Montañés cree que la entrada que le lesionó “era de tarjeta roja”

Paco Montañés lo tiene claro. La entrada de Grego Sierra (Numancia) que le provocó un grave esguince en el tobillo que le tendrá tres meses sin jugar “era de tarjeta roja”, aunque el árbitro Cuadra Fernández no pitara ni falta. “Es una jugada que tiene poca explicación. Cuando recibí la entrada, pensé que le iba a sacar la roja, ya que sentí cómo venía por detrás y me daba una patada bastante fuerte”, explicó.

El jugador del CD Tenerife lamenta que el árbitro no pitara falta y espera volver “antes de tres meses”

El centrocampista blanquiazul cree que “el impacto es fuerte”, pero admite que las consecuencias son mayores “porque tengo la mala suerte de que me coge con el pie apoyado y, en esos casos, las lesiones son algo más graves”. “Fue muy doloroso. Nada más recibir el golpe, se me durmió la zona y tenía mucho dolor. Enseguida me di cuenta de que era algo malo y me fue imposible seguir en el campo”, agregó.

Montañés no entiende como Cuadra Fernández no pitó ni falta. “Me han comentado mis compañeros que fue una entrada tan dura que todos se quedaron parados porque pensaba que iba a pitar falta. El propio Aitor Sanz me dijo que iba un poco cabreado, porque no había pitado nada y, al final, la acción deriva en su expulsión”, después de que el capitán del Tenerife arrollara a un rival.

Apoyado en dos muletas, el centrocampista blanquiazul admitió en rueda de prensa que “las primeras horas son las peores, sobre todo psicológicamente. Estoy un poco fastidiado, pero ahora no puedo hacer nada más que ir a los entrenamientos para ver a los compañeros y hacer grupo. No sé el tiempo que tardaré en reaparecer, pero espero que sea el menor posible, menos de tres meses”.

Montañés agradeció el apoyo de “unos compañeros geniales, así como el técnico, que han estado dándome ánimos... y yo vengo a a verlos para estar más alegre”. Finalmente, el jugador del Tenerife apuntó que Grego Sierra contactó con él a través de un excompañero del Levante. “Me pidió disculpas y todos sabemos que son circunstancias que pasan en el campo porque entre futbolistas no queremos hacernos daño”.