forma unánime un acuerdo plenario para crear un Plan Municipal de Prevención y Atención de Adicciones, contando con agentes sociales y profesionales y utilizando una metodología participativa. En dicho acuerdo se expone que “en lo que respecta al juego on line se está produciendo un aumento de usuarios. En la propia Estrategia Nacional sobre Adicciones (en vigor desde 2017 hasta 2014) se habla de un incremento del 30% anual de nuevos consumidores”.

“A pesar de este preocupante incremento se puede observar como en nuestro municipio se han instalado establecimientos de juego y de apuestas sin la existencia de informes sociocomunitarios, que pudieran estar impactando y modificando los factores de riesgo de la ciudadanía y generando situaciones contrarias a la promoción de la salud como elemento clave de nuestra convivencia”, asegura Rubens Ascanio.