La prensa internacional con la mirada puesta en la crisis de Cataluña

El diario reconoce que Rajoy actúa con la ley en la mano y que Cataluña no tiene ningún derecho a la independencia desde el punto de vista jurídico, pero estima que "tener razón y actuar de forma correcta son dos cosas diferentes".


Editoriales y artículos de opinión en algunos de los principales medios alemanes alertan del choque de trenes en Cataluña tras la declaración unilateral de independencia y advierten de los riesgos para el futuro, con la paz social como víctima.

El artículo principal del diario alemán "Frankfurter Allgemeine Zeitung" ("FAZ"), firmado por el director de información internacional, Klaus-Dieter Frankenberger, ve a España "al borde del abismo" y acusa a los independentistas catalanes de haber llevado el conflicto al extremo.

No obstante, advierte también a Madrid de que "recuperarlos será la tarea más dura a la que se ha enfrentado la España moderna", ya que, como señaló la declaración de independencia de EEUU, un gobierno ejerce su poder "con el consentimiento de los gobernados".

El diario conservador resume con tres palabras -"Golpe, contragolpe y colisión"- lo ocurrido, avisa de que "se tambalean las bases del Estado" y tacha de "caricatura" que los secesionistas presenten a España como una tiranía.
Lamenta además que no haya habido diálogo en el marco del orden constitucional.

El "Süddeutsche Zeitung" también dedica uno de sus principales artículos de opinión a Cataluña, en el que el subdirector de internacional, Stefan Ulrich, describe el conflicto catalán como "un duelo del oeste" en el que han disparado sus armas Rajoy y el presidente del Gobierno catalán Carles Puigdemont.

"Ya hay un cadáver: la paz interna en el país", señala, convencido de que el conflicto no se resolverá a través de un duelo.

El diario reconoce que Rajoy actúa con la ley en la mano y que Cataluña no tiene ningún derecho a la independencia desde el punto de vista jurídico, pero estima que "tener razón y actuar de forma correcta son dos cosas diferentes".

Según el artículo, las ofertas de diálogo y las señales conciliadoras desde Madrid llegaron "demasiado tarde" y será difícil encauzar el conflicto: "lo siguiente pueden ser detenciones, huelgas, boicots, protestas masivas e incluso violencia; y es incierto si nuevas elecciones en Cataluña pueden cambiar algo en los rígidos frentes".
El semanario "Der Spiegel", hoy en los kioscos, publica por su parte una entrevista con el escritor español Antonio Muñoz Molina, quien acusa a los movimientos nacionalistas de reinterpretar la historia y ve "asqueroso" que se compare la España actual con el régimen franquista.
La prensa francesa
La prensa francesa se muestra hoy crítica en sus editoriales con la declaración de independencia del Parlamento catalán y preocupada por la situación que podría derivar en violencia.
El más duro con el independentismo es el diario conservador "Le Figaro", que titula "Viaje a lo absurdo" y denuncia que el hecho de que España haya caído en "la peor crisis política de su historia desde hace décadas" es lo que querían "los extremistas de la ruptura" que "no han dejado de hacer la política de lo peor".

"Lo más aberrante en esta historia -afirma- es que una franja radical pueda llevar al absurdo a siete millones de europeos. Que pueda tomar como rehén a una gran parte de la población y sin duda al mismo presidente catalán, superado por los acontecimientos, apostando por la emoción con acentos populistas y sectarios y menospreciando cualquier realidad".
El periódico de izquierdas "Libération" considera que con lo ocurrido ayer son "los más radicales de los independentistas los que han ganado, al precipitar a España en el caos".
Advierte que después de que se haya impuesto la pasión, "no se ve cómo se puede evitar el peor escenario. En primer lugar porque los mismos catalanes están divididos. (...) También porque el jefe del Gobierno español está decidido a no ceder nada, apoyado por las principales capitales europeas y por los dirigentes de la UE".
"Libération" previene que con el dispositivo adoptado para asumir los poderes autonómicos, el presidente del Ejecutivo español, "Mariano Rajoy se embarca en un proceso complejo que corre el riesgo de llevarle al uso de la fuerza".
El diario popular "Le Parisien" coloca la crisis catalana en el contexto europeo y se queja de que la Unión no haya actuado ni se haya posicionado frente al pulso que se desarrollaba delante de las cámaras entre Rajoy y el presidente catalán, Carles Puigdemont.
Critica que las instituciones europeas "no hayan tomado en serio estas veleidades separatistas que se manifiestan desde hace años y que vienen a perturbar ahora una España que acababa de restablecerse y de recuperarse económicamente".