El Ayuntamiento de Adeje permite aperturas a centros próximos pero con proyectos de mejora

El Ayuntamiento de Adeje ha levantado la orden de cierre de los tres centros comerciales próximos al que ubicaba la discoteca que se derrumbó el domingo, que no se puede ocupar sin que corran riesgo las personas, mientras que a los que pueden abrir les requiere que aporten proyectos de mejora.

El decreto del Ayuntamiento de Adeje, al que ha tenido acceso Efe, levanta el cierre que ha ordenado el domingo tras caer el suelo de la discoteca Butterfly, situada en el centro comercial Playa Shop, y que causó 40 heridos de distinta consideración.

El Ayuntamiento ha decidido el cese cautelar y el desalojo del centro comercial afectado y de los anexos ante el posible "riesgo de contagio" que sobre estos pudiese haber causado el derrumbe parcial de la discoteca.

El decreto municipal añade que con un técnico especialista en patología edificatoria se han efectuado informes sobre la afección a los centros comerciales colindantes y sobre las medidas de aseguramiento de la estructura del centro comercial Playa Shop.

De los centros comerciales Ocean Center y Bora Bora se indica que del examen aparente no hay deformaciones en los paños del forjado y los pilares no tienen desplomes, abombamientos ni estalladuras que comprometan la estabilidad estructural de forma inmediata.

Por ello el técnico considera que pueden ser ocupados para los fines para los que fueron proyectados y para los que cuentan con la correspondiente licencia.

Por el contrario en relación con el centro comercial Salytien, se indica que hay un paño de forjado ejecutado con posterioridad a la ejecución del edificio y que cierra el hueco de la escalera que unía el local ocupado por una iglesia con el sótano bajo la misma.

Es por ello que considera que puede abrir para la actividad comercial con la excepción del local que es utilizado como iglesia evangelista "en tanto en cuanto no se repare parte del forjado sobre el que se asienta".

En cuanto al centro comercial Playa Shop, el informe técnico indica que no puede ser ocupado para fines comerciales sin que corran riesgo las personas y advierte de que no se puede entrar al mismo para recoger los enseres y pertenencias en tanto no se tomen medidas de afianzamiento de la estructura y que así lo certifique un técnico competente.

El Ayuntamiento de Adeje requiere a los centros comerciales Ocean Center, Bora Bora y Salytien que aporten en el plazo de dos meses un certificado de estabilidad estructural y otros tres meses para entregar proyectos de mejora, y que en su caso se reparen los defectos estructurales y de obra civil detectados en el informe técnico.

El consistorio advierte a las comunidades de propietarios de estos tres centros comerciales de que incumplir esta orden podría motivar la emisión de multas coercitivas además de un cese de actividad "si hubiera incertidumbre en la seguridad". 

Comienza la investigación del accidente de Adeje