Nuevo Kia Niro: la importancia de los pequeños cambios

Kia ha introducido a las versiones híbrida e híbrida enchufable (PHEV) del Niro una serie de mejoras exteriores e interiores con las que este crossover ofrece una imagen más moderna y de más calidad, con las que aspira a liderar su segmento.

    
Un recorrido entre Madrid y Segovia nos ha permitido sentarnos al volante del que es el cuarto modelo más vendido de la gama de la surcoreana Kia en España.
El Niro que se lanzó en el mercado nacional en 2016 (acumula desde entonces 17.000 unidades matriculadas) mantiene sus medidas: 4,35 metros de largo, 1,54 metros de alto y 1,80 metros de ancho. 
    
El maletero sigue siendo de 410 litros en la versión híbrida (ampliables hasta 1.408 litros con los asientos abatidos), que en la híbrida enchufable se reducen en 86 litros por el mayor espacio que ocupa la batería de ion-litio bajo el suelo del maletero.

Kia Niro

Parte trasera del nuevo Kia Niro | EFE/Foto cedida por Kia

    
Tampoco cambia la motorización gasolina atmosférica (sin turbo) 1.6 de 105 CV, que en el híbrido suma otra eléctrico de 43,5 CV y en el híbrido enchufable de 60,5 CV.
En ambos casos la potencia máxima conjunta es de 141 CV, que están gestionados por una caja automática de doble embrague (DCT) de seis marchas. 
    
La batería del PHEV (se puede recargar en una toma rápida en algo más de dos horas) tiene una potencia de 59 kW, lo que permite recorrer una distancia máxima de entre 49 y 58 kilómetros con el motor de gasolina apagado. La del híbrido es de 42 kW y gracias a ella se puede circular entre 1 y 3 kilómetros.
    
Para aumentar la autonomía en marcha, el nuevo Niro incorpora ahora las levas en el volante del eléctrico e-Niro, con las que aumentar la recuperación de la energía que pierde un vehículo cuando se frena y alimentar así la batería en el modo Eco.
    
Su uso es muy fácil y cómodo (con la leva de la izquierda se acciona la frenada regenerativa cuando bajamos una pendiente; y con la derecha se desactiva).
Si se opta por el modo de conducción Sport (se acciona desde la palanca de cambios), las levas sirven para subir y bajar de velocidad de manera secuencial. 
    
Otra de las principales novedades en cuanto a confort del nuevo Niro es que el freno de estacionamiento ya no se acciona con el pie, es eléctrico, lo que le da una mayor sensación de modernidad y calidad al vehículo.
    
Interior
Siguiendo por el interior, los materiales de la parte de arriba del salpicadero han mejorado y son más agradables al tacto, y la pantalla central del sistema de navegación y entretenimiento puede ser de hasta 10,25 pulgadas (la de serie es de 8), lo que ha obligado a reubicar los mandos de climatización centrales. 
interior kia niro

Interior del nuevo Kia Niro | EFE/Foto cedida por Kia

El cuadro de relojes está formado por una pantalla digital que puede medir entre 4 y siete pulgadas, dependiendo de la terminación (Concept, Drive y Emotion); y hay luz interior personalizable.
    
La actualización del Niro asimismo le permite recibir la conectividad UVO introducida en el Kia eléctrico e-Soul. Mediante una aplicación el conductor puede recibir información en un dispositivo móvil sobre el nivel de carga de la batería, si el coche está abierto o alguna luz encendida, geolocalizarlo o conocer notificaciones del servicio técnico.
    
En paralelo, puede enviar al navegador una dirección que haya buscado en el ordenador de casa o del trabajo.
    
Exteriormente, los cambios se centran principalmente en los paragolpes delantero y trasero, en los que cambia la forma de la iluminación diurna (ahora es de doble punta de flecha); en los faros (han sido rediseñados) y en la parrilla frontal, que es más moderna.
    
En definitiva, los nuevo Niro híbrido (desde 27.500 euros sin descuentos) e híbrido enchufable (desde 35.800 euros) han mejorado notablemente en diseño interior y exterior, lo que les hace más atractivos visualmente.
Sus etiquetas ECO (del híbrido) y Cero emisiones (del PHEV) les convierten en las mejores opciones para librarse de las restricciones en el acceso a las grandes ciudades. 
    
Por si esto fuera poco su caja de marchas les aporta un mayor agrado de conducción frente a las de variador continuo (más ruidosas) de la competencia, a la que también vencen en cobertura de la garantía: hasta siete años.
Una mejora que podría hacer aún más completas a las versiones del Niro analizadas sería la posibilidad de poderlas elegir con un motor de mayor potencia para los que viajan frecuentemente y a ritmos alegres.