Angela Merkel a por su cuarto mandato

El 76 % de los alemanes considera que los comicios generales de septiembre ya están decididos a favor de la unión conservadora de la canciller, Angela Merkel, y sólo el 19 % piensa que los socialdemócratas de su rival, Martin Schulz, podrían convertirse todavía en la fuerza más votada. 

En mayo un 30 % de los encuestados creía todavía en un triunfo del Partido Socialdemócrata (SPD), entre ellos un 39 % de votantes socialdemócratas frente a sólo el 25 % en el actual sondeo.

Según la encuesta, efectuada por el instituto demoscópico Forsa y difundida por el semanario "Stern" y la cadena de televisión RTL, tan sólo el 35 % de los encuestados cree que la sociedad quiere un cambio de gobierno, frente a un 40 % en mayo e incluso un 59 % en marzo.

Así, a poco más de cuatro semanas para las elecciones el 24 de septiembre, en las que Merkel aspira a un cuarto mandato, la mayoría, -el 60 %- considera que los alemanes no quieren cambios al frente del ejecutivo.

En tanto, el 25 % de los encuestados prefiere una reedición de la actual coalición, integrada por el bloque conservador formado por la Unión Cristianodemócrata (CDU) y su ala bávara, la Unión Socialcristiana (CSU), y los socialdemócratas del SPD, único porcentaje que se mantienen desde mayo.


Esta gran coalición la defienden principalmente los votantes conservadores -el 38 %- y los socialdemócratas -el 33 %-.

A pesar de que una coalición como la de la segunda legislatura de Merkel, entre la CDU/CSU y los liberales del FDP, sería factible, sólo el 19 % preferiría un gobierno integrado por estos partidos, lo que supone 4 puntos menos respecto a mayo.

Un 10 % se mostró a favor de una alianza entre conservadores liberales y verdes -3 puntos más-, mientras que el 16 % vería con buenos ojos una coalición roji-roji-verde de socialdemócratas, La Izquierda (aglutinadora de poscomunistas y disidentes del SPD) y verdes, frente al 11 % de mayo.

Por otra parte, el SPD recupera un punto en intención de voto respecto a la semana pasada hasta el 24 %, el mejor nivel en casi tres meses, mientras que la unión de CDU/CSU pierde un punto, aunque sigue liderando con el 38 % y 14 puntos de diferencia respecto a los socialdemócratas.

En tanto, la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) avanza un punto hasta el 9 % que tenía en abril, mientras que La Izquierda se mantiene asimismo en el 9 % y el FDP -que en los comicios de 2013 quedó fuera del arco parlamentario al no superar la barrera del 5 % necesario- se sitúa al igual que la semana pasada en el 8 % en intención de voto.

Los verdes pierden un punto hasta el 7 %, lo que los convertiría en la fuerza menos votada que accede al Bundestag, la cámara baja del Parlamento alemán.

En cuanto a popularidad, la canciller perdió un punto y su rival socialdemócrata sumó uno, por lo que Merkel encabeza el sondeo con 27 puntos más que Schulz.

Así, si se pudiera elegir directamente al jefe del Gobierno, el 50 % de los votantes se decantaría por Merkel, frente al 23 % que lo haría por Schulz.

Por otra parte, cae en dos puntos, hasta el 24 %, el número de personas que no quieren o no saben todavía si acudirán a las urnas.

La abstención se situó en los comicios generales de 2013 en el 28,5 %.